Es noticia
Menú
La crujida que ni los más viejos ahorradores recuerdan
  1. Mercados
  2. Bolságora
Carlos Doblado

Bolságora

Por

La crujida que ni los más viejos ahorradores recuerdan

Pensando en lo que debemos pensar, en aquello que no quiere ser escuchado, como pasaba frente al muro de acero, conviene reflexionar sobre la posibilidad de que el actual mercado bajista siga progresando

Foto: Foto: Reuters/Mike Segar.
Foto: Reuters/Mike Segar.

A finales de 2021, tras ser alcanzadas por el mercado un grupo de resistencias de gran calado, donde destacaba lo que había venido denominando como el "muro de acero", planteaba la posibilidad de un gran proceso bajista para las bolsas. Técnicamente, uno sabe que ciertas cosas son más probables en ciertos lugares. Nada más. Y como no hay camino, sino que se hace camino al andar, es la acción del mercado la que va hablándonos de dónde estamos realmente.

La acción del mercado es hoy una de las más dolorosas en mucho tiempo, la más dolorosa que se recuerda si atendemos a esa norma no escrita pero seguida por fondos soberanos, fondos de pensiones, fundaciones, family offices…, que es la llamada regla 60/40 (invertir 60% en acciones y un 40% en bonos).

placeholder Pulse aquí para ampliar la imagen.
Pulse aquí para ampliar la imagen.

Todo gran mercado bajista empieza como corrección. Técnicamente, una cosa y la otra no pueden ser diferenciadas al principio, aunque algunos movimientos, como el viene de una súper resistencia, tienen más peligro potencial que otros. Este es uno de los motivos por los que el análisis técnico resulta solo verdaderamente útil, como protector de capital, unas pocas veces en la vida.

Y aquí estamos, en la mayor crujida de riqueza de la historia para los amigos de la cartera 60/40. Porque este mercado bajista no solo está afectando a la renta variable, sino muy especialmente a la renta fija, devorando a los ahorradores en bonos al tiempo que a los inversores en bolsa. "Piensa siempre en lo impensable" es, probablemente, la frase que más veces he escrito en mi carrera.

Y pensando en lo que debemos pensar, en aquello que no quiere ser escuchado, como pasaba frente al muro de acero, conviene reflexionar sobre la posibilidad de que el actual mercado bajista siga progresando. En tiempo y profundidad.

Los pasos que indican tan cosa empiezan a darse en índices como el DAX40 o el Stoxx600 en Europa, el NSYE y el Dow Jones de Transportes en Wall Street. Estos índices han marcado nuevos mínimos del ejercicio, rompiendo a la baja una fase de amplia traslación lateral que llevó a que un gran número de índices clave alcanzasen importantes niveles de resistencia el pasado agosto. Como ejemplo de esas dificultades técnicas, de las que ampliamente estuve hablando en verano desde la web de Blackbird Broker, donde se me puede seguir a diario, podemos tomar al DAX40 y al Nasdaq, que alcanzaron sus directrices bajistas, o al Russell2000 y el Stoxx600, que se recuperaron hasta encontrarse con su media móvil de 200 sesiones el pasado agosto. Una nobleza de manual la del actual mercado bajista.

placeholder Pulse aquí para ampliar la imagen.
Pulse aquí para ampliar la imagen.

Sin embargo, se resisten por el momento al deterioro adicional referencias como el Nasdaq, el S&P500 o el Russell2000; índices que han resultado los más castigados de la clase durante el ejercicio 2022. La media de 200 semanas que enfrenta el primero parece crucial en una visión de fondo: como podemos ver en el chart adjunto, en los últimos lustros el mercado sea mantenido casi siempre por encima de esa media clásica. Las excepciones hay que encontrarlas en la gran crisis tecnológica de primeros de siglo y la gran recesión. Casi nada, y ya estamos viendo la mayor crujida de piernas que los vivos con buena memoria son capaces de recordar.

La volatilidad, una vez más, esperanza y pesadilla. Esperanza a corto plazo, frenándose en una importante resistencia en los máximos intradiarios del pasado viernes. Pesadilla en el proceso de fondo, pues como he venido comentando en los últimos meses me parece francamente improbable que podamos ver un suelo relevante en tendencia sin que el VIX se encarame hasta los 48 puntos. Es algo que desafía completamente a la historia conocida. Y para alcanzar esa cota me temo que deberemos situarnos abiertamente bajo la citaba media de 200 sesiones. Más de uno de esos que apuesta por el largo plazo, y que, por tanto, no se ha protegido en 2022 porque al final nunca pasa nada, va a necesitar que la fuerza le acompañe.

A finales de 2021, tras ser alcanzadas por el mercado un grupo de resistencias de gran calado, donde destacaba lo que había venido denominando como el "muro de acero", planteaba la posibilidad de un gran proceso bajista para las bolsas. Técnicamente, uno sabe que ciertas cosas son más probables en ciertos lugares. Nada más. Y como no hay camino, sino que se hace camino al andar, es la acción del mercado la que va hablándonos de dónde estamos realmente.

Bolsas Renta variable Análisis técnico Renta fija