Los ricos también lloran

Aunque usted no lo crea, y con respecto a las inquietudes generadas por el dinero, resulta que tiene mucho más en común con ese grupo de "ultra ricos" de lo que piensa

Foto: (iStock)
(iStock)

Hay “ultra ricos” en todos lados, aunque casi el 75% se concentra en apenas 10 países. Sin embargo, el crecimiento de esta especie, aquellos cuya fortuna supera los 30 millones de dólares, se ha visto ralentizado en los últimos tiempos. En 2018, su número apenas creció un 0,8% hasta alcanzar a nivel mundial, los 265.490 individuos. El año anterior, el crecimiento fue del 13%. Todo ello según datos de estudio realizado por Wealth-X.

Y pese a que no lo crea, y con respecto a las inquietudes generadas por el dinero, resulta que tiene mucho más en común con ese grupo de lo que piensa. Sus preocupaciones especificas serán otras, pero en esencia, sufren los mismos trastornos que el resto de la población. Alcanzar un determinado nivel de fortuna no supone, para nada, extinguir las cavilaciones a las que el dinero nos lleva. Y más cuando aquellos sufrieron, a finales del año pasado, una reducción del 1,7% en el valor total agregado de su riqueza. En concreto y siempre utilizando el estudio arriba mencionado, el importe se vio menguado hasta los 32.3 billones de dólares, en lo que significó la primera reducción de los últimos 3 años. La caída experimentada por los mercados financieros internacionales en esas fechas explicaría parte de lo sucedido.

Sin embargo, existen ciertas diferencias si atendemos al lugar de origen de estos ultra ricos. Estados Unidos, que cuenta con el 31% del total mundial, subió un 2,2% el número de integrantes pese a descender un 0,1% su riqueza. China, que ocupa el segundo lugar, experimenta caídas del 1,3% en su fortuna agregada. Japón, tercero en el ranking, pierde tanto riqueza como componentes. Alemania sube en ambas cifras y Canadá, desde el cuarto puesto sale peor parado, pues pierde un 4,1% de integrantes y un 8,8% de su riqueza total. A la cola se sitúa América Latina que tras un excelente 2017, finaliza 2018 perdiendo un 6% de ultra ricos y un 7% de su total fortuna. El gran ganador es Oriente Medio, que alcanza los 9710 individuos alineados en ese grupo. España ocuparía, en este ranking, el puesto 14 de la lista, sufriendo igual corrección de fortunas.

Si ampliamos los rangos de ese grupo, y tomando como punto de partida aquellos que tienen más de 1 millón de dólares y hasta los 30, se alcanzan los 22,46 millones de individuos. Estos experimentan crecimientos del 1% en ambas magnitudes.

.
.

Por terminar de completar el círculo, y fijándonos en las 10 ciudades que mayor número de “ultra ricos” tienen, nos encontramos con Nueva York como la que mayor riqueza concentra. Hong Kong le sigue de cerca y Tokio está en tercer lugar. Fuente Wealth-X.

.
.

El estudio concluye mostrando que la tristeza de los “ultra ricos” tampoco durará mucho. Las previsiones que se manejan para 2023 y para todas las divisiones que en aquella familia se hacen, apuntan a crecimientos sostenidos tanto en las fortunas, como en el número de integrantes. El cierre muy positivo que se verá en los mercados financieros a tenor de lo acumulado hasta la fecha, impulsará esa recuperación ya en este 2019.

.
.

Así las cosas y a la vista de los anteriores datos, los ricos también lloran, aunque se recuperan antes. Esta familia de afortunados hace sus deberes y se forman constantemente, invierten en aquello que entienden, usan lógica y no las emociones, y aplican una regla simple: la del 100, 10, 3, 1. Es decir, estudian 100 opciones posibles de inversión, consideran 10, analizan 3 y finalmente, invierten en 1 de ellas que, por lo general, es la que controlan en función de su experiencia y conocimientos. Si nos aplicáramos este cuento simple a la hora de invertir, tal vez consiguiésemos invertir mejor y llorar menos.

De Vuelta
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios