Es urgente el cambio y regeneración del Colegio de Médicos Madrid
  1. España
  2. Tribuna
Tribuna EC13

Tribuna

Por

Es urgente el cambio y regeneración del Colegio de Médicos Madrid

Mi objetivo es dar carpetazo a una etapa de gestión nefasta en el Colegio, que ha supuesto un deterioro en el servicio a los facultativos, la auténtica razón de ser de esta institución

placeholder Foto: Varios médicos residentes se manifiestan por la Gran Vía de Madrid. (EFE)
Varios médicos residentes se manifiestan por la Gran Vía de Madrid. (EFE)

El jueves día 17 de septiembre se celebran las elecciones a la presidencia del Colegio de Médicos de Madrid. Una institución creada allá por 1894 por y para la unión de los médicos, la protección y defensa en el ejercicio de la profesión, incluidos los aspectos laborales y económicos de la misma. Hoy esta institución no cumple los propósitos de su existencia.

La pandemia que vivimos y sufrimos pone además de manifiesto esta grave situación y aumenta el desánimo y la decepción entre los colegiados, porque el Colegio ha perdido competencias, liderazgo de opinión, eficacia y representatividad ante la sociedad y las instituciones.

¿Por qué y para qué pagamos una cuota obligatoria? Es una pregunta que todos los médicos nos hacemos, en mi caso, tras casi 40 años de ejercicio profesional. Es obvio que las cuotas no deben representar un gasto, sino una inversión que revierta al máximo en beneficio de los colegiados, pero tengo la fundada sospecha de que hoy, mediante esas cuotas, el Colegio de Médicos de Madrid resulta más un sustancioso negocio para lo que están ahora que una institución de servicios para el resto de los colegiados.

Nos resistimos a seguir con una institución obsoleta, con candidaturas continuistas, lastradas por cargos, compromisos y prebendas diversas

Un colegio profesional es necesario, pero no queremos, y nos resistimos a seguir con más de lo mismo, una institución obsoleta que no ha sabido adaptarse a los cambios sociales y tecnológicos del siglo XXI, con candidaturas continuistas, lastradas por cargos, compromisos y prebendas diversas, y una estructura funcionarial abigarrada, que actúa sin una gestión eficiente (gasto/beneficio) pero de la que hay que reconocer el trabajo diario de los cerca de cuarenta empleados que lo atienden.

El Colegio debe abrir sus puertas a todos los médicos, colegiados y asociaciones, sin distinción, independiente de su actividad, ha de velar por el ejercicio de la buena frente a la mala Medicina. Deben recuperarse los registros de medicinas complementarias, útiles a los pacientes, como psicoterapeutas, emergencias, acupuntura, homeópatas y medicina holística, etc., etc., para que la población tenga información adecuada cuando lo solicitan.

Hemos diseñado un programa de actuación con objetivos sencillos, claros, concretos y siempre de consenso, en el plano económico y profesional

Mi objetivo, por tanto, es dar carpetazo a una etapa de gestión nefasta en el Colegio, que ha supuesto un deterioro en el servicio a los facultativos, la auténtica razón de ser de esta institución. Para ello, hemos diseñado un programa de actuación con objetivos sencillos, claros, concretos y siempre de consenso, en el plano económico y en el profesional, lejos de los protagonismos personales.

Esta gestión solo es posible con una candidatura que sea verdaderamente independiente, como la nuestra, para poder tomar las decisiones necesarias sin compromiso alguno, más que el beneficio de los colegiados.

Hemos establecido una estrategia de gestión del Colegio a partir de tres sólidos pilares: Un Área de Servicios, un Área de Representación y un Área de Opinión.

El primero, el Área de Servicios, es prioritario. Nuestro objetivo es que la cobertura al asociado se extienda no solo a los asuntos jurídicos, laborales o fiscales, sino también a áreas de previsión, los seguros colectivos, así como la atención al médico jubilado.

La lucha contra el intrusismo y la competencia desleal es prioritaria, porque la profesión ha sufrido en los últimos años por esta práctica tan perjudicial

El segundo gran eje de nuestra estrategia es el Área de Representación. Nuestra filosofía es la defensa y promoción de la imagen profesional justa en la sociedad, implicando en su actuación y actividades a las entidades e instituciones tanto públicas como privadas. La lucha contra el intrusismo y la competencia desleal es prioritaria para nosotros, porque la profesión ha sufrido en los últimos años por esta práctica tan perjudicial para el colectivo de médicos.

El tercer gran eje de nuestra candidatura es el Área de Opinión. Queremos convertir al Colegio en un líder de opinión, un referente en materia sociosanitaria y de salud, en un clima de máximo consenso de todas las tendencias y opiniones. El Colegio tiene que erigirse en centro de debate en los sucesos médicos en temas emergentes y de cambio que van surgiendo en la profesión. Para ello vamos a desplegar amplio abanico de acciones, como eventos, seminarios, debates, convenios de colaboración y promoción de los intercambios de formación internacionales.

Nuestra candidatura va a desplegar una triple garantía para los asociados en cada una de las iniciativas que acometamos. Todas las acciones que afrontemos deberán ser no solo beneficiosas, sino también eficaces y eficientes.

Este ideario supone el triple compromiso de no malgastar el dinero, el cumplimiento de las propuestas y una eficaz gestión de soluciones

Este ideario supone el triple compromiso de no malgastar el dinero de los colegiados, el cumplimiento de las propuestas y una eficaz gestión de soluciones ante cualquier contingencia.

Para complementar lo anterior y dar agilidad a la gestión, vamos a implantar un sistema de participación democrática mediante el uso de todos los medios telemáticos necesarios, que ayude a la toma de decisiones que deban ser colegiadas, y promoveremos la 'accountability' o rendición de cuentas, en su sentido más amplio, para que criterios, decisiones y acciones sean accesibles en todo momento para el colegiado.,

Hemos configurado una candidatura de profesionales independientes procedentes de distintas especialidades del ejercicio profesional con los que pretendemos devolver el protagonismo perdido a los miembros del colegio, a los profesionales que cuidan de la salud de los madrileños.

Este momento es para los médicos un desafío sin precedentes, de los que ponen a prueba la capacidad, el temple y la utilidad de la labor médica

En mi caso, como médico especialista en Urología y Andrología y académico correspondiente de la Academia Nacional de Medicina, he trabajado tanto en España como en el extranjero, en la medicina pública y no pública, en la Universidad y en la empresa privada, y desde hace más de 15 años comparto mi trabajo en clínica urológica con mi laboratorio de investigación biotecnológica.

Este momento es para los médicos un desafío sin precedentes, de los que ponen a prueba la capacidad, el temple y la utilidad de la labor médica para todos los ciudadanos, y por eso me siento llamado a dar una respuesta, a ofrecer esos conocimientos, dinámicas y forma de trabajar, que he atesorado a lo largo de toda mi vida profesional, a otros profesionales y compañeros que ejercen su actividad en Madrid. Ellos son los que merecen un órgano que les respalde, ampare y dé a conocer su opinión en estos tiempos tan convulsos.

placeholder

*Juan Ruiz de Burgos, candidato a las elecciones del Colegio de Médicos de Madrid.

Médicos