¿Invierto en fondos o compro acciones?

Esta es una duda muy habitual entre los inversores. Voy a explicar en este artículo las ventajas e inconvenientes más relevantes de ambas opciones con el fin de que sirva de reflexión

Foto: iStock
iStock

Esta es una duda muy habitual entre los inversores. Voy a explicar en este artículo las ventajas e inconvenientes más relevantes de ambas opciones con el fin de que sirva de reflexión. Destaco que soy asesor de un fondo, es decir mi punto de vista no es neutral, tiene sesgo hacia la primera alternativa. Aun así, espero que los argumentos sean de utilidad para el lector.

Comenzamos por las ventajas de invertir en acciones:

1º) Mayor libertad para elegir. El inversor puede decidir en qué valores invertir y en cuáles no. Cuando se invierte en un fondo se compra la cartera completa, no se puede decidir invertir en una parte del mismo y en otra no. Un argumento frecuente de quienes invierten en acciones es: “Para que lo pierda otro, ya lo pierdo yo”.

2º) Ahorro de la comisiones de los fondos. Si no utilizas un intermediario, te ahorras el coste de ese intermediario. Históricamente han sido muy altas porque el inversor medio normalmente es muy poco sensible a las mismas, no se fija en ellas.

Pasamos ahora a las ventajas de invertir vía fondos de inversión:

1º) Se invierte con el criterio de alguien con mayor formación y experiencia. Si delegamos las decisiones de inversión en alguien es porque consideramos que el criterio de esa persona para seleccionar alternativas de inversión será mejor que el nuestro y porque esperamos que su interés sea generar el mayor retorno para nosotros.

2º) El fondo accede al mercado con condiciones mayoristas. Los fondos son instrumentos de inversión colectiva y hacen de “central de compras”. Pagan comisiones más baratas de compraventa y pueden acceder a más alternativas de inversión.

[Consulte los mejores fondos de inversión aquí]

3º) Mejor fiscalidad. Si se invierte a través de fondos no es necesario ajustar cuentas con Hacienda cada vez que se sustituye una inversión por otra. Los fondos pueden vender acciones sin pagar por las plusvalías y reinvertirlas en otro valor. Además, para fomentar la competencia entre gestoras, los partícipes pueden traspasar sus inversiones de un fondo a otro sin pagar un peaje fiscal. Las plusvalías pagan el mismo tipo impositivo que en las acciones, pero a través de fondos se difiere el pago del mismo. Se ajustan cuentas con Hacienda al reembolsar definitivamente la inversión.

Estas son las principales ventajas de cada alternativa. Veamos ahora qué soluciones se han ido buscando para tratar de tener también las ventajas de la otra opción.

Las familias con más recursos (family office y banca privada) suelen utilizar sicavs para obtener las ventajas de los fondos y de la inversión directa en acciones. Controlando la sicav deciden qué activos entran en cartera, tienen acceso a los mercados de capitales mayoristas y se benefician de las ventajas fiscales de los fondos. El inconveniente que mantienen es que deben pagar los costes de gestión de la sicav.

Otra alternativa es la indexación. A través de fondos que replican la composición de los índices se consiguen abaratar muchísimo los costes de gestión de los fondos. El principal inconveniente que tienen es que ni el particular ni un gestor eligen los activos que se compran. Se invierte en todo sin sensibilidad ni a calidad ni a precio.

Otra tendencia es la aparición de entidades o plataformas que ofrecen una gama cada vez más amplia de productos de inversión a precios cada vez más competitivos. Esto ayuda para que los particulares tengan cada vez un mejor acceso a los mercados de capitales, aunque todavía están lejos de llegar al nivel de los mercados mayoristas en alternativas y costes.

En estas tres últimas opciones lo que no se consigue es invertir con el criterio de inversión de alguien con mayor experiencia y en el que se confíe. Por ello, dentro de la inversión vía fondos, prolifera la gestión de autor. A través de fondos (vehículo más eficiente) y con costes contenidos permiten a los particulares invertir en los valores seleccionados por ese profesional.

Termino destacando que lo mejor para los inversores es que cada vez haya más opciones y que no haya consenso, para que unas alternativas compitan con otras. De esa manera, poco a poco, se irán reduciendo los costes e irá aumentando la calidad del servicio prestado.

Rumbo Inversor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios