Sobre la 'Carta abierta a Meritxell Batet: por un pleno telemático', firmada por Bal y Espejo

Ciudadanos entenderá que la presidenta del Congreso no puede adoptar decisiones que no se ajusten al Reglamento. Tampoco debe contravenir los acuerdos adoptados en la Junta de Portavoces

Foto: Vista general del hemiciclo del Congreso de los Diputados. (EFE)
Vista general del hemiciclo del Congreso de los Diputados. (EFE)

Los diputados socialistas compartimos el dolor por los momentos difíciles que atraviesa la sociedad española, como no podía ser de otra manera. Compartimos asimismo la admiración por el comportamiento de la inmensa mayoría de nuestros conciudadanos ante tanto sufrimiento, así como la solidaridad para con todos los afectados por la pandemia del Covid-19.

Agradecemos el apoyo expresado por el Grupo Ciudadanos a las principales decisiones adoptadas por el Gobierno de España para hacer frente a esta situación crítica. Efectivamente, a este enemigo tenemos que combatirlo unidos.

Estamos de acuerdo también en que la actividad parlamentaria debe restringirse al máximo, en coherencia con lo que estamos requiriendo del resto de la sociedad española.

De hecho, entendemos que ya se está haciendo así. El trabajo del Congreso y del Senado se ha suspendido en su mayor parte. Comisiones, ponencias y grupos de trabajo han dejado de actuar. Los plazos para presentar enmiendas a las iniciativas legales se han paralizado.

El único pleno celebrado desde la entrada en vigor del estado de alarma tuvo lugar en condiciones muy restrictivas, con pocos diputados en representación de los grupos que decidieron acudir, con estrictas medidas de distanciamiento personal e higiene.

Sobre la 'Carta abierta a Meritxell Batet: por un pleno telemático', firmada por Bal y Espejo

El pleno que tendrá lugar el próximo 25 de marzo es importante, efectivamente. Se someten a convalidación cinco reales decretos leyes, que afectan a la vida de muchas personas. Tres de ellos, además, recogen medidas urgentes y extraordinarias para hacer frente al Covid-19 y sus efectos.

Entendemos que las medidas excepcionales que se han adoptado en la Mesa y en la Junta de Portavoces contribuyen a compatibilizar bien el desarrollo del pleno, conforme a las normas vigentes, y la garantía de la salud de los participantes, sean diputados o sean trabajadores de la Cámara.

Se ha habilitado el voto por vía telemática para todos los diputados que lo han solicitado, haciendo para ello una interpretación muy flexible del Reglamento del Congreso. Gracias a esta medida, por ejemplo, más del 90% de los diputados del Grupo Socialista seguirán el pleno y participarán en las votaciones desde sus propias casas. Tan solo acudiremos presencialmente al hemiciclo algunos de los diputados que hemos de intervenir en los debates, y que ya nos encontramos en Madrid.

Las formas son importantes en democracia, y hemos de proporcionar todas las garantías jurídicas a las decisiones que adoptemos en ese pleno

El Reglamento del Congreso puede interpretarse de manera flexible. Es lo que se está haciendo, de hecho. Pero las formas son importantes en democracia, y hemos de proporcionar todas las garantías jurídicas a las decisiones que adoptemos en ese pleno, incluso en estas circunstancias excepcionales. En este sentido, el articulo 70.2 de nuestro Reglamento vigente es muy claro: “Los discursos se pronunciarán personalmente y de viva voz. El orador podrá hacer uso de la palabra desde la tribuna o desde el escaño”.

Hemos de recordar, asimismo, cómo la Mesa del Parlament de Cataluña descartó hace pocas fechas la celebración de “plenos a distancia”, por razones de seguridad jurídica también. Una reciente sentencia del Tribunal Constitucional, referida precisamente a determinadas resoluciones del presidente de este mismo Parlament, establece que “para que la voluntad de la Cámara se pueda formar debidamente, es preciso que los parlamentarios se encuentren reunidos de forma presencial, pues solo de este modo se garantiza que puedan ser tomados en consideración aspectos que únicamente pueden percibirse a través del contacto personal” (sentencia 19/2019, de 12 de febrero).

Tan solo acudiremos presencialmente al hemiciclo algunos de los diputados que hemos de intervenir en los debates y ya nos encontramos en Madrid

Los diputados de Ciudadanos entenderán que la presidenta del Congreso no puede adoptar decisiones que no se ajusten al Reglamento. Tampoco debe contravenir los acuerdos adoptados en la Junta de Portavoces del Congreso. Incluso una eventual reforma rápida del Reglamento podría ser invalidada por el Tribunal Constitucional, a juzgar por la sentencia mencionada.

En consecuencia, el próximo día 25 la gran mayoría de los diputados seguirán el pleno por vía telemática, conforme a lo acordado en Junta de Portavoces, con seguridad jurídica. Y unos pocos diputados, entre los que me encuentro, acudiremos presencialmente a nuestro lugar habitual de trabajo, con las garantías de distanciamiento e higiene establecidas.

Cumpliremos con nuestro deber, al igual que en estos mismos días hacen muchos profesionales de la sanidad, de las fuerzas y cuerpos de seguridad, del transporte, de la alimentación... Conforme a las indicaciones de las autoridades sanitarias. Porque en estos días hay una prioridad sobre todas las demás: vencer al virus.

*Rafael Simancas, diputado socialista.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios