El año que será

Confirmamos si las recomendaciones a lo largo del año se mantienen o cambian, además de cerrar con una cartera tipo propuesta para su pensión en el 2021

Foto: La Bolsa de Madrid. (EFE)
La Bolsa de Madrid. (EFE)

Llegamos ya al final de la revisión de las ideas propuestas en esta columna. Déjenme recordadles que todas ellas quedan documentadas en El Confidencial; así que, si alguien quiere más detalles sobre cualquiera de ellas, solo debe buscarlas en el blog de En Primera Línea.

Durante las últimas dos semanas hemos visto el comportamiento de dichas recomendaciones y, lo que es probablemente más útil ahora mismo, hemos confirmado si aún creemos en ellas o ha llegado la hora de reducir o incluso cerrar las mismas. Hoy cerraremos con una cartera tipo propuesta para su pensión en el 2021.

¡Manos a la obra! A mediados de octubre analicé el porqué de la subida de casi un 100% de Rolls Royce tras anunciar una enorme emisión de deuda y una nueva ampliación de capital. Explicaba que en ese momento no había ninguna otra explicación que un cierre de cortos y que había que esperar a ver si el valor se estabilizaba una vez terminase la ampliación de capital. Desde entonces Rolls Royce ha subido más de un 26% llegando a subir un 44% en un momento dado. Si compraron, yo vendería: no me gusta ni su estructura de capital, ni las predicciones económicas de sus contratos de mantenimiento, ni su nivel de deuda. Si quieren jugar en la recuperación económica, hay muchas mejores apuestas.

Terminábamos el mes y empezábamos noviembre revisando la volatilidad, intenté explicar de manera bastante simple el significado de dicho concepto e hice dos recomendaciones muy cortoplacistas que funcionaron extremadamente bien, el día 26 de octubre avisaba de que la volatilidad se podía disparar y pasó de 23 a 40. El día 2 de noviembre recomendaba venderla y reconstruir posiciones en nuestra cartera de renta variable y todos sabemos lo que ha pasado. A día de hoy, en estos niveles, con las elecciones al Senado de Georgia (EE.UU.) el 5 de enero y con una tercera ola más que cierta, después de Navidades, yo sin duda volvería a comprar volatilidad, o aligerar mis carteras o comprar oro. Todos los analistas están positivos en bolsa para el 2021, y cuando menos a corto plazo yo espero una corrección importante de entre el 5 y el 10% en breve.

Con noviembre empezaba la magia, y la recomendación de Merlín se veía claramente beneficiada por el anuncio de la vacuna de Pfizer. Podría intentar ponerme la medalla por el 34% de revalorización que Merlín ha tenido desde aquel análisis, pero la verdad es que todo el sector se movió de manera similar. La pregunta, por tanto, es qué hacer ahora. Ahora más que nunca hay que seguir invertido en Merlín o comprar, si no se tienen, puesto que el anuncio del retiro de David Brush del día a día, sólo incrementa las posibilidades de una OPA de exclusión. David tiene estrechos vínculos con Brookfield y conoce Merlín mejor que nadie. Ismael y David se merecen volver a ser dueños de su compañía y decidir su futuro, lo serán.

Si tienen dudas sobre el sector les recomiendo echar un ojo a Entra y la lucha por su control, con 3 opas ocurriendo al mismo tiempo. ¿Adivinan que pasaría si Merlín se pone en juego? Les auguro que más de tres ofertas habría en la mesa.

El 16 de noviembre intenté explicar el movimiento excepcional que habían experimentado los mercados en esa semana y cómo la rotación hacia 'value' podía no haber hecho más que empezar. La semana siguiente me entretuve en analizar los bancos y las posibilidades que ofrecían de cara al 2021. Los bancos en esa semana llegaron a subir hasta un 8% pero ese movimiento ahora se reduce a un pobre 2%, así que mantendría la posición en ellos.

La última recomendación era sobreponderar los valores británicos, que así mismo representan el estilo Value, hemos hecho un 5% en dos semanas, pero aquí nos queda mucho recorrido y parte de la pensión debe estar en ellos.

En resumen, esta sería mi recomendación para su pensión este año:

El 15% de sus carteras debería estar en gestión activa, digamos activa de renta variable global, el 10% en oro, el 10% en un 'tracker' (ETF o fondo de réplica) del Eurostoxx, el 10% en un tracker de FTSE250, el 5% en bancos, el 25% en renovables y fondos ESG, 10% en una cartera con sus 4 o 5 valores favoritos (los míos serian Iberia, Aston Martin, Merlín y KPN, del que hablaremos en el próximo articulo). Nos faltaría un 15% que yo recomendaría ponerlo en un fondo de emergentes (quizás la mitad en Rusia y la mitad en Asia).

No tendría prisa. Pongan la mitad ahora y un 10% cada mes hasta mayo o junio. Si hay una corrección de un 5% o un 10% ese mes, pongan el doble.

Mientras les deseo una muy feliz Navidad y ¡nos vemos en el 2021!

En Primera Línea