Que la tendencia te acompañe

Me gusta decir que no se puede subir cada día ni cada semana, pero tampoco se puede subir cada año

Foto: Un hombre vestido de Darth Vader, personaje de Star Wars en Times Square, Nueva York. (Reuters)
Un hombre vestido de Darth Vader, personaje de Star Wars en Times Square, Nueva York. (Reuters)

Año trepidante, muy fácil en Europa en los tres primeros meses del ejercicio y un infierno chartista a partir de ahí. En Wall Street, donde el trabajo se hizo en gran medida en silencio nuevamente, desde el lado del billete verde, cabe hablar de un año de nervios y continuas idas y venidas que dejan uno de los períodos de mayor lateralidad y señales falsas que se recuerdan; así como un profunda y peligro divergencia entre el Dow Jones Industrial y el Dow Jones Transportes. Como en 2012, por cierto, así que ojo con sacar conclusiones precipitadas.

Me gusta decir que no se puede subir cada día ni cada semana, pero tampoco se puede subir cada año. Las dificultades que evidencia el mercado no tienen porque significar, necesariamente, que la fiesta termino o que no pueda alargarse algún tiempo más. ¿No es en definitiva un año de techo a suelo de canal alcista lo que hemos vivido?

Un año, hay que decirlo, para hacerse bastante daño con herramientas tendenciales. Lógico en tanto en cuanto que ha sido un año de lateralidad y divergencias. Y no habiéndomelo hecho, un año que pongo entre los más gratos que recuerdo. No por lo conseguido que es más bien poco, sino por lo que podíamos haber tenido que sufrir de haber estado cambiando el pie masivamente tras cada señal de compra o de venta en el corto plazo que es, déjese de ensoñaciones, en el único lugar donde se puede controlar el riesgo monetario. Las herramientas de sentimiento inversor y mi idea de que los árboles no deben impedirnos ver el bosque han sido apoyos a los que debo mucho en 2015 después de que lo primero me hiciera más complicado de lo debido 2014 a la espera de una corrección que tardó demasiado en llegar.

Dejo 2015 con sensaciones muy contradictorias a diferencia de un 2014 donde me atreví a afirmar que nos esperaba algo bueno en 2015. Y así fue en el primer trimestre con subidas de impresión para el EuroStoxx50. El mercado es evaluación continua y pretender compartimentarlo en ejercicios no es más que otra manifestación más de esa costosa costumbre que tenemos de intentar imponerles a las cosas nuestros esquemas mentales. Para el principio de este 2016, de entrada, cabe todo, así que sigamos confianza en la tendencia en la medida de lo posible mientras ésta no nos obligue realmente a lo contrario. Ha sido mi argumento central todo el año y pienso llevármelo conmigo a 2016 con el movimiento lateral de corto plazo que presenta el S&P500 y el Nasdaq como referencias clave para trading en tendencia. Feliz años amigos, y que la Fuerza os acompañe.

Bolságora
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios