Es noticia
El poder de las ideas
  1. España
  2. Tribuna
TribunaEC14

Tribuna

Por

El poder de las ideas

Los debates han girado en torno a los cinco grandes ejes de las ideas del centro derecha: libertad, nación, Estado de derecho, libre mercado e igualdad de oportunidades

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, en Valencia. (David Mudarra)
El líder del PP, Pablo Casado, en Valencia. (David Mudarra)

Es falsa en política la dicotomía entre la gestión y las ideas: ambas son imprescindibles para la buena política, la que resuelve los problemas de los ciudadanos y contribuye al progreso de las sociedades. Y en esa convicción puso en marcha Pablo Casado el pasado mes de febrero la convención nacional que ayer culminó en Valencia su segunda etapa: un profundo proceso de reflexión y análisis con una amplia participación de la sociedad civil para diseñar y fortalecer el plan reformista del Partido Popular.

Más de cuatrocientos analistas y expertos y alrededor de cien organizaciones cívicas han intervenido en las cincuenta mesas de debate que se han celebrado en estos meses. A ellos se han sumado los 75 intelectuales y líderes políticos internacionales que han participado en la convención itinerante de esta última semana, desde Santiago de Compostela hasta Valencia. Hemos visto un entusiasmo genuino en los debates, ganas de participar y aportar, una gran preocupación por las consecuencias del Gobierno de Sánchez para nuestro país, y una fuerte convicción de que es necesaria una alternativa del centro derecha para gobernar España. Y hemos asistido a una nueva muestra de un cambio muy significativo de los últimos años: la izquierda ha perdido el liderazgo en la batalla de las ideas. Lo vimos en primer lugar en las redes sociales, lo vemos ahora en los debates culturales y sociales, en los 'think tanks', en el periodismo, en la participación en esta convención.

Hemos visto un entusiasmo genuino en los debates, ganas de participar y aportar

Los debates han girado en torno a los cinco grandes ejes de las ideas del centro derecha: libertad, nación, Estado de derecho, libre mercado e igualdad de oportunidades. La libertad, principio fundamental del centro derecha, ha suscitado un enorme consenso frente a las preocupantes corrientes identitarias y populistas que afectan a todas las democracias. Y frente a regímenes autoritarios como el venezolano o el cubano que son justificados y apoyados por la izquierda española. Y ha llevado a Mario Vargas Llosa a anunciar durante la convención que votará al PP.

La unidad nacional es otro principio fundamental del centro derecha, especialmente relevante en un país como el nuestro sometido al cuestionamiento permanente de los nacionalismos étnicos y excluyentes, y ahora con los pactos del Gobierno de Sánchez con los independentistas y con Bildu. Unidad nacional y Estado autonómico en una España abierta y europeísta, con un fuerte patriotismo constitucional, y construida sobre una memoria auténticamente democrática que rechace por igual todos los totalitarismos, también los comunistas que la izquierda española se niega a condenar.

Foto: El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea (i) y su portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra. (EFE)

No hay democracia fuerte sin Estado de derecho, sin separación de poderes, sin instituciones fuertes, sin independencia judicial, y este eje ha constituido otra parte central de los trabajos de la convención, en un momento en que la izquierda gobernante ha establecido preocupantes debates entre democracia y Justicia, con indultos concedidos en contra del criterio del Supremo, y se niega a seguir las peticiones del Consejo de Europa o de la Comisión Europea para que los jueces elijan a los jueces. El libre mercado y la propiedad privada, y la igualdad de oportunidades y el Estado del Bienestar han sido el cuarto y quinto eje de los debates. Frente a una izquierda que desconfía del libre mercado y le pone trabas, la convicción de que el progreso solo es compatible con el libre mercado. Y también con un Estado del Bienestar que asegure igualdad de oportunidades y bienestar, en educación, en sanidad, en pensiones.

La convención acabará en la Moncloa cuando el PP gane las elecciones y Pablo Casado sea presidente, han dicho algunos líderes en los debates de la última semana. Y es que, en política, las ideas alcanzan todo su poder transformador cuando se ponen en práctica desde las instituciones. El lleno de la emblemática plaza de toros de Valencia indica que Pablo Casado pronto podrá hacerlo desde el Gobierno de la nación.

Moncloa Santiago de Compostela Estado del bienestar Tribunal Supremo Nacionalismo