El peso del precio anterior a la pandemia

“Juan, ¿qué es lo que más ha caído?” Esta pregunta me la hizo un inversor a finales de abril. Buscaba apostar por una recuperación de las bolsas y quería invertir en lo que más ha caído

Foto: Istock economía
Istock economía

“Juan, ¿qué es lo que más ha caído?” Esta pregunta me la hizo un inversor a finales de abril. Buscaba apostar por una recuperación de las bolsas y quería invertir en lo que más hubiera caído con el objetivo de tener el mayor potencial de revalorización en caso de que los precios de los activos volvieran a niveles previos al covid-19. Invirtió en dos fondos sectoriales: uno de “petróleo y gas” y otro de “turismo y ocio”. No le detuvo ver el fuerte rebote desde los mínimos que ya llevaban ambos fondos.

En esos momentos, otro inversor, que normalmente invierte a largo plazo en valores que considera buenos, me comentaba que había comprado valores que para él eran malos negocios pero que habían caído mucho en bolsa este año. Su idea era venderlos en cuanto se recuperasen.

Estos son solamente dos ejemplos de los muchos inversores que han salido recientemente al mercado a buscar los activos con las mayores rebajas en precio por el coronavirus. Al igual que en las compras compulsivas en consumo, el efecto de los menores precios ha hecho variar los motivos por los que se invierte y se ha acortado drásticamente el horizonte temporal. Con estas operaciones persiguen un beneficio más rápido.

[Consulte aquí los mejores fondos de inversión]

Independientemente del resultado de las inversiones, en este entorno, el precio de los valores a 31 de diciembre de 2019 se ha convertido en la referencia principal de la mayoría de los inversores. El descuento respecto a ese precio es el motivo principal de compra o venta de muchos participantes en el mercado.

Normalmente el precio de final de año tiene un peso muy significativo porque es el punto fijo frente al que todos comparan. Sin embargo, este año cobra especial relevancia porque los precios de los valores a esa fecha son considerados como los inmediatamente anteriores a la aparición del virus en China. Son los anteriores a la gran distorsión generada por el covid-19.

En la situación de incertidumbre actual, el precio de final del año pasado actúa como última referencia válida de aquellos que invierten pensando en lo que las compañías fueron en el pasado y como punto de partida de quienes valoran las compañías sumando o restando sus cálculos de los impactos de fenómenos posteriores. El problema es que dicha referencia es cada vez más obsoleta y menos representativa de la realidad de los negocios.

Rumbo Inversor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios