Las finanzas sostenibles se afianzan en la UE

Las cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza (ASG), así como la sostenibilidad, son una prioridad de la CE, ya que la Unión Europea quiere ser líder mundial en este campo

Foto: Inversión ASG tiene en cuenta cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza
Inversión ASG tiene en cuenta cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza

Con el fin de asociar la inversión sostenible con las finanzas, y alcanzar los objetivos sobre clima y energía acordados en París en diciembre de 2015, la Comisión Europea (CE) ha lanzado un ambicioso Plan de Acción para el crecimiento sostenible. La CE busca reducir los riesgos financieros causados por el cambio climático, los desastres naturales y los problemas ambientales y sociales. El objetivo es fomentar inversiones más transparentes y de largo plazo.

El primer paso se materializó en una serie de Propuestas legislativas presentadas por la CE el pasado mayo. Entre otros, se trata de los requisitos de divulgación de las inversiones sostenibles, el establecimiento de una taxonomía (criterios uniformes o glosario para determinar la sostenibilidad ambiental de una actividad económica, por ejemplo actividades ambientales y sociales), y la introducción de nuevas categorías de referencias ('bechmarks').

Las cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza (ASG), así como la sostenibilidad, son una prioridad de la CE, ya que la Unión Europea (UE) quiere establecer estándares y convertirse en un líder mundial en este campo. Este enfoque también está respaldado por otros reguladores y supervisores de la UE.

En una reciente conferencia organizada en el Parlamento Europeo sobre "El futuro de los mercados de capitales en la UE: ¿Hacia una integración más profunda?", Steven Maijoor, presidente de la Autoridad Europea de Mercados de Valores (AEVM), subrayó que los responsables políticos deberían dar una respuesta adecuada a la comunidad financiera en la UE. Afirmó que la industria está invirtiendo de forma cada vez más sostenible y está dispuesta a sacrificar los rendimientos a corto plazo para alcanzar objetivos a largo plazo. También hizo hincapié en que los asesores financieros deberían tener en cuenta las preferencias por la sostenibilidad de sus clientes cuando les brindan asesoramiento o les ofrecen un producto financiero.

Basada en las propuestas de la CE, CFA Institute realizó una Encuesta, centrada en la integración de los factores ASG en el deber fiduciario de los gestores de inversión, y sobre otros asuntos clave del Plan de Acción de la CE sobre finanzas sostenibles. La abrumadora mayoría de los profesionales de la inversión en toda la UE apoya incorporar los factores ASG al proceso de análisis de la inversión. En España, el 88% de estos profesionales están de acuerdo en que los inversores institucionales deberían tener en cuenta los factores ASG al realizar análisis y tomar decisiones de inversión.

Sin embargo, el consenso fue menor a la hora de establecer si los criterios ASG deberían agregarse formalmente al deber legal fiduciario del gestor de inversiones. Solo el 34% en España apoyaron la idea, en comparación con el 44% de promedio en la UE. Los Países Bajos fueron los que más apoyaron, con un 57%. Cuando se les preguntó si los reguladores deberían exigir a los gestores de inversiones que consideren factores específicos en su análisis, el 23% de los encuestados en España lo consideró apropiado.

Se analizaron las opiniones de estos profesionales sobre la introducción de las etiquetas ASG o la calificación de los productos financieros. En toda la UE, el 45% respaldarían la creación, por parte de un organismo regulador, de etiquetas o calificaciones ASG para todos los productos, y el 63% desearía ver dichas etiquetas o calificaciones para productos financieros minoristas.

La CE también propuso establecer una taxonomía en la que una actividad económica debería contribuir, al menos, a uno de los objetivos ambientales establecidos por la CE. En este sentido, solo el 24% estaría a favor de la obligatoriedad de los criterios sostenibles, y un 35% a favor de una taxonomía voluntaria.

Las cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) son una prioridad de la CE, ya que la Unión Europea quiere ser líder mundial en este campo

De acuerdo con nuestros resultados la mayoría de los encuestados no utilizan 'benchmarks' (referencias) de sostenibilidad para hacer un seguimiento del rendimiento de la inversión, principalmente por la falta de estandarización de las metodologías disponibles. Los responsables políticos de la UE podrían llenar este vacío si se aprueban los procedimientos legislativos sobre una taxonomía sostenible y la creación de referencias de bajo carbono y de impacto positivo de carbono.

Hasta ahora, la CE solo se ha centrado en la "A" de la ASG, especialmente en los factores climáticos. El principal objetivo de las medidas propuestas es materializar con acciones concretas el acuerdo de París sobre el cambio climático. A su vez, la principal preocupación de la industria de inversión reside en la posible reducción del valor aportado a los inversores en favor de abordar los problemas del cambio climático. La protección de los inversores debe permanecer muy alto en la agenda de la UE.

Los miembros del Parlamento Europeo están adoptando un enfoque ambicioso sobre los asuntos relacionados con la sostenibilidad, tratando de ampliar el alcance de las propuestas iniciales de la CE. Aunque el Parlamento Europeo tiene la intención de llegar a un acuerdo con el Consejo de la UE en el marco del actual mandato, es poco probable que los procedimientos legislativos se finalicen antes de las próximas elecciones europeas.

*Josina Kamerling, Responsable de Asuntos Regulatorios para la región EMEA en CFA Institute

Finanzas para no iniciados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios