El toro gana, el oso gana... y el pollo se desangra

Esta semana en el mercado han ganado todos, pues las bolsas han seguido con su absoluta tendencia alcista

Foto: El toro gana, el oso gana... y el pollo se desangra

Gran semana para el mercado, y muy especialmente para lo que tiene que ver con la renta variable española. Festejaron ayer muchos que se rompió lo que ya se había roto, que cada cual va a la velocidad que le parece y se acerca a la realidad tanto como le permite su conocimiento.

Ayer el Ibex 35 batió los 11.250 puntos y, con ello, una durísima resistencia según el chartista medio y sus altavoces; poniendo rumbo a nuevos hitos que han de llevarle a máximo histórico algún día. Lo cierto es que el Ibex 35 total return, como usted sabe, no sólo había roto la resistencia análoga hace mucho tiempo, sino que vive en máximo histórico desde hace ya bastante. Obviamente, ir por detrás en el mercado, enterarse de que ayer cayó una resistencia que fue superada hace más de un mes, no tiene importancia alguna en el mundo del dinero y la sobreinformación… Por supuesto, somos libres para encerrarnos como nos parece.

Después de la brutal ruptura de ayer, piensan, conviene ahora esperar un pull-back, siempre tentador. Pero es que eso ya se ha visto si tomamos en cuenta la versión total return en lugar del contado del índice. Ruptura, recaída del índice hacia la antigua resistencia y ahora primer soporte -conocido en la jerga técnica como pull-back-, y sobre éste, que coincidía con la base del canal alcista de más corto plazo para nuestro principal índice, velón blanco y a seguir con lo que ya teníamos: un mercado netamente alcista. Los compradores no han tomado el control de nada que no poseyeran ya.

A nivel europeo, El EuroStoxx 50 sigue con su espectacular rally. Otra semana más de gloria compradora para ruptura de la primera zona de resistencia creciente y ojos puestos en los 7.000 puntos de la versión total return. Que sí, también está mucho más arriba que el contado que todos conocemos. En los 7.000 se enfrentaría un nivel de doble resistencia creciente que es la última última dificultad conocida que presenta el índice. El Dax 30, que es total return por naturaleza -claro, también por eso va tan por delante de los otros índices que usamos habitualmente, y que nos atrevemos a comprar con él como si fuera normal medir un huevo en relación a una castaña- anda en algo bastante parecido como puede verse en el gráfico adjunto.

Mundo perfecto para los alcistas por tanto, que por completar el círculo han visto como Wall Street ha tomado el mando esta semana gracias al freno del euro/dólar sobre la base de su canal bajista principal. Como puede verse en el gráfico adjunto, los índices han rebotado con fuerza en busca de la zona de alto previo. Y ahí es especialmente destacable, de nuevo, un Russell 2000 que, como verse en el gráfico adjunto, ha reventado con ímpetu la resistencia creciente que podía plantearse como única defensa de los bajistas en relación con la impresionante ruptura del lateral vivido durante 2014. Lo que faltaba.

La superación de los máximos del año para el Dow Jones Transportes, así como la resistencia creciente de un S&P 500 que se viene arriba desde línea de tendencia a corto plazo y de un Nasdaq Composite que ya ha batido en cierre los psicológicos 5.000 que tanto miedo daban, son los nuevos desafíos que tienen por delante los alcistas. Y es que, como me gusta decir, siempre hay algo. Por eso dicen en Wall Street que hay toros, osos y pollos. Los primeros, de un modo u otro, ganan a largo plazo. Los últimos, se desangran.

 

 

Bolságora

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios