Así oculta Deutsche Bank lo que no quieren que nadie vea

Si Lehman Brothers es la entidad más representativa de la presente crisis financiera, quizá debamos otorgarle al ‘Repo 105’ el premio a la mejor argucia contable

Si Lehman Brothers es la entidad más representativa de la presente crisis financiera, quizá debamos otorgarle al ‘Repo 105’ el premio a la mejor argucia contable de los últimos años. Fue este truco el que consiguió esconder la situación del banco de inversión estadounidense ante reguladores y agencias de calificación, ante inversores y contrapartes, consiguiendo borrar del balance de la entidad deudas valoradas en miles de millones en los momentos previos a la publicación de los resultados trimestrales. Pero, si piensan que este tipo de prácticas se fueron a la tumba con Lehman, entonces sigan leyendo con atención.
 
Según Bloomberg, Deutsche Bank habría otorgado desde 2008 miles de millones en préstamos que no aparecen en sus balances, esto es, los habrían pasado a partidas off-balance-sheet para que no quedase ni rastro de dichas operaciones. ¿Qué tiene que ver esto con Lehman Brothers? Pues que si bien la situación de uno y otro banco es bien diferente, los estadounidenses recibían financiación y los alemanes la conceden, en ambos casos se usan los repos para borrar de balance ciertas partidas y así parecer más saludables y capitalizados ante inversores o reguladores, cuando dicha fortaleza se debe exclusivamente a un truco contable.
 
¿Qué está pasando exactamente? Comencemos por entender que es un repo para posteriormente ir desgranando el entramado. Un repo es la venta de un activo con un pacto de recompra posterior, o lo que es lo mismo, es una forma de conseguir liquidez momentáneamente a cambio del pago de unos intereses. Imaginemos que la entidad ‘A’ tiene unos determinados activos pero lo que necesita es liquidez, puede dejárselos en garantía a ‘B’ y que dicha entidad le deje el dinero a cambio. Si todo va bien ‘A’ recomprará el bien devolviendo el dinero junto con los correspondientes intereses, y si no pues ‘B’ tendría la garantía para recuperar la inversión, lo que minimiza los riesgos y populariza este tipo de operativa.
 
Ahora bien, lo que parece una venta no es más que un préstamo con garantía, no existe una venta real, solo un activo que se deja en garantía para conseguir liquidez y que no será usado salvo que todo salga mal. Es por ello que contablemente no se contabiliza como una venta… ¡salvo que hablemos de Lehman Brothers! El banco de inversión norteamericano encontró un resquicio normativo conocido como ‘Repo 105’ para contabilizar la operación como una venta; así, un par de días antes del fin del trimestre vendía miles de millones de activos, con la liquidez reducía deuda y su balance aparecía impoluto para la foto final ante reguladores e inversores. Una vez falseadas las cuentas, se recompraban los activos y que la orquesta siga tocando.
 
Lo contraintuitivo de esta operativa es que Lehman no la realizaba para conseguir liquidez, a pesar de que es lo que parece en un primer momento, sino que su objetivo era parecer menos apalancado y mejor capitalizado para que nadie sospechase de ellos y así poder seguir operando con normalidad. De hecho se llama ‘Repo 105’ porque tenían que ofrecer 105 en garantía para conseguir 100 de financiación, lo que en la práctica significa que lejos de conseguir liquidez en realidad la estaban ‘quemando’ usando este caro kit de maquillaje.
 
Y he aquí que llegamos al banco alemán, según Bloomberg Deutsche Bank habría otorgado financiación a Banca Monte dei Paschi di Siena SpA, Banco do Brasil SA, Dexia SA, National Bank of Greece SA, Hellenic Postbank SA, Banco Popolare y el qatarí Al Khalaji, sin declarar dichos riesgos en balance. Según los documentos de la agencia norteamericana les constan préstamos por valor de 2,5 mil millones de euros, de los que 2 mil millones habrían sido a Monte dei Paschi di Siena, algo claramente inferior a las cifras de Lehman Brothers donde se estima una ocultación que rondó los 50 mil millones, si bien se desconoce el montante total.
 
¿Cómo lo habrían hecho? Pues como no, ¡con repos! Imaginemos que Monte dei Paschi di Siena (MPS) necesita financiación, Deutsche Bank (DB) quiere ayudar pero con un repo tradicional el balance les quedaría muy feo, por lo que idean un sistema para imitar el ‘Repo 105’ de Lehman pero de otra forma totalmente distinta y totalmente legal, vamos que todo profesional, ¡muy profesional!
 
MPS contrata a DB para que le venda a un tercero los activos de renta fija que se ofrecerían como garantía si estuviésemos ante un repo tradicional. Los activos han sido vendidos, ni MPS ni DB los poseen, y MPS tiene la liquidez que necesitaba, ¿todo correcto, no? Sí, salvo que si MPS quisiese vender los activos ya lo habría hecho por si misma. Es por ello que necesitamos una segunda parte donde todo funcione como un repo y MPS recupere sus activos, ¡pero sin ser un repo!  Así, lo que ocurre en realidad es que DB se compromete a devolver un activo similar ‘cheapest-to-deliver’ en un plazo que en este caso es de 5 años o superior.
 
 
No tenemos un repo, lo que tenemos es una operación en donde DB actúa como intermediario otorgando un préstamo con la liquidez de una garantía que ha sido vendida a un tercero, y una vez MPS devuelve el dinero, junto con los intereses pactados, DB se compromete a entregar un activo similar. Ojo, un activo similar, no el mismo activo, por lo que DB pueda venderlo y por tanto contabilizarse como una venta y no como un repo típico. Si parece un repo, se comporta como un repo y se usa como un repo, ¿qué es? ¡Pues no, no es un repo!
 
De hecho, según apunta Bloomberg, se parecería más a una posición “corta” de DB, puesto que, al comprometerse el banco alemán a entregar un activo similar en un futuro, si dicho activo disminuye su precio ganarían la diferencia. De ahí que a la vez podrían vender CDS, beneficiándose si el activo sube de precio, consiguiendo con ello una posición neta mínima con respecto al activo subyacente, no mostrando la operativa en balance, y que la garantía esté en la práctica intacta si MPS falla en sus obligaciones. Algo que se desconoce pues Bloomberg es de todo menos clara con los detalles, por lo que estamos ante especulaciones.
 
¿Por qué iba Deutsche Bank a realizar una operativa tan compleja pudiendo realizar un simple repo? Pues se apunta a que lo más probable es que sea para no mostrarlo en balance, y por tanto mostrarse más solvente y capitalizado de lo que en realidad está, algo que, salvando las distancias, fue lo que hizo Lehman Brothers en su momento… y también con repos como protagonistas. Asimismo hay que señalar que la naturaleza de las operaciones es extraña, MPS rescatada y en una grave investigación, Banco Popolare rescatado, Dexia ‘K.O.’, bancos griegos… ¡más que una lista de prestatarios parece una lista negra!
 
Parece que la artimaña realizada se ampara según el banco en la regla IAS 32, si bien no es lógico que un préstamo pueda sacarse de balance como si nada y evitar con ello los requisitos de capital, ¡es una locura! Cierto es que hablamos de una pequeña cantidad en relación a los cerca de 400 millones que declaran poseer off-balance-sheet o a los más de 2 billones on-balance-sheet y que no se conoce exactamente lo ocurrido, pero el problema es que estamos ante una de las entidades de las que más se habla con respecto a sus necesidades de capital y al futurible ‘leverage ratio’, el problema es que muy pronto los problemas bancarios pasarán a serlo de todos los europeos, y el problema es estamos ante otra muestra de opacidad. ¿Así quieren que vuelva la confianza?
Perlas de Kike
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios