Los bajistas siguen técnicamente catatónicos

Las velas mensuales tampoco cuestionan el movimiento alcista de enero y febrero, en el que es su mejor desde 2015

Foto: Corredores de bolsa trabajan al final del día de negociación en la Bolsa de Nueva York. (EFE)
Corredores de bolsa trabajan al final del día de negociación en la Bolsa de Nueva York. (EFE)

La semana pasada vimos el segundo intento serio de los osos de plantar cara a los toros. El tercero en el caso europeo, pero ya sabemos quien es el patrón y quien el marinero. El movimiento llegó después de que, durante algunas semanas, las medias Dow Jones de Transportes y Russell 2000 hubieran estado coqueteando con los bajistas. Tal es así que se pusieron a prueba sus niveles de soporte a más corto plazo.

Desde ahí, recuperación inmediata que en el caso del Dow Jones Transportes es de aúpa, pues los precios se han encaramado de nuevo hacia su media móvil de 200 sesiones y, más importante, hacia el nivel de resistencia por encima del cual se confirmaría un patrón de continuidad alcista de tipo doble suelo (s1s2?); que es el mismo en este momento. La volatilidad, por su parte, se vino abajo con suma facilidad desde las inmediaciones de su primera zona de resistencia.

Dicho de otro modo, los bajistas no han logrado nada; hasta el punto de que la vela de ida y vuelta del S&P500 desplegada la semana pasada, necesitada de confirmación para ser técnicamente bajista, se muestra por ahora como mero elemento consolidativo. Técnicamente es una vela mucho menos preocupante que la propuesta tras los primeros días de marzo.

El comportamiento de los bonos parece alentar a los bajistas en corto plazo. Pero ha bastado su consolidación para que las bolsas de renta variable vuelvan a tomar aire. Es bien cierto, sin embargo, que su reciente salida alcista tras dos meses de lateralidad, debiera anunciar nuevos episodios de recuperación que pueden complicarle el corto plazo a las bolsas de renta variable. Las velas de marzo en las principales referencias de Wall Street, cierre mensual en mano, no asustan tampoco a nadie.

En cuanto a Europa, con patrones potencialmente bajistas desplegados en gráfico semanal bastante indiscutibles y en zona de resistencia considerable en plazas como Madrid y Frankfurt, también defraudó a los bajistas. La renta variable del viejo continente cumplió con el guion norteamericano.

Si los índices europeos no marcan nuevos mínimos descendentes, como puede verse en el gráfico anterior, todo lo que tenemos hasta el momento del lado bajista es un simple movimiento lateral de corto plazo; al estilo del que en Wall Street presentan el Dow Jones de Transportes y el Russell2000. Nada más sin nuevos mínimos descendentes. Las velas mensuales tampoco cuestionan el movimiento alcista de enero y febrero, en el que es su mejor desde 2015.

Bolságora

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios