Cómo puede encontrar el éxito el profesional de la inversión del futuro

Los profesionales de la gestión de inversiones deben adoptar la tecnología, sin importar sus roles, y centrarse en lo que vemos como una nueva ecuación de habilidades: IA+ IH

Foto: Pago con los móviles. (Reuters)
Pago con los móviles. (Reuters)

Trabajadores de las fábricas reemplazados por robots. Chatbots tomando el relevo del personal de los “centros de atención telefónica”. Comerciales reemplazados por algoritmos. La lista de puestos afectados por la automatización y la tecnología sigue y sigue. ¿Qué depara el futuro para los profesionales de la gestión de inversiones y cómo pueden tener éxito en el nuevo paradigma?

Los profesionales de la industria de la gestión de inversiones se enfrentan a una disrupción acelerada. Casi la mitad de estos profesionales que participaron en el Informe “El Profesional de la Inversión del Futuro” que llevó a cabo CFA Institute espera que sus roles cambien sustancialmente en la próxima década. El profesional de la gestión de inversiones debe prepararse, y prepararse ahora, para tener éxito en un futuro cada vez más tecnológico.

Fintech, por supuesto, es visto como el gran disruptor de nuestro tiempo. Comencemos con un hecho fundamental: la tecnología continuará impulsando el cambio en nuestro negocio. Eso significa que los profesionales de la gestión de inversiones deben adoptar la tecnología, sin importar sus roles, y centrarse en lo que vemos como una nueva ecuación de habilidades: IA+ IH. Inteligencia artificial más inteligencia humana. La suma de esta ecuación se vuelve más importante que cualquiera de las partes que la componen, porque aprovecha los beneficios de ambas. La nueva interfaz hombre / máquina requiere que las personas y la inteligencia artificial trabajen juntas. Los profesionales que logren el equilibrio correcto obtendrán las recompensas.

A medida que la tecnología automatiza muchos aspectos del proceso de inversión, las habilidades sociales de los profesionales de la inversión asumen un rol aún más prominente: comunicaciones, liderazgo, escucha, empatía, generación de relaciones, creatividad y más. Estas habilidades trascienden los roles y muy a menudo escasean en una industria conocida por su destreza técnica y cuantitativa. Hemos creado una discordancia entre lo que muchos clientes y empleadores realmente requieren y la formación de profesionales con grandes habilidades técnicas.

La experiencia y el juicio se vuelven más importantes cuando las decisiones que deben tomarse tienen un mayor porcentaje de impacto y riesgo. Ningún sitio web, aplicación o paquete de software puede arrogarse ser como un profesional de la inversión. Ningún robot puede lidiar con la incertidumbre de la inversión, los datos deficientes y el riesgo implícito, como lo haría un asesor confiable. Esta industria debe pasar de crear más y más productos, a servir a los clientes. Las habilidades más importantes del futuro, por lo tanto, serán aquellas que ayuden a unificar la comprensión de las necesidades del cliente para poder ofrecer productos que las satisfagan.

Cada vez más, los inversores minoristas y los institucionales buscan productos de inversión con mayor contenido. Hablamos de la inversión de impacto y la sostenibilidad. Este enfoque requerirá de formación en el análisis de ASG y la capacidad de cumplimiento. El inversor del futuro, con cada vez más mujeres y millennials, ha demostrado un gran interés en estos productos.

El futuro pasa por ASG

Nuestra investigación muestra que el 73 por ciento de los inversores que encuestamos toman en cuenta los factores ASG. Creemos que este porcentaje seguirá aumentando en los próximos años. Esto representa una verdadera oportunidad de mercado que el profesional de la inversión del futuro deberá dominar.

El impacto del cambio climático, por ejemplo, tiene profundas consecuencias para la industria. Si bien cada vez más inversores buscan no perjudicar sus inversiones, se espera que el profesional del futuro gestione las carteras no solo con un ojo en los retornos, sino también con una visión clara de cómo el cambio climático puede afectar sus inversiones, y cómo las empresas están logrando minimizar su impacto ambiental.

Los estudiantes de MBA en las principales escuelas de negocios del mundo ya pueden tomar clases sobre finanzas sostenibles, y los profesionales financieros que trabajan en la actualidad también deben desarrollar su conocimiento sobre la materia.

El crecimiento continuo de la inversión en el mercado privado, y la contracción simultánea de los mercados públicos, también requiere de un conjunto de habilidades amplio. La gestión activa aún florece en algunas áreas, aunque en una forma evolucionada. Los inversores institucionales siguen buscando en los mercados privados mayores rendimientos, y esto no significa productos pasivos. Como resultado, se requerirá que los profesionales adquieran habilidades típicamente consideradas fuera de los fundamentos de inversión tradicionales en las partes menos líquidas del mercado.

El aprendizaje continuo a través del arco de la carrera de cada uno se vuelve cada vez más importante en todo este escenario. En realidad, no existe un verdadero punto final cuando se trata de aprender a lo largo de la vida laboral. Esto significa que los profesionales de la inversión deben poner energía real en sus carreras y adoptar una mentalidad de crecimiento que los lleve a seguir aprendiendo.

El aprendizaje continuo a través del arco de la carrera de cada uno se vuelve cada vez más importante en todo este escenario

Una consultora, Opimas, pinta una imagen particularmente sombría del futuro, estimando que más de 90.000 roles en la industria de gestión de fondos a nivel mundial serán eliminados en la próxima década debido a la adopción de la inteligencia artificial. De manera un poco más optimista, vemos que el crecimiento viene por otras áreas, particularmente en la gestión de patrimonios y en los mercados emergentes.

Una cosa es cierta: dado que la industria de la inversión se transforma por el cambio a un ritmo sin precedentes, el profesional de la inversión del futuro debe adaptarse y aceptar nuevos desafíos y oportunidades para el éxito profesional. Si bien las competencias básicas de inversión seguirán siendo esenciales, la capacidad de navegar por la disrupción se antoja que será vital.

Finanzas para no iniciados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios