Una corrección que desconcierta, sobre todo, a los bajistas

Sí, hemos visto niveles de sentimiento inversor propios de parones en tendencia, pero hablar de cambio de tendencia es sencillamente imposible por definición

Foto: Vista de los paneles de la Bolsa de Madrid. (EFE)
Vista de los paneles de la Bolsa de Madrid. (EFE)

Sabemos que subir y bajar en esto de los precios de los activos cotizados es el pan nuestro de cada día. No se puede hacer tendencia sin soportar dientes de sierra. Y hemos soportado muchos juntos. La corrección, con vuelta semanal desde techo de canal alcista principal en el caso del Nasdaq, no parece preocupante en el fondo. Al menos de momento…

La semana, pese a la fuerte corrección de jueves y viernes en Wall Street, no tenido características de castigo general. Russell2000 y Dow Jones de Transportes se mantuvieron laterales, incluso con ganancias apreciables hasta el día de ayer. Puede verse como ninguno de los dos índices, apáticos en el movimiento alcista desde hace meses y aún por debajo de los altos históricos marcados en 2018, ha perdido la zona de mínimos del pequeño desplazamiento lateral de las últimas dos semanas.

Más importante, a nivel correlaciones hemos tenido importantes pasos adelantes en dos activos que suelen acompañar a los movimientos bursátiles en tendencia. Como puede verse a un lado, el dólar/yen rompió una impresionante resistencia ascendente que plantea un gran patrón de cabeza y hombros invertido sobre un impresionante soporte de medio/largo plazo. En el centro del gráfico, es el crudo norteamericano el que propone la posibilidad de un suelo sobre importante soporte. Y este activo, junto a algún otro como el cobre, viene moviéndose extrañamente en contra de la renta variable en lo que llevamos de año. La posibilidad de recuperarlos para la causa alcista, en tendencia, me parecería muy llamativo y positivo para las acciones en tendencia; donde la sintonía en términos direccionales es clara.

Tribuna 1
Tribuna 1


Sí, ya sé que el oro y los bonos han ganado altura, pero eso ha venido acompañando al mercado de valores desde el suelo de finales de 2018 pese a la correlación inversa que pueden mostrar en los movimientos de corto plazo. Ha venido bastando un movimiento lateral de estos, una estabilización en su escalada, para nuevos pasos alcistas en renta variable.

En Europa la semana también genera algunas dudas para los alcistas. En este momento, y a falta de cinco sesiones para el cierre -un mundo- la recuperación mensual es muy contundente y neutraliza la intentona bajista de enero, pero el paso atrás se produce en el máximo histórico en índices como el DAX30 o el IBEX35. Si, el DAX30 es un total return. El IBEX35 se lo muestro esta semana como si lo fuera haciendo un ajuste además de utilizando la versión TR del índice como es costumbre en mis análisis… ¿Chulo verdad? Cortesía de AutoTrading Factory.

Tribuna 2
Tribuna 2

Si lo resumimos todo a una secuencia de mínimos y máximos ascendentes veremos que al final estamos aún lejos de comprometer los mínimos de la corrección bajista previa, y que eso solo ha sucedido desde el mínimo de 2018 en una sola ocasión. Sí, hemos visto niveles de sentimiento inversor propios de parones en tendencia, incluso de fuerte corrección, es cierto, pero hablar de cambio de tendencia, sin una primera pérdida de un mínimo relevante, es sencillamente imposible por definición.

Bolságora
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios