La volatilidad puede respaldar a las bolsas

Cuando aparecen estos patrones no sabes si vas a tener un rally a corto plazo. Lo que sabes es que tienes un soporte y que la acción del mercado apuesta por él

Foto: La Bolsa de Madrid. (EFE)
La Bolsa de Madrid. (EFE)

Hace unas semanas destaqué los patrones propuestos por el mercado europeo en zona de soporte, una colección de pautas de vela en gráfico semanal de tipo harami que alumbraban incluso al Ibex 35 y a los bancos… De hecho desde entonces el comportamiento de nuestro mercado y del sector financiero ha sido más que decente, pues a diferencia de lo acontecido en la renta variable más fuerte en tendencia, el IBEX35 y los bancos no han recaído hasta la zona de mínimo previo nuevamente…

Cuando aparecen estos patrones no sabes si vas a tener un rally a corto plazo. Lo que sabes es que tienes un soporte y que la acción del mercado apuesta por él. Dicho de otro modo, que los retrocesos son, en principio, oportunidades de compra. Así, el DAX30 en zona de mínimo previo, o el SMI, deberían serlo aunque el Stoxx600 se haya frenado en el techo de su canal bajista de corto plazo para recaer en los últimos días. De hecho, este índice paneuropeo mantiene abiertos los dos últimos huecos alcistas semanales aunque los haya cubierto. Y la volatilidad, como muestra el VDAX, sigue en un lateral en cuya zona de resistencia parece que los bajistas pudieron haber vuelto a fallar…

Tribuna 1.
Tribuna 1.

Los soportes resisten, los bancos vuelven a intentar acatar resistencias, e incluso el IBEX35 plantea una directriz alcista manteniéndose por encima de la que nos permite ver la corrección de los últimos meses como una cuña de teórica continuidad compradora en relación con el rebote de marzo. Parece haber cierta rotación hacia los castigados en las últimas semanas.

Es así también en Wall Street. Lo ilustra bien el comportamiento del Dow Jones de Transportes y muy especialmente el del Russell2000, con claras formaciones de continuidad en el muy corto plazo pese a haber estado especialmente bien durante el proceso correctivo que mantendría el mercado desde primeros de septiembre. Ambos índices se han situado por encima de sus altos previos, en el caso de los Transportes para hacer historia.

Y sin embargo, desconcierta esa debilidad relativa de las partes fuertes, una debilidad relativa que regresaba tras un arranque fulgurante de noviembre. Y como durante la corrección de septiembre, creo que es bueno hablar de lo que sucede con la volatilidad. Como expliqué entonces, una corrección del mercado con el VIX/VXN en retroceso no debiera enquistarse. Puede costar más o menos salir de la misma, de hecho el mercado necesito una segunda fase de recaída en septiembre a pesar de esta clase de fenómeno, pero lo más probable es que este tipo de ventas se reviertan.

Tribuna 2.
Tribuna 2.

Puede verse en el gráfico superior como los últimos días de las espectaculares alzas de agosto en el Nasdaq fueron, al tiempo, de un enorme crecimiento de la volatilidad durante la segunda parte del mes… Luego vino el desplome, previsible en esas circunstancias, movimiento que paradójicamente no contó con un alza de la volatilidad más que durante una jornada. Luego básicamente tuvimos descensos en precio con volatilidad descendente, un parón de días y una segunda fase de pérdidas con escasa volatilidad que alentaba a los alcistas. Doble suelo y de vuelta hacia los máximos.

Llegaba el Nasdaq futuro al techo de su canal alcista de corto plazo como volando, pero de la mano de un par de sesiones con volatilidad ascendente se anunció que probablemente los máximos iban a tener que esperar… Y el Nasdaq ha vuelto a los 11.600 puntos, su zona de primer soporte.

Y ahí llevamos ya cuatro sesiones en las que no pasa aparentemente nada, pero en las que el VXN se ha venido abajo y amenaza con continuar hacia la zona de mínimo previo, donde se jugará la partida porque hay que romperla para que el Nasdaq y el S&P500 puedan encaramarse de nuevo en busca de nuevos altos históricos.

No será fácil, pero deberíamos ver el intento. El VIX, que suele ir un tanto por detrás del VXN en el más corto plazo últimamente, ya lleva tres días de descenso bastante llamativo en sus velas, fallando en su zona de resistencia en corto plazo para alentar un rebote del índice desde lo que parece el suelo de una bandera de continuidad alcista en el S&P500. La ruptura de la misma debiera sugerir la vuelta a sus altos históricos.

Bolságora
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios