Es noticia
Menú
Regreso al Futuro: ómicron
  1. Mercados
  2. En Primera Línea
Rodrigo Rodríguez

En Primera Línea

Por

Regreso al Futuro: ómicron

Es imposible saber cuál debe ser la respuesta ante esta situación, ahora bien, igual el 'Black Friday' se ha convertido en esa "oportunidad única de compra" también en los mercados financieros

Foto: Foto: Reuters / Eva Plevier.
Foto: Reuters / Eva Plevier.

La verdad es que el título de este artículo me ha quedado bastante peliculero: una mezcla entre una permanente ilusión (¡quién pudiera volver al pasado para avisar a todas las autoridades sanitarias de lo que estaba a punto de pasar!) y ómicron, que, honestamente, suena a Armagedón y que, por la que se lio el viernes en los mercados, puede darnos mucho que pensar y bastante por lo que estar preocupados. Es imposible que hoy no hagamos referencia a la nueva variante covid y a sus consecuencias financieras.

El viernes pasado, a las 6:45 de la mañana, como parte de mi rutina diaria, mientras sacaba a los perros, me conecté a Bloomberg desde el teléfono. Esperaba encontrarme un mercado aburrido y plano, como es habitual el viernes después de acción de gracias. Históricamente, este viernes es conocido por sus grandes rebajas y por su tendencia a que no pase nada en el mercado financiero. Para que se hagan una ida, solo en una ocasión el S&P se había movido más de un 1% en el 'Black Friday', en noviembre del 2009.

Foto: Foto: EFE/Oliver Hoslet.

Para mi sorpresa, y preocupación, el Eurostoxx caía más de un 2,5%, Asia había estaba todo el día en rojo con caídas muy importantes y el futuro americano indicaba mostraba un descenso del 1,5%, que terminó en más de un 2,2%.

¿Qué había pasado? ¿Qué era eso de una nueva variante? Y, sobre todo, ¿Qué hace que esta nueva variante sea tan peligrosa? Pues bien, esto es lo que, a día de hoy, he conseguido averiguar:

  • Esta nueva cepa tiene 32 "mutaciones" respecto al covid original. Delta solo tiene 4. Así que, este “bicho” es muy diferente.
  • Impacto desconocido, pero cuanto más transmisible, más peligrosa, y esta variante parece de alta transmisibilidad, incluso en los doblemente vacunados.
  • Se tardarán semanas, o meses, en averiguar el alcance real. Esto es clave desde la perspectiva del riesgo: no estoy seguro de que el mercado pueda digerir esto rápidamente y recuperarse.
  • Pfizer y Moderna confirman que llevará semanas conocer la eficacia actual de la vacuna/refuerzo, pero que en 100 días tendrán una respuesta y solución fiable.
  • Y, lo más importante y peligroso frente a otras variantes encontradas, estamos en pleno invierno y, además, es uno de los más fríos de los últimos años.

Si bien el pánico no era evidente, sí que la presión vendedora tuvo un gran impacto a lo largo de casi todos los activos

Ante la duda, siendo final de año y en un mercado extremadamente ilíquido, se vieron programas de venta como no se recordaba desde los meses de marzo y abril del 2020. Si bien el pánico no era evidente, sí que la presión vendedora tuvo un gran impacto a lo largo de casi todos los activos. No queda tiempo en el año para recuperarse de un potencial error, así que parece que la decisión generalizada fue la de ser prudente y “nadar y guardar la ropa”.

Los distintos gobiernos esta vez actuaron con gran celeridad, y los titulares se multiplicaban:

* Holanda cierra fronteras en otro intento de detener el virus.

* EEUU restringe los viajes desde Sudáfrica debido a una nueva variante.

* WHO (La organización mundial de la Salud) llama a la nueva cepa una variante de preocupación y la nombra Ómicron.

* Hong Kong identifica un segundo caso de nueva variante de covid. CNN.

* Rusia limita los viajes desde Sudáfrica, Hong Kong. IFX

Como profesional sentía ser parte de “Regreso al futuro”: El FTSE se dejaba un 3,64%, el DAX un 4,15%, el Petróleo caía un 12,9%, las aerolíneas un 11% y el S&P cerraba con un 2,2% en rojo. Por otro lado, ZOOM subía más de un 10% y Moderna se revalorizaba más de un 20% y, por ultimo, la volatilidad se disparaba hasta niveles no vistos desde mayo de este año, subiendo más de un 40% en un día ... ¡yo esto ya lo había vivido antes y no hace mucho!

¿Estaba todo esto justificado?, en principio, parecía que sí pero, al leer los comentarios del famoso epidemiólogo Glen Grossman en un intercambio de emails con uno de mis analistas, me entraron algunas dudas . Escribía lo siguiente:

  • “Parece que todos los meses nos hemos enterado de que surgen nuevas variantes de las que deberíamos tener miedo”.
  • “La mayoría de las mutaciones terminan haciendo que el virus sea menos efectivo, en lugar de más preocupante”.
  • “Delta se identificó principalmente como un problema desde el principio, debido a la evidencia epidemiológica temprana, más que a los datos de laboratorio”.
  • “Todas las demás variantes por las que los laboratorios se han alarmado han resultado no ser nada de qué preocuparse en comparación con Delta”.
  • “Hasta ahora, esta variante del virus no se ha encontrado en muchas personas, por lo que es imposible predecir si hay algo de qué preocuparse”.
  • “Cuando surgió Delta, vimos un crecimiento muy rápido en unas semanas”.
  • “Hasta ahora, no he visto ningún dato en ningún lugar del mundo que demuestre claramente este comportamiento en B.1.1.529”

Ciertos valores que se habían disparado, se han puesto a niveles muy interesantes y les recomiendo que revisen su cesta de la compra

Es imposible saber cuál debe ser la respuesta ante esta situación, ahora bien, igual el Black Friday se ha convertido en esa “oportunidad única de compra” también en los mercados financieros. Honestamente creo que los movimientos del viernes fueron una sobrerreacción debida, como ya he dicho, a la falta de liquidez, la proximidad del fin de año, la incertidumbre y el hecho de que era un viernes en el que nadie esperaba que pasara nada. No dudo de que sea necesario tener protección y, como siempre les digo, hay que intentar comprar volatilidad (hay muchos ETFs que se lo permiten hoy en día), puesto que si el mercado se da la vuelta el movimiento puede ser muy feo. Sin embargo, ciertos valores que se habían disparado, ahora se han puesto a niveles muy interesantes y les recomiendo que revisen su cesta de la compra.

Si “Nu” finalmente se convierte en “Na”, las aerolíneas son sin duda la apuesta más clara (que no la única). ¿No sé cuándo fue la última vez que intentaron comprar un billete de avión, pero yo en 20 años en Inglaterra no recuerdo haber tenido que pagar los precios que he pagado este año por volver a casa por Navidad, como el turrón El Al…? (no se me permite publicidad…)

Esperemos que no haya ni armagedón, ni regreso “al pasado” y que todos podamos tener una Feliz Navidad que, si bien no será sin covid, Dios quiera que sea con un “enemigo” ya conocido y no por conocer.

La verdad es que el título de este artículo me ha quedado bastante peliculero: una mezcla entre una permanente ilusión (¡quién pudiera volver al pasado para avisar a todas las autoridades sanitarias de lo que estaba a punto de pasar!) y ómicron, que, honestamente, suena a Armagedón y que, por la que se lio el viernes en los mercados, puede darnos mucho que pensar y bastante por lo que estar preocupados. Es imposible que hoy no hagamos referencia a la nueva variante covid y a sus consecuencias financieras.

Eurostoxx 50 Hong Kong
El redactor recomienda