Es noticia
El daño está bajo la superficie
  1. Mercados
  2. En Primera Línea
Rodrigo Rodríguez

En Primera Línea

Por

El daño está bajo la superficie

Parte del pánico de esta semana lo generó el CEO de Moderna que, tras declarar el lunes que las nuevas vacunas estarían lista a principios del 2022, al día siguiente comenta que igual las existentes no son efectivas contra ómicron

Foto: Foto de la bolsa. (EFE Altea Tejido)
Foto de la bolsa. (EFE Altea Tejido)

Dicen que la tempestad, al menos en los mercados, normalmente llega cuando menos te la esperas, cuando crees que el viento viene de cola, cuando más daño puede hacer. El S&P cerró el viernes cayendo “solo" 96 puntos básicos, 1.35% en la semana y 3.53% en las últimas dos semanas, pero les garantizo que debajo de ese titular hay autenticas tragedias o, lo que es lo mismo, auténticas oportunidades pues, como siempre, en toda crisis siempre hay vencedores y a mar revuelto ganancia de pescadores.

El índice general americano caía algo más de un 1%, pero la volatilidad se disparaba y se veían señales clarísimas de liquidaciones forzadas, porque si no, ¿cómo podemos entender que si el motivo de la caída era la incertidumbre generada por ómicron y, por tanto, las posibilidades de otro confinamiento, los valores que peor lo hicieran en la semana eran los conocidos como “Work From Home” ("trabajar desde casa”)? De la misma manera, las distintas plataformas de comida se dejaban desde el 12% de Delivery Hero, al 25% de Deliveroo. Zoom, la empresa de videoconferencias, casi un 15% y Pelotón, las bicis estáticas, más de un 8%; y eso que todas ellas estaban muy lejos de sus máximos.

Cierto es que vivir pendiente de un nuevo titular sobre la aún desconocida nueva variante no ayuda pues, si bien parece que los síntomas son leves, también es cierto que es altamente contagiosa. Ahora bien, creo que ómicron, como dije la semana pasada, es el principio del fin. Pero del fin del covid, si Dios quiere: los últimos coletazos. No soy un experto virólogo pero el sentido común me hace pensar que hoy en día sí estamos preparados y que las vacunas y, más importante, los tratamientos recientemente aprobados deberían protegernos. Parte del pánico de esta semana lo generó el CEO de Moderna que, tras declarar el lunes que las nuevas vacunas estarían lista a principios del 2022, al día siguiente comentó que igual las existentes no son efectivas contra ómicron. Llámenme mal pensado, pero, ¿quién se beneficia de estos comentarios?

Por tanto, podemos decir que los movimientos del mercado no parece que fueran una respuesta directa a la amenaza covid. Esto nos lleva a analizar el otro factor más importante de la semana: el testimonio del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. En él dejó claro que la FED estaba dispuesta a empezar con el “tapering”, es decir, la reducción de sus compras de activos en mercado abierto, su disposición a actuar en los tipos de interés y, por primera vez, dejó de tratar a la inflación como transitoria.

Pues bien, que esto iba a pasar en diciembre no debería sorprender a nadie. Ya sabíamos que el FOMC estaba considerando acelerar la reducción de sus compras de activos, pero lo relevante es que la parte escrita del testimonio fue muy sencilla y la FED suele ser muy cuidadosa con los cambios en el rumbo de las políticas y lo hace por escrito después de una gran revisión. Powell diciendo que están considerando acelerar la puesta a punto, no significa que el FOMC ya haya decidido acelerarla. La dificultad para acelerar el “tapering” es relativamente alta, por un lado, por la proximidad del anuncio y, por otro, porque la dificultad para aumentar los tipos es mucho mayor acelerando esta operación.

El que Powell retirara la palabra "transitoria" en su referencia a la inflación fue un movimiento político. Si el mercado sigue creyendo que la Fed subirá solo el próximo año, y luego tendrá que parar, en este caso la curva seguirá aplanándose.

Foto: EC.

Sin embargo, el 10 años americano terminó la semana a 1.34%, niveles no vistos desde junio, es decir, la curva se aplanó, lo que bien indican que el mercado cree que la FED no podrá llevar a cabo más que una o dos subidas de tipos antes de cambiar de dirección, o bien predice que la economía se va a terminar ralentizando.

También el mercado de renta fija sufrió la semana pasada, pero, en mi opinión, fue resultado del posicionamiento previo del mercado: ante una FED alcista los tipos cayeron, de la misma manera que, contra todo pronóstico, con tipos más bajos, en equity el factor “value” lo hizo mejor que el factor crecimiento. Es cierto que tipos más altos, drenan liquidez del mercado y no favorecen a las tecnológicas pero, si la parte larga de la curva cae, ¿no debería ser esto bueno para las tecnológicas? Pues no parece ser el caso y así lo refleja el hecho que el fondo ARKK innovation de Cathy Wood, del que ya hemos hablado en el pasado, se cayera más de un 12% esta semana. No hay duda de que, igual que no tenía sentido el hecho de que compañías que solo generaban pérdidas estuvieran en máximos históricos, también es cierto que no hay una clara razón para el movimiento de esta semana.

Y una última pregunta: ¿y si la intención de Powell fuera terminar con cualquier incertidumbre para evitar que se repitan los miedos de diciembre del 2018? En ese caso, ¿no debería el mercado asumirlo como algo positivo?

El jueves la OPEC, contra todo pronóstico, pues el petróleo se había caído casi un 15% desde la aparición de ómicrom, decidió incrementar la producción diaria, aunque declaró estar vigilante. Una subida de producción en un mundo de demanda reducida por esta nueva variante debería hacer que el precio cayera y, sin embargo, subió, añadiendo mas incertidumbre a la ecuación.

Sigamos analizando esta “tranquila semana”. Tras muchos rumores, se confirma el viernes que el Gobierno chino ha pedido a DIDI (el UBER chino) que cancele su cotización en la bolsa americana y salga a bolsa en Hong Kong. Además, una noticia que llevaba meses en el cajón vuelve a salir a la luz: la SEC americana sigue adelante con su proyecto de retirar de la bolsa todas aquellas compañías chinas que no cumplan con ciertos estándares de contabilidad y supervisión. Estos dos titulares provocaron una ola de venta de los valores chinos listados en Estados Unidos (ADRs) casi sin precedentes. Baba, JD.com y PDD se dejaron un 8% en el día, y DIDI cae un 22%.

Pues bien, DIDI ha pagado el precio de enfrentarse al Gobierno chino, puesto que la semana antes de salir a bolsa en Estados Unidos, el Gobierno chino les “recomendó" no hacerlo (de esa manera en la que recomienda el Gobierno chino). Desde entonces, en menos de seis meses, el valor ha perdido más de $30.000 millones de capitalización bursátil.

Foto: Edificio de la Reserva Federal de EEUU (EFE)

DIDI es un hecho aislado y el presidente XI no va a actuar de la misma manera contra sus otros unicornios ya establecidos y, por otro lado, las medidas de la SEC les otorgan 3 años a las empresas para adaptar sus políticas. ¿Alguien cree que BABA no será capaz de publicar las cuentas como quiera el regulador en 3 años? Esta medida solo intenta evitar situaciones fraudulentas como la de Luckincofee, por ejemplo.

Volviendo al mercado en general, esta ola de ventas provocó más liquidaciones de carteras y la semana terminó con más de uno lamiéndose las heridas y, sobre todo, sin tener una respuesta clara de lo que había pasado. Ninguno de los argumentos anteriores justifica estos movimientos por sí mismos, pero si queremos encontrar una respuesta solo hay una: EL MIEDO. El miedo que había a hacerlo peor que el mercado, se ha transformado en miedo, no solo a hacerlo peor, sino a perder lo obtenido hasta ahora en el año y, con tres semanas para el final, esas apuestas apalancadas se han vuelto bombas de relojería. Es una lucha por la supervivencia. Creo honestamente que hay auténticas gangas y que hay ciertas ventas que han sido indiscriminadas esta semana; ventas no sujetas a lógica. Toca hacer los deberes y mantener la calma.

Les dejo con unos cuantos datos indicativos:

  • La estimación de rendimiento fundamental de Goldman Sacks Equity Long/ Short cayó un -2,59% entre el 26/11 y el 2/12 (frente a MSCI World TR -2,69%), el peor rendimiento semanal desde enero.
  • Tanto el apalancamiento bruto como el neto disminuyeron durante la semana. El apalancamiento fundamental Long Short (Hedge funds de delta neutral corto/largo) bruto y neto, registró la mayor disminución semanal en más de tres y seis meses, respectivamente.
  • Las posiciones de Prime Broker de Goldman Sachs reflejan una venta neta por tercera semana consecutiva,
  • A pesar de los menores rendimientos de los bonos, la rotación de factores por parte de los hedge funds, desde el crecimiento hacia el valor, se ha acelerado desde la reunión del FOMC de noviembre. Estos fondos vendieron el sector tecnológico americano al ritmo más rápido en años, liderado por software y sistemas de Pagos (Fintech payments)

Los profesionales tenemos que vivir o, mejor dicho sobrevivir, con el "Mark to Market" diario, ustedes no. Muchos esperaban una corrección para entrar, no miren solo a los índices, hay valores que han caído más de un 20% esta semana y, en algunos casos, no está justificado a medio plazo. ¿Tiempo para salir de compras? Sí, pero comprando selectivamente y, obviamente, tomando también algo de volatilidad (+ 25% esta semana)

Reserva Federal Inflación