La transición a la sostenibilidad ha alcanzado el momento crítico
  1. Mercados
  2. Finanzas para no iniciados
Tribunas EC6

Finanzas para no iniciados

Por

La transición a la sostenibilidad ha alcanzado el momento crítico

Los inversores exigen que sus gestores de inversiones tengan en cuenta las consideraciones de sostenibilidad en el desarrollo de sus carteras

placeholder Foto: Molino de viento.
Molino de viento.

En medio de las consecuencias macroeconómicas de la pandemia covid-19, 2020 ha sido el año en donde el paradigma de la sostenibilidad ha pasado al primer plano de la industria de la inversión. Impulsado por una creciente demanda de los inversores hacia productos y estrategias con criterios ASG (Ambientales, Sociales, Gobernanza), y una mayor conciencia de los riesgos y oportunidades financieros en un mundo más interconectado. Si se quiere afianzar esta tendencia, las firmas de inversión deben centrarse en crear las capacidades y la infraestructura necesarias para desarrollar todo su potencial. Hay mucho trabajo que hacer.

Detrás de la sostenibilidad reside una conciencia cada vez mayor de la importancia financiera de los problemas del cambio climático. También las expectativas sociales sobre el modo que las empresas tienen de afrontar los problemas sociales (como el trato a los trabajadores, los clientes y la cadena de suministro) en un modelo de múltiples partes interesadas. Estas consideraciones precedieron a la pandemia de covid-19, pero se vieron acentuadas por ella.

Foto: Cambio climático

Según Google Trends, “gobierno ambiental, social y corporativo” es un tema que nunca ha sido tan popular como hoy. Una reciente encuesta que hemos llevado a cabo entre más de 4.000 inversores en todo el mundo “El Futuro de la Sostenibilidad en la Gestión de Inversiones: de las Ideas a la Realidad” muestra que solo el 19% de los inversores institucionales y el 10% de los inversores minoristas actualmente invierten en productos que incorporan factores ASG, mientras que el 76% de los institucionales y el 69% de minoristas dicen tener interés en la inversión ASG. Esto significa una gran oportunidad para la industria de inversiones.

Hoy los inversores exigen que sus gestores de inversiones tengan en cuenta las consideraciones de sostenibilidad en el desarrollo de sus carteras. Por otra parte, el rendimiento de los fondos basados en criterios de inversión sostenibles durante la pandemia ha fortalecido la confianza de los inversores en las potenciales propiedades de mitigación de riesgos y mejora del rendimiento de la inversión ASG. Ahora, el desafío para la industria de inversiones es desarrollar la experiencia y la infraestructura necesarias para satisfacer la demanda de los clientes con productos innovadores.

Las empresas deben incorporar consideraciones de sostenibilidad en sus modelos de negocio

En particular, las empresas deben incorporar consideraciones de sostenibilidad en sus modelos de negocio (cómo crean valor y diferenciación competitiva) y procesos de inversión (cómo se incorporan los conocimientos de sostenibilidad en el análisis de inversiones y la construcción de carteras).

En nuestra opinión las oportunidades de crecimiento futuro en el espacio de la inversión sostenible incluyen, por ejemplo, el seguimiento de índices ASG y fondos cuantitativos, productos temáticos y de impacto ASG, productos multiactivos, estrategias de transición climática e índices de referencia mejorados. Para lograr estos objetivos, la sostenibilidad debe reflejarse en la gobernanza que rodea el desarrollo de nuevos productos y estrategias, incluidos informes, divulgaciones e incentivos a los clientes.

Las empresas deben desarrollar su experiencia en sostenibilidad, donde existe una relativa escasez de talento y habilidades. Un análisis de los datos de LinkedIn que hemos realizado en CFA Institute sobre más de 140.000 perfiles de trabajo de gestores de cartera mostró que solo el 1,5% enumeró la sostenibilidad como una habilidad; sin embargo, el 18% de las ofertas de trabajo de gestores de cartera (revisadas en agosto de 2020) hicieron mención a la necesidad de obtener formación en sostenibilidad.

Las empresas pueden ayudar a cerrar esta brecha proporcionando la formación necesaria. Nuestra investigación encontró que la capacitación en criterios ASG ha aumentado en los últimos tres años. Sin embargo, todavía menos de la mitad de los profesionales de inversión que respondieron a la encuesta afirmaron que su empresa actualmente brinda capacitación en ASG, y la mayoría de las empresas (62%) tienen solo un empleado con experiencia relacionada con la sostenibilidad entre sus profesionales.

Foto: (iStock)

Además, un compromiso con la sostenibilidad y las iniciativas derivadas para materializarlo son fundamentales para atraer y retener talento. Los empleados más jóvenes son conscientes de la sostenibilidad y pueden otorgar mayor importancia a las políticas y prácticas de sostenibilidad en su motivación para unirse o permanecer en una empresa. Los datos son otro habilitador necesario para obtener una ventaja competitiva en el análisis de sostenibilidad. En general, se reconoce que a menudo falta la comparabilidad de los datos ASG y que existen lagunas de datos debido a la naturaleza incompleta (y estática) de los informes actuales. Pero, paralelamente, aumentan las oportunidades para utilizar datos alternativos y no estructurados y proporcionar a las empresas y los inversores una ventaja competitiva.

Los datos alternativos pueden derivarse de fuentes como imágenes por satélite, sensores remotos, 'web scraping' (búsqueda de datos web), redes sociales y otras fuentes. Son datos que pueden ayudar a los analistas a desarrollar una imagen más completa y adecuada de la huella sostenible de una empresa que la que se podría obtener solo con fuentes tradicionales.

Otro componente clave del análisis de la sostenibilidad es la aplicación del pensamiento a nivel de sistema. Un enfoque holístico de la sostenibilidad debería reconocer los efectos indirectos entre la creación de valor empresarial y el ecosistema más amplio en el que tiene lugar su actividad. Esta conlleva implicaciones para las partes interesadas a las que sirve y el entorno en el que opera y, al mismo tiempo, los impactos ambientales crean riesgos y oportunidades para las firmas, que se manifiestan en diferentes horizontes de tiempo. En resumen, hay interconectividad y reflexividad. Una comprensión y una aplicación más amplias de la teoría de sistemas podrían ayudar a la industria de la inversión a integrar mejor el análisis de la sostenibilidad en los modelos de inversión.

En última instancia, la incorporación de la sostenibilidad requiere una visión de liderazgo y sentido de propiedad de la alta dirección, y el compromiso de toda la empresa a través de su cultura organizacional. Los grandes inversores deben liderar la transición que otorgue una prima a la formación ASG, estructurar equipos con capacidades ASG y construir un modelo operativo con una arquitectura de TI robusta que permita que los datos y análisis de sostenibilidad se incorporen de manera eficiente en el proceso de inversión. Las firmas que sepan navegar con éxito en la transición hacia la sostenibilidad estarán preparadas para ofrecer más valor a largo plazo a todos sus clientes.

Rhodri Preece, CFA, Director Senior de Investigación de la Industria en CFA Institute.

Cambio climático Social Inversores Pandemia