Saber si va a haber crisis no es suficiente

"Me parece muy sensato vigilar este tipo alertas, pero el análisis no puede acabar ahí. Es necesario analizar sus causas y las posibles consecuencias para entender lo que ocurre"

Foto: No es suficiente saber que vendrá una crisis. Hay que entender por qué.
No es suficiente saber que vendrá una crisis. Hay que entender por qué.

Muchos inversores centran su análisis en intentar predecir futuras crisis. Su objetivo es vender sus inversiones antes de que llegue la tempestad y volver a comprar más barato cuando la tormenta vaya amainando.

Con ese enfoque tratan de buscar todo tipo de indicadores que sirvan de aviso de posible crisis y actúan en consecuencia. Uno de ellos es la famosa curva de tipos invertida, pero hay otros muchos menos conocidos.

Me parece muy sensato vigilar este tipo alertas, pero el análisis no puede acabar ahí. Esos indicadores saltan porque son síntomas de que algo no va bien. Por ello, es necesario analizar sus causas y las posibles consecuencias para tratar de entender qué está ocurriendo.

Un médico al ver un paciente con fiebre no lo pone directamente en cuarentena y se aleja de él. Lo que hace es analizar otros síntomas, tratar de entender la causa de la fiebre, diagnosticar la enfermedad que considera más probable en base al conjunto de síntomas que presenta y tratar de combatir sus causas (con antibiótico por ejemplo) y/o sus síntomas (con paracetamol por ejemplo).

El tratamiento de las enfermedades económicas (crisis) se lo debemos dejar a la política económica (fiscal y monetaria). Sin embargo, los inversores sí debemos realizar el mejor diagnóstico posible. En caso contrario, podríamos cometer el error de vender una inversión ante el frecuente síntoma de una fiebre leve y pasajera.

Me parece muy sensato vigilar este tipo alertas, pero el análisis no puede acabar ahí.

Además, si no realizamos el diagnóstico completo del posible tipo de crisis a la que nos enfrentamos no sabremos cuándo debemos volver a invertir, ni cómo podemos aprovechar las oportunidades de inversión que toda crisis presenta.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que no todos los indicadores o síntomas sirven para predecir todo tipo de crisis o enfermedades. De la misma manera que ni el cáncer ni el Parkinson suelen generar fiebre, las crisis inflacionarias o de desconfianza en las instituciones no las predice una curva de tipos invertida.

Cuando se produce una curva de tipos invertida o con pendiente negativa, es porque hay un tipo de inversor, el de renta fija, que está dispuesto a prestar al Estado a largo plazo a un tipo de interés inferior al de corto plazo porque tiene la expectativa de que los tipos de interés desciendan en el futuro. Es decir, esperan que el banco central baje tipos ante la debilidad la actividad económica. Por lo tanto, es un claro síntoma de desconfianza de los inversores de renta fija (quienes más se fijan en la macroeconomía) en el nivel de actividad, dentro de un entorno de confianza en las instituciones, en el valor de la divisa y de baja inflación.

Pero eso no presupone que la confianza de los consumidores y empresarios, las más importantes para la economía real, estén disminuyendo. Si los indicadores macro que han provocado su miedo se recuperasen y/u otros se mantuvieran fuertes, la confianza de los inversores de renta fija aumentaría muy rápidamente y la economía real apenas lo notaría. Los mercados financieros pasan de la euforia al pánico y al revés mucho más rápido que la economía real. Además, aclaro que actualmente en Estados Unidos la pendiente de la curva de tipos está ligeramente positiva y en la Eurozona estamos lejísimos de que pueda ponerse negativa.

Termino concluyendo que la respuesta rápida a la pregunta ¿Crisis sí o crisis no? apenas es de utilidad para los inversores. En mi opinión, no se trata de un análisis que deba acabar en blanco o negro como muchos esperan, sino de un estudio más profundo que nos aclare causas, posibles consecuencias, diferentes grados de gravedad, sectores afectados, efectos probables en otros mercados, etcétera. Es ahí donde debemos encontrar las amenazas y oportunidades para las inversiones.

Rumbo Inversor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios