Mercado de oportunidades: las cotizaciones no siguen a los negocios

En este entorno, la cotización de muchas compañías poco tiene que ver con la realidad actual y expectativas de los negocios que hay detrás

Foto: iStock.
iStock.

La pandemia del covid-19 ha generado una grave crisis sanitaria y está generando una crisis económica que previsiblemente será muy profunda pero poco extensa en el tiempo. En esta tesitura, la volatilidad de los mercados financieros se ha disparado porque no es sencillo poner precio a las empresas.

En este entorno, la cotización de muchas compañías poco tiene que ver con la realidad actual y expectativas de los negocios que hay detrás. Veámoslo con el ejemplo dos valores que antes del covid-19 llevaban más de cinco años en la cartera de Avantage Fund: Ryanair y Renta 4 Banco.

Ryanair, la aerolínea europea de bajo coste entraba en la pandemia en una posición privilegiada respecto a sus competidores: era la más eficiente, vuela solo en Europa y estaba especializada en viajes de ocio. A pesar del fortísimo parón durante varios meses de sus ingresos, se podía pensar que a largo plazo podría verse favorecida por las quiebras de otras aerolíneas más ineficientes, que sufrirán más con los vuelos de larga distancia y cuyos ingresos sean más dependientes de los viajes de negocios.

Sin embargo, el rescate con dinero público de sus competidores (Alitalia, Norwegian, Lufthansa, Air France y los que quedan por anunciar) ha dado la vuelta a la tortilla. No se va a producir el necesario ajuste de capacidad. En un sector donde la mayoría de los costes son fijos, la presión en los precios de los billetes y en los resultados de las aerolíneas va a ser muy duradera. Debemos tener en cuenta que el avión va a perder muchos pasajeros porque de una manera estructural se van a reducir los viajes de negocios y coyunturalmente también los de ocio. Además, el avión va a perder viajeros frente a otros medios de transporte con menor riesgo de contagio, como el coche, mientras persista el miedo al covid.

Por otro lado, destaco que la sobrecapacidad del sector afecta a Ryanair más que a otras compañías. Su ventaja competitiva en costes depende del mayor apalancamiento operativo. Gestionando muchos vuelos de corto alcance, Ryanair es capaz de conseguir los costes unitarios más bajos. Sin embargo, en un entorno de menor actividad y sobrecapacidad, desaparece la ventaja en la gestión operativa. Esta aerolínea pierde más dinero por avión parado que sus competidores, por ello plantará batalla a sus competidores tirando los precios de los billetes.

En esta situación, de fortísimo deterioro de los ingresos de la compañía y con unas perspectivas que no son nada halagüeñas, sorprende que la cotización de Ryanair esté un 27% más cara que hace 12 meses. Por estos motivos, ya no está en la cartera de Avantage Fund.

Analicemos ahora la situación de Renta 4 Banco, valor que sí se mantiene en la cartera del fondo. Es un banco especializado en inversiones para particulares. Deja a un lado la banca tradicional de créditos y depósitos para centrarse en comercializar servicios y productos de inversión. Desde su plataforma, ofrece la gama más amplia a unos precios muy competitivos. Por este motivo, todos los años crece en clientes y cuota de mercado.

La pandemia ha hecho que el ritmo de captación de clientes se dispare. En este entorno de volatilidad en los mercados financieros y de incremento del ahorro por la caída del consumo, son muchos los que buscan nuevas alternativas de inversión en Renta 4. El virus ha acelerado los cambios en las necesidades de inversión de los particulares y está provocando que la tasa a la que Renta 4 aumenta su cuota de mercado también se acelere.

En una tesitura en la que el banco cada vez tiene más clientes y en la que se aumenta la generación de beneficios, sorprende ver que la cotización de la entidad haya bajado un 19% en los últimos 12 meses. El motivo probablemente sea que se trata de un valor español que pertenece al sector financiero. Todos aquellos inversores que inviertan seleccionando países y sectores sin entrar a valorar los negocios de las compañías uno a uno, habrán pensado que a Renta 4 Banco le iría mal en este entorno. Nada más lejos de la realidad.

Como hemos visto en los dos ejemplos descritos, la situación actual está generando valoraciones que no se corresponden con la evolución y expectativas de beneficios de las compañías. Este hecho, independientemente de la evolución futura del mercado y de la economía, representa una gran oportunidad para quienes invertimos dedicando tiempo a analizar la salud de los modelos de negocio.

Rumbo Inversor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios