La importancia de construir los cuidados de las personas mayores del siglo XXI
  1. España
  2. Tribuna
Tribuna EC14

Tribuna

Por

La importancia de construir los cuidados de las personas mayores del siglo XXI

El sector del cuidado de los mayores ha hecho una reflexión colectiva tras el covid-19 para aumentar las capacidades médicas y asistenciales en los centros

placeholder Foto:

Lo peor de la pandemia parece haber pasado, pero no debemos olvidar todo lo que hemos aprendido. Cuando nos disponemos a descansar tras los sucesivos brotes y con la tranquilidad de los avances en vacunación, hay razones y motivos por los que seguir manteniendo algunas medidas que nos permitan mantener el control de la situación sanitaria.

Las residencias de mayores ansiaban volver a la normalidad. Han sido muy castigadas durante la crisis, pero, por fin, podemos mirar al horizonte con optimismo, aunque sin complacencia. Todas las residencias del país se encuentran inmunizadas y, aunque no debemos bajar la guardia, los mayores podrán disfrutar del verano. Las salidas y entradas a las residencias están permitidas, los mayores van retomando sus costumbres, las actividades grupales vuelven a realizarse y el ruido y las conversaciones tan típicas en los centros vuelven a escucharse a diario por los pasillos y salones.

Toda esta normalidad se va recobrando a la vez que los centros se adaptan y el cuidado de los mayores se transforma. Sin duda, tras el paso del covid-19, las residencias de mayores han sido uno de los lugares que más han cambiado. Si bien nunca han sido centros para curar, sino los lugares en que se cuida y en que viven las personas mayores con niveles altos de dependencia, el sector ha hecho una reflexión colectiva para aumentar las capacidades médicas y asistenciales en los centros.

"El ruido y las conversaciones tan típicas en los centros de mayores vuelven a escucharse a diario por los pasillos y salones"

En Sanitas, hemos reflexionado sobre cómo ha de ser el cuidado de los mayores en el siglo XXI y estamos convencidos de que consiste en dar respuesta a las necesidades personalizadas, muy distintas entre sí, de cada persona y de su familia. Para ello, debemos ofrecer cuidados profesionales y especializados a los grandes dependientes. Además, deben estar equipadas para que actúen como 'hubs' desde los que prestar una gran variedad de servicios profesionales a domicilio, capaces de ofrecer diversos grados de soporte en función de cada persona. Seremos capaces de llegar más lejos trascendiendo los muros de las residencias. Los cuidados de los mayores del siglo XXI deben ser: personalizados, muy profesionales, soportados por nuestras capacidades digitales, con contenido médico y asistencial importante y facilitados por la cobertura aseguradora.

Por otro lado, cada vez contamos con una esperanza de vida mayor, y llegamos a edades avanzadas en mejor estado de salud, y, por ello, el sector residencial debe ir más allá. Se deben ofrecer opciones para aquellos que desean continuar viviendo en sus domicilios con algún apoyo, y ofrecer consejo experto y cuidados profesionales en casa del mayor. La emergencia sanitaria nos ha puesto a prueba y hemos derribado barreras o dudas en torno a este tipo de servicios. La salud digital es ya hoy una realidad que ha permitido que mucha gente continuase cuidando su salud a pesar del confinamiento. En Sanitas, por ejemplo, hemos avanzado en los cuidados a domicilio. Un equipo de profesionales de las residencias puede ya hacer un diagnóstico, recomendar un plan de cuidados y necesidades y utilizar las herramientas digitales para su seguimiento. Supervisar el estado del mayor está ahora al alcance de cualquier persona en su casa.

"La salud digital es ya hoy una realidad que ha permitido que mucha gente continuase cuidando su salud a pesar del confinamiento"

Creemos que las residencias son un servicio fundamental para estadios avanzados de dependencia derivada de enfermedades muy duras como el alzhéimer. Por ello, se debe aumentar la presencia del cuidado asistencial en los centros gracias al uso de la tecnología, debemos buscar soluciones como el acceso a consultas digitales con médico 24 horas. El camino está siendo difícil, el trabajo muy duro y las pérdidas irremplazables. Pero hemos de mirar al futuro con optimismo por lo aprendido y poniendo en valor, algo que en el pasado dábamos por sentado, la importancia de la salud.

No podemos olvidar que el covid-19 sigue en la sociedad. Cada día, en todo el mundo, se siguen contabilizando contagios, pero debemos destacar que cada día somos más fuertes. Este año ha supuesto un reto, pero nos ha dejado grandes lecciones, los mayores se han enfrentado a lo largo de sus vidas a situaciones complejas, pero es en esta donde han mostrado su fuerza, valentía y tesón. Ellos ya cuidaron de nosotros, ahora nos toca a nosotros asegurarnos de que su salud y su calidad de vida son las mejores posibles.

*Iñaki Peralta es consejero delegado de Sanitas.

Sector residencial