¡Toma tu dinero del hedge fund y vete!

Que el gestor decida que, ante la imposibilidad de encontrar activos que le puedan generar rentabilidad, mejor reintegrar dinero que ir contra su estrategia, no es nada común

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

No es muy frecuente ver a un fondo de inversión reintegrar dinero a sus partícipes. Que el gestor decida que, ante la imposibilidad de encontrar activos que le puedan generar rentabilidad dentro de sus objetivos y perfil de riesgo, mejor reintegrar dinero que ir contra su estrategia, no es nada común.

Se trata de unos de los mayores 'hedge funds' del mundo (puesto 11º por volumen de activos y el 4º en rentabilidad desde su creación en 1982), con casi 30.000 millones de dólares bajo gestión. Sigue un modelo de 'value' y destaca por su control del riesgo, no suele tomar posiciones cortas significativas, el uso de apalancamiento es muy limitado, mantiene en 'cash' posiciones elevadas mientras busca oportunidades y, a diferencia de muchos 'hedge funds', no busca para nada el corto plazo. La rentabilidad media, desde inicio, es del 16% anual.

Hace unos meses, en la última carta a los accionistas, el gestor comentaba que estaba fuera del 'rally' experimentado por el mercado desde la llegada de Trump. Decía que el inversor debe combatir tres problemas recurrentes. El primero es el estado de “euforia y pánico” que hace que se tomen decisiones de inversión en momentos inadecuados. El segundo es no caer en la tentación de altas rentabilidades que muchos intermediarios y fondos prometen. Por último, la visión de corto plazo que se tiene por una gran parte de esos inversores.

Para este gestor, Seth Klarman, los inversores no se están dando cuenta de los riesgos existentes en mercado y están pecando de exceso de confianza. En esa línea, me parece interesante la definición que hacía C. Bilello de la realidad del mercado: ¡la volatilidad ya no existe!

Dentro de las operaciones que ese gestor lleva a cabo están las ejecutadas con los llamados 'distressed assets'. Se trata de activos cuyo valor ha sufrido una fuerte caída por pérdidas actuales (o potenciales) debidas a riesgo de crédito, mercado o liquidez. El mercado de deuda sería un claro ejemplo donde encontrar estos activos y oportunidades. En este caso, suelen ser activos que pocos se atreven a comprar, y el gestor afirma que le está costando mucho encontrar este tipo de oportunidades.

Esta situación de no encontrar operaciones que se ajusten a los requisitos del mandato recibido por los inversores va a llevar a que el fondo reintegre capital a los partícipes. El nivel de liquidez que mantiene es del 42% y, aun sin ser público todavía el importe a devolver, la idea es lograr un equilibrio en las carteras. Si bien sabemos que muchos gestores han cerrado fondos a la entrada de nueva liquidez, el proceder de esta forma por causas de mercado me parece, cuando menos, interesante.

Y más si lo comparamos con otras entidades que, aun tomando datos de fondos globales, resulta que están en niveles mínimos nunca vistos antes de posiciones en 'cash'. Es decir, mientras uno está en el 42%, el otro (BofAML) ha bajado al 10% y está al 90% invertido.

Posiciones en 'chash'.
Posiciones en 'chash'.

Así las cosas, este tipo de acciones demuestra que no todas las entidades están sometidas a la presión de vender y vender, sea como sea y a quien sea. Lo podemos llamar coherencia, ética o situación en la que prevalece el interés del cliente sobre las comisiones a generar sobre ellos.

Llegado un nivel de activos a gestionar, el tamaño puede provocar situaciones donde tienes que comprar sin importar la valoración, pues así se impone desde la firma. Por eso, ver casos como el de Baupost Group significa que existen gestoras profesionales, y que nuestro objetivo como inversores debe ser el dar con ellas por encima de la rentabilidad que nos prometan.

Aprender a Invertir
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios