Guía Brexit: ¿Qué va a ocurrir ahora en Bruselas?

El sentimiento abrumador que planea en la Europa continental es que el Reino Unido todavía no está preparado para el Brexit; está con el pie cambiado

Foto: Billetes de euro y libra ante la palabra Brexit. (Reuters)
Billetes de euro y libra ante la palabra Brexit. (Reuters)

Dan comienzo las negociaciones del Brexit

El primer día de las conversaciones sobre el Brexit se inició en Bruselas el 19 de junio de 2017 con los principales negociadores, Michel Barnier, en representación de la Comisión Europea, y David Davis, representante del Reino Unido. Barnier mostró una gran preparación y se parecía al montañista que es, habiendo pasado el fin de semana escalando en los Alpes franceses. Las conversaciones iniciales se centraron en el calendario y la estructura del acuerdo Brexit.

Reacciones de Europa: ¿Qué esperaba el Reino Unido?

El sentimiento abrumador que planea en la Europa continental es que el Reino Unido todavía no está preparado para el Brexit; está con el pie cambiado, y habría tenido que aceptar que no habrá negociaciones sobre una futura relación entre las dos partes antes de que la denominada “factura Brexit” haya sido liquidada (incluyendo la liquidación de pasivos del pasado ​​y pagos de futuras alianzas).

Al contrario, la Unión Europea (UE) se ha estado preparando los últimos ocho meses y su equipo está listo para avanzar en todos los frentes. La sensación de que "Brexit significa Brexit" se está filtrando a través de las recien iniciadas negociaciones y, hasta los países que tradicionalmente son más comprensivos con el Reino Unido, como Dinamarca y Holanda, muestran una postura firme al respecto.

Alianza franco-alemana

El Brexit está teniendo lugar en el contexto de importantes cambios políticos en Europa. El éxito electoral de Emmanuel Macron en Francia fue un momento crucial que ha relanzado la gran alianza franco-alemana. Esta ha sido fundamental desde el inicio del proyecto de la UE, cuando la Comunidad Europea del Carbón y del Acero fue fundada en 1951 para que no hubiera más guerras en suelo europeo. De hecho, esto es algo que todos deberíamos recordar más a menudo: el proyecto de la UE es un proyecto de paz, y no un mercado interior. El mercado interior es parte del proceso de paz.

El gran acercamiento franco-alemán está centrando tanto las mentes como los corazones en lo que realmente es el núcleo de la UE

El gran acercamiento franco-alemán está centrando tanto las mentes como los corazones en lo que realmente es el núcleo de la UE, y esto es muy probable que influya en los representantes que trabajan sobre el Brexit. Si los resultados de las elecciones francesas hubieran sido diferentes, las negociaciones habrían sido mucho más difíciles para Alemania.

Dentro de la UE existen muchas y diferentes alianzas; los estados tradicionales del noroeste, los estados de Europa central y oriental, España e Italia. Pero no existe una verdadera asociación entre todos estos grupos. Sin embargo, la alianza franco-alemana sí ha tenido impacto y ha vuelto a reunir a todos alrededor del mismo proyecto común.


El presidente francés y la canciller alemana, Angela Merkel, han dejado claro que dejarán la puerta abierta para que el Reino Unido revierta el proceso del Brexit. Sin embargo, después de las recientes elecciones, el Reino Unido está en proceso de formación de un nuevo gobierno y parece poco probable que aquella reversión ocurra. Al contrario, parece que el Reino Unido está más firme en el camino del Brexit.

El futuro de los servicios financieros

El futuro de los servicios financieros es una parte crítica de las negociaciones, ya que Londres es el mayor centro financiero de Europa y el Brexit no va a cambiar esta posición, al menos por ahora. La UE, sin embargo, querrá reubicar las funciones esenciales, como los sistemas de compensación, a los países de la UE; a menos que se pueda alcanzar un acuerdo satisfactorio en las negociaciones con el Reino Unido.

Para la UE, es crucial tener control sobre las áreas de los mercados financieros que podrían afectarla sistemáticamente, por lo tanto, en los próximos meses, ambas partes tendrán que tomar una decisión pragmática al respecto. La UE ya ha presentado algunos principios rectores sobre la reubicación de empresas de inversión desde el Reino Unido, y la ESMA (Autoridad Europea de Valores y Mercados) ha publicado ya algunas directrices al respecto. La ESMA ha advertido contra las empresas que tienen representaciones “vacias” en la UE, con todas las funciones esenciales centradas en el Reino Unido. Es evidente que las empresas deben establecer una presencia significativa en la UE y no sólo un simple "apartado de correos".

Después del receso de la vacaciones estivales del parlamento, el Reino Unido tendrá que volver con propuestas para liquidar su “factura Brexit”. Mientras tanto, los equipos de la Comisión Europea estarán preparando los expedientes para los mercados internos, incluidas las empresas que serán autorizadas a tener presencia en la UE.

Perspectiva desde Bruselas

Cada vez es más evidente en mis reuniones con los reguladores en toda Europa continental que el Brexit va a ser doloroso para ambas partes en términos de servicios financieros. Sin embargo, también es una oportunidad para que Europa continental desarrolle el tipo de mercado que mejor se adapte a su perfil. Con un mercado que todavía depende en gran medida de la banca (75% banca y 25% mercados), ahora se trata de establecer una estrecha relación entre la unión bancaria de la UE y la unión de mercados de capitales. Con esta unión más cercana, podríamos esperar un futuro que garantice que las empresas y los consumidores individuales obtengan lo mejor de los mercados

Josina Kamerling, directora de Asuntos Regulatorios de CFA Institute para Europa, África y Oriente Medio (EMEA)

Finanzas para no iniciados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios