El cuento de Pedro y el oso
  1. Mercados
  2. Bolságora
Carlos Doblado

Bolságora

Por

El cuento de Pedro y el oso

La falta de convicción bajista y la posterior recuperación en índices como el Russell 2000 y el Dow Jones de Transportes, que se han sustentado sobre sus medias de 200 sesiones

Foto: Palacio de la Bolsa de Madrid. (EFE)
Palacio de la Bolsa de Madrid. (EFE)

Se mascaba la corrección y se produjo. El lunes, desbanda. Y con ella presión sobre soportes más allá del corto plazo, con patrones potencialmente bajistas en algunas referencias clave como el Dax, el Stoxx600, el EurSotxx60, el Footsei100... Todo bastante previsible a la luz del cierre del viernes pasado y a la espera de ver qué sucedía con Wall Street y con la volatilidad.

En la volatilidad es dónde poníamos énfasis en nuestro análisis para las 00:00 del martes en Blackbird Broker. Como puede verse en el gráfico, saltaban también por los aires las primeras referencias, proponiendo patrones de vuelta, pero con velas poco convincentes e inmediato freno en el nivel de orden superior. Ahí estaba la clave. La recaída acompañó a la inmediata recuperación de los precios, lo que evitó un cierre semanal bajo primeros soportes. Se intuyó en cuanto vimos índices cerrando los huecos abiertos el lunes a primera hora de forma generalizada.

Así que, en principio, segunda falsa alarma -la primera nos la trajo julio-, con el nivel de los 28/29 puntos del VDAX y del VStoxx como referencias; que algún día no muy lejano el susto va a llegar para quedarse si no estoy muy equivocado. En mi opinión esto es ya como el cuento de Pedro y el lobo, pero con otro animal de compañía.

placeholder [Pinche para ver el gráfico completo]
[Pinche para ver el gráfico completo]

Como siempre, Wall Street iba a tener la última palabra. Y aunque extrañamente su reacción alcista en precios pareció más tímida que la europea, la bajista en términos de volatilidad fue clara desde el primer momento. Incluso ayer viernes, cuando el VIX bajaba con fuerza pese a que el mercado subía ligeramente al cierre. Es cierto, en cualquier caso, que en Estados Unidos, a diferencia de en Europa, no se vieron rupturas de soporte generalizadas como ya sucediera en julio.

La falta de convicción bajista y la posterior recuperación en índices como el Russell 2000 y el Dow Jones de Transportes, que se han sustentado sobre sus medias de 200 sesiones, también merecen destacarse dentro del grupo de causas que matizaron el violento, pero no muy convincente intento de los osos de tomar el control. Y por supuesto el mensaje de la volatilidad. La vela del lunes en doble resistencia para el VIX, ya sugería que la partida no estaba ganada por los bajistas, y lo que ha venido después recuerda en todo a movimientos anteriores: alza del VIX/VXN hasta los primeros niveles de resistencia y fin de la historia… Por ahora.

placeholder [Pinche para ver el gráfico completo]
[Pinche para ver el gráfico completo]

Yo, tan cerca de la superresistencia ascendente que presenta el Standard & Poor´s 500, de largo plazo, reconozco que siento el vértigo como pocas veces, y que cada intentona merece una seria reflexión sobre la posibilidad de que, finalmente, llegue el oso y se coma a Pedro.