Sí, es posible que hayamos visto un suelo

Hay que señalar que la volatilidad no ha alcanzado niveles muy extremos en términos históricos aunque sí francamente elevados

Foto: Un corredor de bolsa trabaja en la sede de la Bolsa de Valores de Nueva York. (EFE)
Un corredor de bolsa trabaja en la sede de la Bolsa de Valores de Nueva York. (EFE)

Hemos estado muy cerca de un completo cambio de tendencia en medio plazo. En Europa podríamos convenir de hecho, que tal cosa que es un hecho. Se deriva claramente del gráfico del Stoxx600 total 'return' que ocupa el centro del gráfico. No admite discusión y un suelo sin mínimos adicionales resultará un fallo histórico de los bajistas. No sucede así en Wall Street, donde elementos como líneas y canales de tendencia en medio plazo, últimos soportes, siguen en pie.

El estado anímico del mercado se desplomó en las últimas semanas del ejercicio pasado a una insólita velocidad. El ratio Bull/Bear, otra forma de verlo el sentimiento, expresa también esa mentalidad vendedora. Como puede verse en el siguiente chart, si no estamos en un mercado bajista, y es algo a lo que no puedo responder hoy a diferencia de lo que hice en 2016 desde aquí, es posible que hayamos visto un suelo relevante o parte de la construcción del mismo.

Conviene recordar lo que exponía en mi tribuna de la semana pasada, que debiéramos ver precios en zona de mínimos de nuevo, más o menos próximamente, porque el hundimiento del sentimiento a esta velocidad siempre ha ofrecido una mejor ventana de incorporación pensando en el medio/largo plazo.

Es fuera de la renta variable, en realidad, donde encuentro que está el único argumento poderoso para esperar un mercado bajista de orden superior. Es en el mercado de bonos, en el rendimiento de los tipos largos y su fallo en zona de extraordinaria resistencia en el muy largo plazo; pues hace referencia al proceso que viene desde principios de los años ´80 del siglo XX. Una caída de los tipos largos sin que la FED recorte sus tasas, va a invertir, irremediablemente, la curva de tipos. Es llamativo que el rendimiento a 10 y 30 años no se haya elevado casi nada pese a la fuerte recuperación de Wall Street.

También, por qué no decirlo, hay que señalar que, como puede verse en el primero de los gráficos adjuntos, la volatilidad no ha alcanzado niveles muy extremos en términos históricos aunque sí francamente elevados. En 2008, de hecho, no hizo falta irse ni siquiera por encima de estos niveles hasta que el mercado entraba en barrena durante el verano.

¿Qué hacer operativamente?

Tener paciencia, no es la primera vez que lo sugiero después de que veamos niveles de sentimiento inversor extremo. Por el momento, picotear y esperar. Hacer algunas compras en corrección sabiendo donde están las zonas de soporte que debemos perforar para tener un cambio de tendencia bajista de medio plazo, liquidando en caso de ruptura. Un mercado que lateralice durante semanas/meses y rompa al alza podría invitarnos a pensar que, por primera vez en 30 años, el mercado no ha vuelto al origen antes de hacer suelo cuando así ha sido.

Bolságora
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios