Como en la vida, la volatilidad es la única verdad

Posiblemente no sea este el fin del mundo ni el momento de vender. Sin embargo, la violencia del movimiento es lo que ha dejado despistados tanto a los bajistas como a los alcistas

Foto: Bolsa de Nueva York. (EFE)
Bolsa de Nueva York. (EFE)

Estos últimos 10 días de bolsa han sido muy entretenidos. Para quienes no entendían (ni siguen entendiendo) los niveles de precios alcanzados por la gran mayoría de activos, hasta diría que exageradamente interesantes. Posiblemente no sea este el fin del mundo ni el momento de vender. Sin embargo, la violencia del movimiento es lo que ha dejado despistados tanto a los bajistas como a los alcistas, y los temores del paso del ciclo monetario 'ultra expansivo' al 'superciclo de la deuda', es lo que verdaderamente preocupa a los más avispados.

La actuación de los grandes bancos centrales tras la crisis financiera supuso la manipulación del riesgo reflejada en el incremento de la deuda y del apalancamiento. Los diferenciales de riesgo en muchos activos, como he venido contando desde hace un buen tiempo, están en niveles absurdos. ¿Cómo puede pagar más Estados Unidos que Grecia a dos años?¿O cómo puede existir sólo un diferencial del 3% en 'high yield'?

Todo esto mientras que el índice S&P/LSTA, que refleja el rendimiento de las mayores líneas de crédito del mercado apalancadas, ha alcanzado niveles máximos de toda la serie.

Por seguir con esas muestras de sensación de ausencia de riesgo en los mercados, sea el activo que sea, la pérdida de cerca de 2.000 millones en uno de los más famosos ETN que apostaba a caídas de volatilidad (XIV) ha vuelto a poner sobre la mesa los excesos de la banca de inversión en su afán de ganancias ilimitadas y la falta de formación del inversor que, de nuevo, compra instrumentos cuyos riesgos no entiende.

Todo este 'mix' de deuda, valoraciones excesivas, instrumentos tóxicos, primas de riesgo no reales, manipulación de la liquidez… lo único que hace es aumentar las probabilidades de un riesgo de cola como conté hace un tiempo. Sustituir la verdad por los instrumentos monetarios de los bancos centrales no sale bien a largo plazo.

Me apuesto a que en el próximo 2%-5% de caída tendremos declaraciones del Banco Central Europeo y el de Japón tranquilizando a los mercados. No en vano ellos tienen un gran porcentaje de bonos y hasta de acciones. Pero eso no sustituye a la realidad. Y cuando alguien por fin se da cuenta en el mercado, acaba por desestabilizar todo el sistema. Luego le hablan de tipos y de inflación…cosa que no está en el verdadero origen del problema. Como decía Minsky, la estabilidad puede ser desestabilizante.

Volatilidad

Así las cosas, y pese a que los gráficos de volatilidad parecen advertir de cierta reversión de la misma, lo vivido estas últimas semanas puede haber sido solo una llamada de atención, un aviso a los inversores para recordarles que el riesgo existe y que el S&P no es un depósito a plazo como muchos parecían creer.

La gestión pasiva ya no tiene tan buena pinta en un contexto de mayor incertidumbre y que como inversor, tal vez debería analizar más lo que compra, con qué objetivo lo hace y cuál es su plan de emergencia. Lo de invertir a largo plazo está muy bien, pero vistas las salidas producidas en la última semana de fondos en Estados Unidos (y en España), la realidad es que muy pocos aguantan los momentos de pánico pese a haber comprado hace no mucho tiempo.

Por último, me gustaría terminar hoy con unas líneas publicadas por Artemis Capital (AMC) con respecto a la volatilidad. No se trata del índice VIX o del índice del miedo. La volatilidad en los mercados no difiere de lo que lo hace en la vida. Sin importar la forma en la que se mide, ésta refleja la diferencia entre el mundo así como lo imaginamos y el que realmente existe. Solo se puede prosperar si no cesamos en la búsqueda de la verdad o, al final, será ésta la que nos encontrará mediante la volatilidad.

De Vuelta

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios