El mercado alcista más odiado de la historia impone (de nuevo) su ley

El movimiento de soporte a resistencia que hemos vivido en 2019 ha mantenido al mercado norteamericano en un proceso semi-abierto hasta el cierre de octubre

Foto: File photo of a man walking along wall street in new york
File photo of a man walking along wall street in new york

El movimiento de techo a sueldo de canal alcista o línea de tendencia que experimentó Wall Street durante 2018 fue una gran oportunidad de compra. Yo no supe creérmelo, aunque hablé de esa posibilidad en los primeros días de 2019. Las vueltas en “v” son el gran enemigo de los analistas técnicos, y son más frecuentes de lo que nos gusta pensar. Me habrán leído o escuchado decir que es más fácil salir que volver a entrar un montón de veces. Palo gordo.

El movimiento de soporte a resistencia que hemos vivido en 2019 ha mantenido al mercado norteamericano en un proceso semi-abierto hasta el cierre de octubre; aunque evidentemente con los alcistas como el lado más fuerte de la historia. Primero porque estamos en tendencia, y luego porque este es un juego en el que los alcistas hacen el papel de los alemanes cuando se juega once contra once. Suelen ganar. Pero conviene saber que la mayor parte de la gente no puede seguir su sinuoso camino aunque se lo proponga, que cuando hablamos de dinero, por lo general, uno extiende cheques con la mente que finalmente el cuerpo no puede comprar.

Y digo que ha mantenido porque finalmente hemos tenido una violenta ruptura alcista. Y ésta, teóricamente, advierte de una continuidad hacia techo de canal alcista como escenario más probable. Sea racional o irracional.

Sí, es cierto, hay partes del mercado, como muestra el Dow Jones de Transportes, que no apoyan el movimiento con nuevos altos crecientes, pero eso no quiere decir que no vayan a producirse durante los próximos meses. De hecho, lo más probable es que así suceda. La impresionante ruptura alcista del Russell2000 de muchos meses de lateralidad que hemos visto la semana pasada, pone énfasis en este hecho. Éste, como el Transportes, ha desplegado y roto por el lado de las resistencias un largo proceso digestivo.

No se puede hablar de divergencias, sino de simple falta de confirmación de un movimiento comprador que en ningún caso muestra convicción alcista, euforia, o como quiera llamarse, en términos tendenciales. Se ve claramente en el siguiente ratio 'put/call':

Como puede verse, el ratio no ha alcanzado los niveles del entorno de los 0,75 que se han visto antes de todos los altos en el camino desde el suelo de 2009. Increíblemente, el ratio está en zona intermedia: es un rally que los participantes del mercado no se creen. Por teoría de opinión contraria, una garantía para la sostenibilidad de la inercia que ha llevado a varios índices a marcar altos históricos con nitidez estas últimas semanas, para ruptura de resistencias ascendentes.

Por supuesto esto no significa que vayamos a seguir subiendo a esta velocidad, y mucho menos a la de primeros del ejercicio 2009. De hecho, sería contraproducente para los que tenemos posiciones alcistas. Cuanto más tardemos en alcanzar techo de canal alcista más subirán los índices, así que celebremos las correcciones si llegan. Corregir será lo más normal del mundo, muchas rupturas tienen `pull-back´. Otras no. Europa, en este momento, se encuentra en zona de fuerte resistencia, así que yo no descartaría los ajustes bajistas de corto plazo sin que salten por los aires. En cualquier caso, las correcciones, especialmente en tendencias sólidas y bien asentadas, deben verse como oportunidades de compra de cara a los próximos meses.

Bolságora
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios