Cuando una acción cotiza al precio de hace años ¿está igual de barata?

No es correcto pensar que comprando a los precios actuales se está invirtiendo en las compañías igual de caro o barato que entonces

Foto: (iStock)
(iStock)

Gran parte de los valores españoles y extranjeros cotizan con precios por acción similares a los que tenían hace varios años. En esta situación, muchos inversores consideran que comprando a los precios actuales están invirtiendo en las compañías igual de caro o barato que entonces.

Sin embargo, si analizamos la evolución de los negocios de las compañías nos damos cuenta que no es cierto. Pongamos los ejemplos de Inditex y Bankinter. En ambos casos los precios a los que cotizan sus acciones son similares a los de hace 3 años. No obstante, si nos fijamos en sus cuentas de resultados podemos ver que tanto sus ingresos como sus beneficios son ahora mucho más elevados que entonces. Han crecido en sus principales magnitudes operativas, han invertido los beneficios no distribuidos y están ahora en disposición de obtener unos mejores resultados en próximos ejercicios.

Por lo tanto, si comparamos la cotización con cualquiera de las magnitudes de la cuenta de resultados (ingresos, márgenes o beneficio), podremos concluir que el precio de estas compañías es hoy mucho más barato de lo que era entonces.

Lo contrario ocurriría con otras empresas que por agotamiento de su modelo de negocio cotizasen al mismo nivel que hace años pero estuvieran ahora generando peores resultados. En tal caso, aunque el precio de las acciones fuera el mismo, estarían cotizando más caro.

Por otro lado, al comparar la cotización actual con la de hace unos años, debemos tener en cuenta también las ampliaciones o reducciones realizadas en el capital. Por ejemplo, en los últimos tres ejercicios (2016-2018) el número total de acciones de Santander ha aumentado en un 12,5%, en parte por script dividends, mientras que el capital de Barón de Ley ha descendido en un 4,8% por recompra y amortización de acciones propias.

No es correcto pensar que comprando a los precios actuales se está invirtiendo en las compañías igual de caro o barato que entonces

Por último, no podemos olvidar revisar la evolución de los activos, pasivos e inversiones de las compañías. Algunas empresas tras obtener beneficios reparten excesivos dividendos, aunque acumulen cada vez mayor deuda y otras, sin embargo, no reparten nada y acumulan caja trimestre a trimestre. Algunas invierten para aumentar su capacidad con el fin de obtener mayores resultados futuros y otras no. El valor que acumulan es muy diferente.

Veámoslo con un ejemplo. Las acciones de Barón de Ley también cotizan a precios de hace 3 años y aunque sus resultados no hayan mejorado tanto como los de Inditex y Bankinter, sus beneficios se dividen ahora entre un número menor de acciones, tiene una caja acumulada muy superior y ha realizado inversiones para aumentar a partir de este año la capacidad de la bodega de Barón de Ley cerca de un 50%. En consecuencia, la empresa cotiza también más barata que entonces.

Rumbo Inversor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios