China usa la bolsa como arma estratégica ofensiva

En verano de 2014, conocimos que, sorprendentemente, un conglomerado chino entró en el accionariado de una de las marcas del sector de alimentación más conocidas de España

Foto: El presidente de Grupo Wanda, Wang JianLi
El presidente de Grupo Wanda, Wang JianLi

En verano de 2014, conocimos que, sorprendentemente, un conglomerado chino entró en el accionariado de una de las marcas del sector de alimentación más conocidas de España. Fosun International compró un 20% de Osborne. Las marcas Carlos I, Cinco jotas, Anís del Mono o Soberano tendrían un accionista minoritario chino. La operación parece a simple vista excelente para la empresa andaluza. Recibe una aportación dineraria y más músculo que le permitirá adquisiciones internacionales sin perder el control y cediendo también un puesto en el Consejo. ¿Pero quien es Fosun International? Es un conglomerado con sede en Hong Kong.

En diciembre 2015 se hizo publico que se suspendía la cotización en bolsa del conglomerado chino debido a que su presidente Guo Guangchang estaba en paradero desconocido. Se comunicó posteriormente que estaba retenido y “colaborando con las autoridades judiciales en una investigación”. Esta explicación es la que suele darse cuando se investiga a alguna autoridad publica o privada en casos de corrupción. No se sabe si le afectaba a él o era sobre terceros. Estos casos son siempre muy opacos en China. Tras diversas semanas en paradero desconocido, apareció por sorpresa en la última Junta General de Accionistas sin explicar apenas qué ocurrió.

Guo Guangchang es considerado el 17 millonario de la lista Hurun con más de 6.000 millones de dólares. Su imperio internacional, comprado a base de talonario, incluye a Club Mediterranee, la cadena Folli Follie y un paquete en el Cirque du Soleil. Fosun Intl. ha comprado también diversas compañías aseguradoras en Inglaterra y Portugal, e inmuebles como el conocido antiguamente como One Chase Manhattan Plaza en New York por 725 millones de dólares, o la antigua sede de Unicredito en Milán. También compró una banca privada alemana (BHF Bank).

Guo se autoproclama el Warren Buffett chino. Es cierto que usa la compra de empresas aseguradoras para financiar el resto de adquisiciones, tal y como hace Buffett, pero analizando sus operaciones realmente tiene muy alta su autoestima. El presidente Guo apareció finalmente en la Junta General de accionistas y los portavoces de Fosun Intl. no han realizado ningún comunicado oficial. Lo cierto es que los dos últimos intentos de adquisiciones han resultado fallidos. En diciembre se retiró de la compra de BHF Kleinwort Benson, el 'merchant bank' de Londres, y en enero de la aseguradora Phoenix, perteneciente al grupo israelita Delek.

Guo se autoproclama el Warren Buffett chino, pero analizando sus operaciones realmente tiene muy alta su autoestima

Quien tenga acciones o bonos de Fosun Intl. parece claro que le gusta tensar mucho a la suerte.

El conglomerado chino ha realizado 16 adquisiciones por unos 6.500 millones de dólares en 2015 (según Financial Times), elevando su deuda a niveles inauditos según los criterios occidentales. En un reciente artículo, FT calculaba que el ratio de deuda sobre Ebitda era cercano a 60 veces. En parámetros de Standard & Poor’s, la agencia de rating, suele clasificar a las empresas de menor a mayor riesgo entre 0 y 10 veces deuda/ebitda. Niveles superior a tres veces el ebitda que genera su negocio es considerado “significativo” y si se sitúa entre 4 y 5 es ya “agresivo”. Empresas que deben mas de cinco veces el ebitda generado son “altamente apalancadas”.

Otro ejemplo es Dalian Wanda, la compañía china propietaria del edificio España en Gran Vía y del 20% del Atlético de Madrid (por unos 45 millones de dólares), y que se rumoreó insistentemente que iba a comprar el complejo de Marina d’Or, operación que no se ha realizado. Wanda es otro conglomerado basado en adquisiciones multimillonarias a nivel global. Compró, por ejemplo, la productora de Hollywood de “Jurassic World” y de “Godzilla” por 3.500 millones de dólares.

Locuras de las empresas chinas

Dalian Wanda compró en 2012 también la cadena de teatros y cines norteamericana AMC con la controla el 13% de todas las salas de cine norteamericanas y el 6% de las de China, siendo ya la mayor operador cinematográfico mundial. Se comenta que Wanda tiene el apoyo expreso del partido comunista, de ahí la fuerte apuesta en el sector cultural como instrumento. También el sector de deportes es otra gran apuesta. Además del Atlético de Madrid, tiene los derechos de TV comprados a la FIFA para los años 2015 a 2022, incluidos los próximos campeonatos del mundo de fútbol. Además en verano 2015 compró la empresa World Triathlon Corporation, organizadora de triatlones por la cifra sorprendente de 650 millones de dólares., difícilmente amortizable con la estructura de ingresos actuales.

Dalian Wanda Commercial Properties, la única filial cotizada tendría un ratio de deuda de 6 veces ebitda. Siendo un nivel muy alto, sospecho que el ratio de la matriz no cotizada es mucho mas alto, pero claramente inferior a Fosun Intl. que es cercano a 60, nivel que lo hace prácticamente imposible devolverlo con la generación de sus propios negocios.

Bright Food, que en 2015 compró la empresa catalana Miquel Alimentació, es una empresa del sector alimentario-agrícola, sector clave en los últimos años para el gigante asiático. Bright Food es una empresa publica con un ratio de unas 25 veces Deuda/Ebitda (según Financial Times).

En otra operación reciente para controlar la cadena alimenticia, el conglomerado publico chino Cofco Corporation adquirió todo el negocio de trading de granos del bróker de Singapur Noble Group, elevando su apalancamiento hasta la cifra estratosférica de unas 55 veces ebitda. Cierto que Noble Agri es realmente estratégico para las importaciones-exportaciones de cereales.

Una de las operaciones mas inexplicables, si la medimos con criterios ortodoxos financieros, fue la reciente compra de Terex por parte de Zoomlion

Claro que una de las operaciones mas inexplicables, si la medimos con criterios ortodoxos financieros, fue la reciente compra de la compañía de maquinaria de construcción Terex por parte de la china Zoomlion. Según cálculos de Capital IQ y Bloomberg, la deuda de Zoomlion se elevaría hasta los 83,4 veces ebitda. Es decir, necesitaría más de 83 años de generación de ebitda (que no de Cash Flow Libre que podría ser de dos a 5 veces mas) para poder repagar su deuda sin intereses. Lo curioso es que la deuda sobre ebitda de la compañía norteamericana es de apenas 3,6 veces, un ratio estándar en los mercados financieros occidentales.

La ultima operación de compra apalancada china es mucho más estratégica y con más lógica que las realizadas por Zoomlion o por Fosun. ChemChina, compañía química que emplea a 140.000 empleados, tras comprar en 2015 Pirelli, ha llegado a un acuerdo reciente para adquirir Syngenta. La empresa suiza de semillas y protecciones de cultivos agrícolas en una empresa estratégica en el sector de cultivos y encaja con la voluntad de las autoridades chinas mejorar su seguridad alimentaria. Tras estas adquisiciones el nivel de apalancamiento de ChemChina se sitúa cerca de las 10 veces, nivel casi insostenible pero a cambio de controlar dos empresas tan estratégicas como Pirelli y especialmente Syngenta, con lo que probablemente los bancos públicos chinos le apoyaran pase lo que pase. La financiación de la compra de Syngenta ha sido realizada por China Citic Securities de 30.000 millones de dólares y del británico HSBC con 20.000 millones Citic Securities forma parte del grupo CITIC, conglomerado bancario en el que BBVA fue accionista hasta su reciente salida.

No todas las empresas chinas realizan las mismas locuras. Empresas tan relevantes como Lenovo, Geely Automotive o Huawei mantienen niveles de apalancamiento inferiores a 2,5 veces Ebitda.

Para compararlo, la empresa de la bolsa española más apalancada es Sacyr con unas 10 veces deuda neta/Ebitda, y FCC, OHL , Ferrovial, Enagás o Acciona con un ratio en el entorno de 5 veces. Tambien Telefónica estaría entre 4 y 5 veces.

El ebitda no es en absoluto un elemento que te permita medir bien la generación de caja de las compañías

En mi opinión, el ebitda no es en absoluto un elemento que te permita medir bien la generación de caja de las compañías ya que no incluyo los pagos de intereses de la deuda, los impuestos, ni las amortizaciones y provisiones. De hecho, cuando mas te endeudas, mejor ebitda sueles tener, lo que tiende claramente a promover mas endeudamiento. Para mi el dato perfecto es el 'free cash flow' o flujo de caja libre que es mucho más exigente. Todos los ratios de apalancamiento citados en este post sobre empresas puedes ser fácilmente 5, 10 o 15 veces mas elevados si usáramos el flujo de caja libre en lugar de ebitda. Por ejemplo, en Telefónica en lugar de 11.414 millones de euros a 4.197 millones, o en OHL su ebitda es 1.009 millones pero su flujo de caja libre es negativo de 12 millones.

Lo que me queda claro es que en estas operaciones hiperapalancadas realizadas por empresas chinas, no es posible únicamente realizar un análisis económico-financiero. Parece claro que son operaciones apoyadas o impulsadas o promocionadas por el gobierno chino por motivos estratégicos (alimentación-agricultura, difusión cultural, automoción), lo que les permite encontrara financiación habitualmente entre los cuatro grandes bancos públicos. El problema de empujar estas operaciones y no medir la parte financiera es que estos empresarios están ejecutando operaciones que muy probablemente quebraran por lo que deberán ser ayudados con dinero del contribuyente chino. Los incentivos son demasiado perversos aunque obviamente permiten adelantarse a cualquier competidor privado que nunca podrá competir con estas ofertas galácticas.

Ver aquí otros artículos sobre el complicadísimo trabajo de invertir o analizar empresas chinas.

El Abrazo del Koala
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios