Hechos

Estos son los hechos. Y lo contamos con total transparencia, para que no hubiera dudas. Y se pueden comprobar con un par de clics

Foto: Concentración de manteros tras la muerte de Mame Mbaye en Lavapiés. (Daniel Muñoz)
Concentración de manteros tras la muerte de Mame Mbaye en Lavapiés. (Daniel Muñoz)

En un momento en el que se discute de posverdad y noticias 'fake' y en el que, por tanto, la inmediatez aparece a veces como contraria a la rigurosidad, voy a hablar de hechos.

  1. El pasado jueves 15 de marzo un joven senegalés fallece de una parada cardiorrespiratoria en una calle del barrio madrileño de Lavapiés. Las primeras informaciones publicadas en los medios de comunicación sostienen que la parada cardiorrespiratoria se produce durante una persecución policial y citan como fuente a la Jefatura Superior de Policía (o sea a la Policía Nacional). Es fácilmente comprobable: esas informaciones siguen a un par de clics de distancia.

  2. Decenas de personas comienzan a concentrarse en Lavapiés, a la espera de que llegue la comisión judicial que levante el cadáver, como muestra de dolor y sin conocer aún los detalles exactos sobre lo ocurrido, guiados todavía por esas primeras informaciones que antes mencionaba. A las 20:00 se presentan en el lugar del suceso Marta Higueras (Alcaldesa en funciones del Ayuntamiento de Madrid), Jorge García Castaño (Delegado de Economía y Hacienda y concejal del Distrito Centro) y Javier Barbero (Delegado de Salud, Seguridad y Emergencias).

  3. A lo largo de esa misma noche, grupos de personas llegadas de fuera del barrio de Lavapiés provocan intolerables escenas de violencia urbana en las calles del barrio. El coste de los destrozos supera los 100.000 euros, y lo vamos a tener que pagar todos los madrileños.

  4. Mame Mbaye, el joven fallecido, llevaba 14 años residiendo en España sin papeles, excluido del reconocimiento institucional. Era, por tanto, un vecino madrileño sin derechos formales. La Ley de Extranjería y el marco legislativo no solo no solucionan el problema de las personas migrantes sin papeles, si no que las condena a la exclusión, al miedo de ser encerrado en un CIE en el que, como en Aluche, se encierra a personas que no han cometido delito alguno. Urge, por tanto, que todas las administraciones públicas nos hagamos cargo de la situación. Desde el Ayuntamiento de Madrid estamos trabajando en una Tarjeta de Vecindad que permita a todos los vecinos de la ciudad ejercer los derechos humanos que son inherentes a todas las personas independientemente de su condición administrativa

Disturbios en Lavapiés. (EFE)
Disturbios en Lavapiés. (EFE)

La mañana siguiente el equipo de gobierno, con todos los informes y datos recopilados, da una rueda de prensa para explicar al pueblo de Madrid lo que ocurrió. Con rigurosidad y tranquilidad. Y esto era que efectivamente a Mame Mbaye no le perseguía la policía municipal en el momento de sufrir un infarto; que unos 15 minutos antes estaba en Sol donde hubo un dispositivo policial contra la venta ambulante; que efectivamente dos agentes de la Policía Municipal hicieron lo imposible por reanimarle. Y que respaldábamos y felicitábamos la actuación de la Policía Municipal. Y por último, que los destrozos en Lavapiés de la noche de antes eran intolerables y los vecinos del barrio ni desean ni merecen comportamientos violentos en sus calles.

El coste de los destrozos supera los 100.000 euros, y lo vamos a tener que pagar todos los madrileños

Estos son los hechos. Y lo contamos con total transparencia, para que no hubiera dudas. Y se pueden comprobar, de nuevo, con un par de clics.

Estos son los hechos y casi todo lo demás ha sido, desgraciadamente, "política". La política de la descalificación, de la mentira. Del "cuanto mejor peor". Hay quien parece querer que las cosas vayan peor, vislumbrando elecciones, calculando ganancias. Hay también críticas constructivas que escuchamos con interés, tratando de mejorar; porque no somos un gobierno perfecto, y siempre se pueden hacer mejor las cosas. Madrid merece un gobierno y una oposición que estimen a la ciudad, que quieran cuidarla y mejorarla. Nosotros haremos nuestra parte.

Una habitación propia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios