La bolsa española, también atractiva por dividendos

El referente de la Bolsa española, el índice IBEX, ha ganado un 24 por ciento en el último año y un 75 por ciento desde su

El referente de la Bolsa española, el índice IBEX, ha ganado un 24% en el último año y un 75% desde su mínimo de 24 de julio de 2012. Cabría preguntarse si aún puede tener recorrido con tales niveles de revalorización. Si tomamos como referencia el máximo más cercano en el tiempo, el 6 de enero de 2010, tenemos una variación de 17% hasta su nivel actual, un ascenso porcentual posible para los próximos meses si los resultados empresariales no decepcionan.

Los datos económicos apoyan esta expectativa. La economía comienza a crecer, aunque débilmente: un 0,4% en el primer trimestre de 2014, según estimaciones del Banco de España. Las emisiones de deuda pública española no sólo ya no tienen dificultades en su colocación en el mercado, sino que se financian a un coste cada vez menor, y el sector de la construcción ha atraído la atención de grandes inversores internacionales.

El sector bancario ha conseguido una notable recuperación, tal como demuestra la reducción creciente en el volumen de los préstamos del Banco Central Europeo desde el comienzo del año, situándose ya por debajo del equivalente italiano. Los primeros resultados del primer trimestre refuerzan esta recuperación. Bankinter informa de un beneficio de 600 millones de euros, un 19,10% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que Sabadell anunciaba también esta semana un aumento del 59% de su beneficio neto, apoyado en el crecimiento de sus ingresos por créditos y la integración de varias adquisiciones. Adquisiciones que beneficiaron los resultados de Caixabank del primer trimestre de 2013, pero que han tenido un peso importante en su descenso de 54,60 % en el primer trimestre de 2014, a pesar de un beneficio neto de 152 millones de euros.

El mercado español cuenta además con otro atractivo importante: los dividendos por rentabilidad. Los dividendos continúan siendo un impulsor fundamental de la inversión en renta variable. En el actual entorno de tipos de interés extremadamente bajos, una estrategia de inversión por dividendos aporta los beneficios de la elevada rentabilidad por dividendo en un momento en que, al menos por lo que se refiere a las empresas europeas, el diferencial ente la rentabilidad por dividendo y la ofrecida por la deuda, tanto soberana como corporativa, nunca ha sido tan amplio.

Un estudio reciente de Allianz Global Investors señala cómo los dividendos han supuesto el 40% del retorno total generado por la renta variable en los últimos 40 años. En la situación actual, sin embargo, cabría cuestionarse si las estrategias de inversión por dividendos pueden continuar manteniendo su interés.La principal razón para que los pagos de dividendos continúen siendo elevados, los beneficios empresariales, deberían continuar creciendo moderadamente en 2014, al mismo tiempo que el marco de política monetaria debería continuar apoyando el crecimiento económico. Adicionalmente, los inversores por dividendos podrían beneficiarse de factores como la ratio dividendos/BPE (dividendos pagados/beneficios por acción) que para las compañías europeas se sitúa en el entorno de 55%.

Del índice Eurostoxx 50, cuatro de las quince empresas con mayor rentabilidad por dividendo son españolas: Banco Santander, Telefónica, Repsol YPF y BBVA. Ya en España, podemos observar la positiva evolución de los índices IBEX que consideran dividendos. El IBEX 35 TOP Dividendo, compuesto por los 25 valores con mayor rentabilidad por dividendo de los incluidos en los índices IBEX 35, IBEX Medium Cap o IBEX Small Cap, con un historial de pago de dividendos ordinarios de al menos 2 años. Su crecimiento ha sido de un 75% desde su último mínimo, el 24 de julio de 2012. Los índices IBEX 35 con Dividendos e IBEX 35 con Dividendos Netos reflejan un crecimiento superior, consecuentemente con sus componentes, los mismos del índice IBEX. Desde el último mínimo, su revalorización es de 89 y 85%, respectivamente.

 
No es sorprendente, por tanto, que la categoría de fondos de inversión que invierten en renta variable española sea la tercera más rentable en lo que llevamos de año, con un 7,81% de revalorización, tras ganar un 29,12% en 2013. De los fondos de la categoría Renta Variable España, con calificación cinco estrellas de VDOS, el más rentable en el año es Mutuafondo España con un 10,42% de revalorización, mientras que, a tres años, la estrella es la clase R de EDM Inversión sumando una rentabilidad de 49,17%, siendo además el que registra el menor dato de volatilidad, un 10,66% en el último año. Por patrimonio, sin embargo, el ganador absoluto es Fidelity Funds-Iberia Fund con 1.760 millones, gestionado por Firmino Morgado.

Considerando lo anterior y con las expectativas de un crecimiento lento pero sostenido, la probabilidad de que la inversión en renta variable española continúe siendo rentable, parece basta alta, aunque previsiblemente no sea un crecimiento tan pronunciado en el tiempo. Recordemos que la inversión a través de fondos de inversión, respecto a la inversión directa en Bolsa, cuenta con ventajas de diversificación, seguridad y menores costes, además de la ventaja fiscal del traspaso entre diferentes fondos sin atraer retenciones.

 

Fondo de fondos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios