¿Qué acciones comprar hoy?

Cuando se compran acciones estando la valoración en los deciles más bajos, la rentabilidad esperada es mucho mayor que si lo hacemos en los deciles caros

Foto: 'Trader' de bolsa en Wall street. (Reuters)
'Trader' de bolsa en Wall street. (Reuters)

Afirmar que a largo plazo la bolsa ha sido una de las inversiones más rentables, es algo conocido por todos y fácilmente demostrable. Sucede en la mayoría de mercados y nuestro Ibex (con dividendos) que está a un 6% de máximos históricos, el Dax (que incluye dividendos) o el S&P con y sin dividendos, son claras muestras de ello. Al abrigo de esa idea, la gestión pasiva ha visto en la simple indexación un argumento de venta de claro éxito en el actual ciclo. Nueve años de alzas y una rentabilidad media anual del 7,15% en el caso del S&P ajustado por inflación, han servido para atraer a muchos inversores hacía ese tipo de gestión donde, por lo general, lo que menos importa es la valoración que se está pagando.

Pero el “comprar y mantener” que ha funcionado en este periodo ha tenido también sus momentos negativos. Si tomamos la serie de los últimos 20 años y en ese mismo activo, vemos claramente que en dos ocasiones esa estrategia no ha funcionado y, tanto en la crisis 'puntocom' como en la crisis financiera, los niveles de valoración estaban por encima de la media histórica. Es decir, el mercado así contemplado estaba caro y las perspectivas de rentabilidad eran muy bajas. Existe una correlación negativa entre valoración y rentabilidad futura como se ve en este gráfico. Cuando se compran acciones estando la valoración en los deciles más bajos, la rentabilidad esperada es mucho mayor que si lo hacemos en los deciles caros. Incluso, muy hacía el extremo (>80) la rentabilidad futura esperada es negativa (gráfico de Gotham Partners).

De esta forma y aplicando la idea sobre el S&P500 para intentar ver qué nos puede deparar el futuro en términos de rentabilidad, si comprásemos ese índice hoy lo primero que vemos es que, desde 1881 y salvo en 2 ocasiones, estamos comprando en la zona más cara históricamente hablando. Esta primera apreciación la sacamos del CAPE donde, tomando el precio del activo hoy y dividido por la media de 10 años de beneficios nos da el siguiente gráfico.

Si creamos una regresión desde 1881 hasta 2016, vemos claramente lo que podemos esperar de comprar en un momento como el actual donde tenemos lecturas de 30. Es decir, si compramos hoy y para los próximos 10 años, la rentabilidad esperada es del 0% pese a que, lógicamente, no es lineal y podemos tener variaciones (picos y valles) en ese tiempo.

Si añadimos otra medida de valoración como la capitalización del mercado contra el PIB, podemos ver si el precio de las acciones crece más o menos que la economía global. Utilizando datos desde 1950, resulta que ya estamos mucho más caros que en 2008 y que sólo en la burbuja 'puntocom' las acciones llegaron a estar tan caras.

Y todo ello bien cargadito de apalancamiento como muestra el nuevo récord alcanzado en Margin Debt. En este caso, se superan ya los niveles de 2000 y de 2008.

Fíjese si está caro el mercado que algunas casas de análisis sugieren que comprar bonos USA a 10 años, a un tipo del 2,33% es incluso mejor opción que comprar renta variable.

Así las cosas, cuando uno decide entrar en mercado no está de más que a su fundamentado análisis, le añada un poco de contexto a nivel de valoración global. Está claro que mirar al pasado no garantiza para nada el futuro, pero de la historia se pueden sacar conclusiones que pueden ayudar a gestionar el 'cash' disponible actual de cada uno y así evitar errores en un momento de euforia como el actual.

Aprender a Invertir
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios