La explosión bancaria alarga la desfachatez alcista

Los bancos se alejan definitivamente de su impresionante directriz bajista de medio plazo y confirman un trabajado patrón de vuelta sobre la que es su posible línea de tendencia alcista en largo plazo

Foto: Corredores trabajan al final del día de negociación en la Bolsa de Nueva York este miércoles en Nueva York (EE.UU.). (EFE)
Corredores trabajan al final del día de negociación en la Bolsa de Nueva York este miércoles en Nueva York (EE.UU.). (EFE)

He comentado en mis últimas tribunas que la renta variable, desafiando a la gravedad de un modo que no se había visto en años, no está por la labor de tomarse un respiro. No uno de esos que generan dudas respecto a las intenciones de un proceso alcista que se retomaba en los últimos días de 2018. El movimiento alcista de Dow Jones de Industriales y Dow Jones de Transportes tras un goteo que suponía el retorno a la zona de altos de primeros de marzo, es digno de un manual chartista pensado para el 'trading' en tendencia. El segundo de estos dos índices, de hecho, ya marca nuevos máximos.

Comentaba la semana pasada que el sector automovilístico había dado un importante paso al frente, confirmando una formación de cabeza y hombros invertido y superando su media de 200 sesiones ampliamente. Lo hizo de la mano del sector bancario, en el que ya había sugerido tomar posiciones sectorialmente a primeros de semana. Nuevos altos crecientes por parte de las entidades financieras del viejo continente, decía, supondrían la confirmación de una formación de vuelta análoga a la que advirtió del cambio de tendencia a bajista a mediados del año pasado cuando la versión total return del índice perdió los 400 puntos. Pero en sentido contrario. Esto es lo que hemos visto esta semana: la confirmación de un cabeza y hombros invertido (HCHi) visible en gráficos que van más allá del corto plazo.

Ayer viernes, el sector bancario europeo pulverizó su media de 200 sesiones, la clavicular de la citada formación de vuelta -a la que pretendíamos venir incorporados en el momento de confirmación cuando tomábamos posiciones en 350 al constatar pequeño doble suelo (s1s2) sobre primer soporte horizontal, pasando de la microonda a la macroonda-, así como dos importantes resistencias más de gran importancia para trading en tendencia.

Con todo esto, los bancos se alejan definitivamente de su impresionante directriz bajista de medio plazo y confirman un trabajado patrón de vuelta sobre la que es su posible línea de tendencia alcista en largo plazo, la que toma como referencia los mínimos de 2009 y 2016. Nada que ver con una vuelta en “v” como la que se ha visto de forma casi general en la renta variable tras el desplome de finales de 2018.

Este tipo de procesos acumulativos en los precios, ganados para el lado alcista de la tendencia, no nos hablan de lo que parece que sucederá en las próximas semanas, nos hablan de mucho más, nos hablan de un mercado que ya desde hace semanas que nos ha dicho en la cara que ha renacido de sus cenizas de un modo evidente y con una desfachatez tremenda.

Bolságora

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios