Semana de caza mayor en las bolsas

Como comenté la semana pasada, estos laterales pueden ser acumulativos. La tendencia es la tendencia

Foto: La bolsa española. (EFE)
La bolsa española. (EFE)

Decía la semana pasada que la tendencia es la tendencia, que los soportes estaban funcionando, y que se habían alumbrado patrones potencialmente alcistas de tipo “harami”. Esas velas fueron confirmadas, con cierre de los huecos bajistas dejados hace tres lunes de forma casi general. Lo ilustra el Stoxx600.

Donde esta pequeña gran gesta cobra auténtico valor es en el IBEX, que habría roto al alza lo que puede pasar por un ajuste bajista de varios meses en forma de cuña, y en los bancos, que nunca han anulado los patrones potencialmente alcistas que el sector estructuró durante meses, y que quedaron confirmados en junio aunque los precios hayan vuelto al origen y ahora reclamen nuevamente una ruptura de máximos para ser otra cosa que un lateral. Pero es que ese lateral permite otra subida del 20% sin dejar de serlo.

Pero la semana tuvo otras buenas noticias por técnico en Europa si atendemos al doble suelo que confirman el Footsei100 o el AEX holandés, que como en el caso del IBEX se habrían restructurado sobre llamativos soportes descendentes. A todo ello, cabe sumar una volatilidad que se ha desplomado hasta el mínimo de los últimos meses de la mano de una contundente vela semanal. Los osos han sido fuertemente castigados esta semana, y con nuevos mínimos en el indicador VDAX, con una clara ruptura de sus 23,3 puntos, podrían anticiparse un patíbulo para los que no dan crédito a la recuperación que las bolsas mantienen desde marzo de un modo implacable salvo en contadas excepciones; donde esta nuestro país por méritos propios. Los índices europeos estarían ya de vuelta a los máximos de junio y, al menos en algunos casos, muy probablemente nos moveríamos más allá de estos. Como comenté la semana pasada, estos laterales pueden ser acumulativos. La tendencia es la tendencia.

.
.

Al otro lado del charco las cosas sonrieron también a los alcistas. Incluso con un creíble intento de reversión vendedora como el vivido el martes con la negativa de Trump al plan de estímulo propuesto por la mayoría demócrata. Las velas potencialmente bajistas propuestas por el mercado no fueron apoyadas por el Russell2000 ni por el Dow Jones de Transportes en ningún momento, y ayer fueron completamente liquidadas con una nítida ruptura de resistencia intermedia en el Nasdaq100, ahora el retrasado de la clase. Poco dura la alegría en la casa del oso.

En cierre semanal, nuevos altos históricos para el Dow Jones de Transportes, que junto a la volatilidad ha negado siempre el intento de los bajistas en septiembre. Máximos crecientes en cierre semanal para el NYSE Composite y para el Russell2000, cierre en zona de alto previo en cierre para el Dow Jones de Industriales… Y todo ello en medio de un fuerte movimiento bajista de la volatilidad a diferencia de los que sucedió durante el último rally alcista del Nasdaq, en agosto. Por cierto, las dudas que puedan surgir sobre el Nasdaq y su capacidad para atacar los altos previos con éxito más o menos a corto plazo, deberían ser menos evidentes si se tiene en cuenta que ayer tuvimos un nuevo máximo histórico en el índice de Semiconductores de Filadelfia.

.
.

Solo puedo ponerle un “pero” al mercado, y no es de los que aconsejaría tener tan presente como para dejar de lado todo lo que empuja a favor de los precios: el volumen de negocio de los últimos tres días alcistas ha sido el más bajo desde agosto. Esto podría hacer vulnerable una eventual superación de los máximos de modo general, pero sigue sin parecerme que los bajistas hayan puesto los auténticos cimientos de un contraataque vendedor que tenga capacidad para devolvernos a dinámicas de correcciones profundas como las de finales de 2018 o marzo de 2020, tal y como he sostenido durante la corrección de septiembre.

Bolságora
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios