Lo independiente está de moda, pese a ingresar más en pareja
  1. Mercados
  2. De Vuelta
Javier Molina

De Vuelta

Por

Lo independiente está de moda, pese a ingresar más en pareja

Esta tendencia tiene un impacto económico, pues la media de ingresos ajustados del hogar en caso de parejas se sitúa en 86.000 dólares frente a los 61.000 de los que viven solos

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Parece que cuando a uno le hablan mucho sobre un tema en concreto, como el de la independencia —con el que desayunamos, comemos, cenamos y nos acostamos—, todo acaba girando en torno a esa materia y no hay forma de salir de ello.

Yo mismo, preocupado por el impacto en los mercados que todo este asunto tiene y tendrá, no he dejado de comentar cómo cubrir una posición o qué moneda adoptará una Cataluña independiente. Y cuanto más aburrido está uno con el culebrón esperpéntico que nos toca vivir, aparece un estudio reciente que muestra que ser y vivir independientes, efectivamente, está de moda y en auge.

En Estados Unidos y utilizando ese informe del Pew Research Center, el porcentaje de adultos que viven de forma independiente (sin pareja) supone en 2017 un 42% del total. En 2007, esa cifra no superaba el 39%. La principal causa parece venir de la caída en el número de matrimonios, pues solo el 50% de la población está hoy casada, frente al 72% de 1960.

El porcentaje de adultos que viven de forma independiente (sin pareja) supone en 2017 un 42% del total. En 2007, esa cifra no superaba el 39%

El número de norteamericanos que viven en pareja (no casados) sí se ha incrementado, pero no lo suficiente como para reducir la cifra global. En cualquier caso, el dato que más llama la atención se centra en la franja de edad situada por debajo de los 35 años, pues son seis de cada 10 los jóvenes que viven de forma independiente. Curiosamente, el número de mayores de 55 años que están solos ha descendido por motivos que pueden achacarse al incremento de la esperanza de vida.

placeholder Crecimiento de estadounidenses independientes.
Crecimiento de estadounidenses independientes.

Esta tendencia tiene un claro impacto económico, pues la media de ingresos ajustados del hogar en caso de parejas, casadas o cohabitando, se sitúa en 86.000 dólares frente a los 61.000 de los que viven solos. Así mismo, y como dato curioso, en la última década los que no tienen pareja suben respecto a los que no tienen empleo.

Pese a ese dato de ingresos, el auge de la independencia así observada está provocando otros efectos y oportunidades económicas. Desde los restaurantes que solo aceptan reservas individuales bajo el argumento de que nada mejor que comer con más espacio, no tener que compartir el plato o el poder pedir más rápido, hasta agencias de viajes que se centran en ese público y resaltan la maravillosa idea de tener una habitación para nosotros solos en un viaje de ensueño. Así mismo, existen ya algunos vehículos de inversión que empiezan a apostar por este segmento del mercado como fuente de rentabilidad diferenciada.

Pero no hace falta complicarse mucho, pues si pasamos al mundo del deporte, otro de los grandes beneficiados de este tipo de independencia, aparecen las primeras oportunidades sencillas de inversión. Nike, por ejemplo, prevé alcanzar una cuota de mercado del 32,75% en 2023 en su negocio de calzado deportivo. Correr está de moda y suele hacerse solo.

Acciones del mercado global.Si comparamos la evolución de las acciones de Nike contra el S&P 500 en los últimos 10 años, la revalorización es muy superior a la que experimenta el índice.
Evolución de las acciones de Nike contra el S&P 500.

Así las cosas, parece que el estigma de hacer cosas solos va perdiendo el brillo de antaño y poco a poco nos adaptamos a los nuevos tiempos. Salvo pasar los atascos en soledad, que no se termina de superar, la idea de ir al cine con uno mismo, dar un paseo sin acompañante, o viajar y comer en solitario se va generalizando en la sociedad.

Y todo este cambio está generando unas oportunidades de negocio cada vez mayores. Si tomamos el caso español, donde son ya un 25% del total de hogares los habitados de forma unipersonal y a pesar de representar a solo un 10% de la población, las opciones empresariales son también interesantes. Si abre un restaurante con mesas para uno solo, ahora que todo esto de la independencia está en todos lados, me apuesto lo que quiera que hasta funciona. Tiempo al tiempo… para todo.

Esperanza de vida Vida Hogares