El muro de granito bursátil, es mucho muro

Todo frente a lo que he llamado el muro de granito: la resistencia ascendente que presenta el Nasdaq desde hace años

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Junio no va a acabar como empezó. La EUFÓRICA locura de su primera semana, suele suceder, acabó siendo `after hours´. Se rompieron zonas de resistencia muy importantes en tendencia de fondo, esas que tienen que ver con los meses, a veces con los años, pero la recaída que se producía tras ello fue contundente y parecía advertir el fin de una fiesta que el sentimiento inversor consideraría muy excesiva desde hace muchas sesiones. Todo frente a lo que he llamado el muro de granito: la resistencia ascendente que presenta el Nasdaq desde hace años.

Al principio del contraataque vendedor el mercado propuso patrones de vuelta en isla, vueltas en “v” para el corto plazo. Desde entonces, sólo el Nasdaq ha tirado del carro… ¿Se acuerdan de enero y febrero? Por supuesto que sí. La bolsa tenía un virus que no era el de Wuhan y que la hacía vulnerable. ¿Recuerdan dónde estábamos en términos de sentimiento inversor desde hace un par de semanas? Efectivamente, en niveles muy parecidos si tomamos un conjunto de referencias, siendo especialmente obvio en términos de ratio put/call. Y sí, ya hace días que tenemos al mismo subiendo claramente: cambio de tendencia. De alcista a bajista, o de alcista a lateral. Esa es la dificultad, porque no es lo mismo salir para una cosa que para la otra, porque salir es más fácil que volver a entrar.

Tras varias sesiones de lateralidad, que en Europa resultaron muy técnicas con los huecos dejados en la segunda y tercera semana del mes ofreciendo resistencia y soporte de forma casi milimétrica, los bajistas parecen tener la iniciativa ganada a pocas sesiones para un cierre mensual que difícilmente permitirá a los bancos plantear el patrón de vuelta que propusieron en la primera semana de junio tan en cierre diario como semanal, motivo por el cual incluso yo me dejé deslumbrar.

Pese a todo, y con el Nasdaq retrocediendo claramente su muro de granito, en un gesto potencialmente bajista en corto plazo, sorprende que en el mercado no se haya producido un drástico rebrote de volatilidad esta semana, de tal forma que el VXN parece quedar atrapado entre dos directrices. De hecho, los nuevos mínimos de algunos índices norteamericanos en muy corto plazo ni son generalizados ni están apoyados por nuevos altos crecientes en ésta. Los bajistas tienen una gran oportunidad, pero la lateralidad también es un cambio de tendencia.

Bolságora
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios