Blockchain es el futuro

En 2015 y en 2016 hemos asistido a una auténtica explosión del desarrollo de las aplicaciones del Blockchain por parte de start-ups y empresas incubadoras

Foto:

Hace unos años, tuve la suerte de conocer a Alex Preukschat, uno de los pioneros en España en el estudio y desarrollo de todo el tema de Bitcoin y Blockchain. Por aquel tiempo, yo ya había tenido mis aventuras con los bitcoins y, pese a no irme del todo mal, sinceramente pensé que no había mucho futuro y que el sistema no dejaría entrar a una divisa electrónica, descentralizada y no controlada por un banco central. Pero lo que jamás imaginé es que, sin embargo, lo realmente interesante y rompedor era la tecnología que estaba detrás. En 2015 y en 2016 hemos asistido a una auténtica explosión del desarrollo de las aplicaciones del Blockchain por parte de start-ups y empresas de las llamadas incubadoras.

Tal es el ruido que se está generando que, hasta los grandes bancos españoles, se están apuntando al carro del desarrollo de planes con Blockchain. Pese a que mi opinión es que responde más a un tema de marketing que a un tema de real involucración del sector, lo que está claro es que se trata de la tecnología del futuro y que veremos mucho desarrollo de la misma en los próximos años.

Bitcoin es un protocolo que mediante un mecanismos de bloques, permite operaciones de usuario a usuario sin necesidad de una tercera parte, banco típicamente, para poder llevarla a cabo. Imaginemos una transferencia de dinero donde haría falta una pasarela de pago. Mediante el uso del Bitcoin, esa tercera pata desaparece. 

El Bitcoin es una criptomoneda que sirve para intercambiar bienes y servicios. Tiene un precio o cotización y destaca por su seguridad y facilidad de intercambio. Pero, nadie la controla. No hay un banco central detrás, puede usarse en cualquier país, es inmediata su transmisibilidad, permite el cambio a euros o dólares, preserva la privacidad al realizar las operaciones, es de tú propiedad al 100% y abaratan los costes al no tener intermediarios. También existen riesgos que, poco a poco, se van resolviendo pero que hay que saber. De un lado, al ser una moneda virtual, no hay un sistema de protección como medio de pago, su valor puede cambiar rápidamente (mayor volatilidad que el Euro o el Dólar), existe el riesgo de utilizarla con fines delictivos y podemos tener ataques de piratas informáticos sobre el monedero virtual.

Cotización del Bitcoin contra el USD. 

Cotización Blockchain
Cotización Blockchain

Pero hoy no toca hablar de Bitocoin pues no es lo importante. Lo realmente interesante y donde tendremos oportunidades de invertir es, sin duda, en la tecnología Blockchain.

La tecnología Blockchain es una red global de ordenadores, que gestionan una gigantesca base de datos abierta al público, y mediante la cual se logra que la información en esa base de datos permanezca inalterable, sin necesidad de que haya ninguna entidad central que la controle. La Blockchain se apoya en una comunidad, en las matemáticas y en la criptografía para mantener la base de datos segura. Lo especial de esta tecnología es que consigue que una base de datos descentralizada consiga ponerse de acuerdo en cuál es la “verdad” o el valor “correcto” en cualquier momento, sin la necesidad de un ente central coordinador como en las bases de datos clásicas.

Aprovechando mi relación con Alex Preukschat, que está ahora en un proyecto llamado BlockLift.com, le he preguntado sobre la materia para intentar entender hacía dónde pueden ir los tiros. Este es un resumen de mi conversación con él. 

¿Tiene alguna relación la Blockchain con Internet?

Desde BlockLift diferenciamos entre dos tipos de Internet. El Internet de la información y el Internet del Valor. El Internet de la información creado sobre estándares abiertos, tal como lo conocemos a día de hoy, que posibilita la libre circulación en todo el planeta de la información y ha facilitado la creación de infinidad de nuevos modelos de negocio desde Google, Facebook o Amazon por mencionar sólo algunos de los más famosos.

El Internet del valor también se ha creado sobre estándares abiertos y está basado en la tecnología Blockchain. De la misma forma que podemos acceder a páginas webs en todo el mundo en el Internet de la Información, en el Internet del valor tenemos una herramienta para compartir valor sin la necesidad de depender de una entidad central.

Por ejemplo en una empresa como PayPal o un banco, las transacciones son digitales, pero nadie puede gastar el mismo dinero que tiene en su cuenta dos veces o más porque el banco se asegura de que todas las transacciones son únicas.

En cambio con la tecnología Blockchain no existe esa entidad central, como un banco, para controlar el doble gasto. Sino que son todos los usuarios de la tecnología Blockchain que se descargan el mismo software a su ordenador o servidor y aseguran que todas las transacciones sean válidas y tengan una copia idéntica de la base de datos a nivel local. La tecnología Blockchain es, por tanto, la unión de la tecnología peer to peer (usuario a usuario) que se utiliza en protocolos como BitTorrent con la criptografía de clave pública.

La Blockchain consigue que un activo o bien digital -que solo se compone de ceros y unos- no sea replicable y que, por lo tanto, sea único dentro del sistema. Por ejemplo si ahora mismo  enviamos un bien digital como una foto digital a tres personas, las tres tendrían la mismo foto y por tanto una copia de la misma tal como le corresponde al Internet de la Información. Con la tecnología Blockchain podemos enviar un bien digital dentro de la base de datos del valor y siempre será única y no replicable. Ese es el motivo de que lo denominemos el Internet del Valor. Si enviamos esa  misma foto digital ya no la tendríamos en una red descentralizada y pasaría a ser propiedad del receptor y lo mismo pasaría con cualquier otro activo digital como una acción, bono o cualquier título estandarizado que quisieramos compartir en este tipo de red.

¿Cuáles son los modelos de negocio que se están explorando con la tecnología Blockchain?

La mayoría de los ejemplos de modelos de negocio que se están desarrollando en la actualidad están en el sector financiero, por la oportunidad y amenaza que supone para las instituciones financieras esta tecnología, pero las aplicaciones posibles son tan grandes como las oportunidades que nos ha brindado el Internet de la Información y, por tanto, depende de la imaginación de las empresas y emprendedores de España.

Por ejemplo, se están intentando “desintermediar” los intermediarios clásicos financieros como cámaras de compensación y liquidación, empresas de mensajería financiera como SWIFT, bolsas de valores usando protocolos descentralizados o el sector de las remesas por mencionar sólo a algunos de los modelos de innovación.

Pero también se están estudiando aplicaciones para la propiedad intelectual, para pagar por el uso de activos digitales de forma automatizada en Internet y rastrear el uso de activos digitales de forma legal. Otro área que se estudia es reinventar el comercio digital con protocolos como OpenBazaar para “desintermediar” a Amazon, eBay o crear redes sociales descentralizadas para que no sean empresas como Facebook o Twitter las que obtengan la información de los usuarios y que se gestione de forma descentralizada, siendo propiedad de todos los usuarios.

En el sector público se están explorando también aplicaciones en el sector de la Sanidad o el Registro de la propiedad por dar dos ejemplos.

Se trata de proyectos en fase experimental (prototipos) y el tiempo dirá qué aplicaciones son las más atractivas. En ese sentido, estamos en una fase muy inicial que se podría comparar con el Internet de la información de 1995. Es muy difícil imaginarse cómo podría cambiar nuestro mundo, pero la referencia la tenemos en el Internet de la Información y la ingente movilización de información que ha posibilitado, cambiando nuestras vidas.

Estos serían los sistemas gráficamente. 

Sistema Actual centralizado 

 

 

Sistema público de libre acceso. Sería lo que tenemos ahora para Bitcoin. El libro digital con las operaciones es público, compartido y transparente.

 

 

Sistema preferido por los bancos, pues sería cerrado y sólo con acceso por invitación.

 

 

¿Qué tiene que pasar para que se use la tecnología Blockchain?

El reto para conseguir que la tecnología Blockchain se aplique ahí donde más falta hace pasa por juntar dos piezas clave. Por una parte un conocimiento de las posibilidades de la tecnología Blockchain, que en este momento es un recurso escaso y, por otra, un conocimiento profundo de la industria para reconocer las aplicaciones posibles.

La semana pasada, por ejemplo, se lanzó dentro de AMETIC (la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales) la Comisión Blockchain, con el objetivo de impulsar la tecnología Blockchain con todas las empresas asociadas de AMETIC.

Desde ese punto de vista, y el de muchos interlocutores de las grandes empresas españolas e internacionales con las que se ha tratado, la llegada de la tecnología Blockchain a muchos negocios sólo es una cuestión de tiempo. Puede darse una situación similar al que el Internet de la Información al principio, sólo era una herramienta conocida por unas pocas personas que supieron identificar enseguida el potencial de la nueva tecnología.

¿Qué recomiendas a las empresas y emprendedores para reconocer cómo usar la tecnología Blockchain en su ámbito?

En términos generales existen dos tipos de tecnologías Blockchain. La tecnología de Blockchain pública (como los protocolos de Ethereum, Bitcoin, etc) y la tecnología Blockchain privada que se está desarrollando sobre todo en el sector financiero.

La tecnología Blockchain ofrece la posibilidad de crear modelos de negocio u optimizaciones de negocios existentes utilizando bases de datos conjuntas entre empresas o instituciones varias. De la misma forma, también se pueden utilizar las Blockchains públicas para certificar información de todo tipo.

Como conclusión, sólo añadir que estamos ante lo que Internet fue en sus principios. Que tal vez ahora, cuando tenemos a la gran mayoría de los activos financieros en una posible burbuja de difícil resolución, el buscar valor y oportunidad pasa por abrir la mente a nuevas alternativas y proyectos. Los que supieron posicionarse correctamente al inicio de la era Internet, son hoy los grandes triunfadores. El Blockchain ha llegado para quedarse y ofrece un buen número de oportunidades.

Buen fin de semana

Aprender a Invertir
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios