Tres recetas para perder dinero invirtiendo en fondos
  1. Mercados
  2. Rumbo Inversor
Juan Gómez Bada

Rumbo Inversor

Por

Tres recetas para perder dinero invirtiendo en fondos

Veamos qué es lo que tenemos que hacer para maximizar nuestras posibilidades de perder dinero, invirtiendo en fondos con perfiles conservadores, moderados y agresivos...

placeholder Foto: (iStock)
(iStock)

Veamos qué es lo que tenemos que hacer para maximizar nuestras posibilidades de perder dinero, invirtiendo en fondos con perfiles conservadores, moderados y agresivos; una receta para cada perfil de riesgo.

Para perder bien su dinero, un inversor conservador sólo tiene que invertir en fondos de renta fija en los que el ratio de costes totales sea superior a la rentabilidad bruta de la cartera, antes de comisiones y gastos. Es sencillo, los dos datos aparecen en los informes trimestrales que publica la CNMV. Además, en el entorno actual, con bajísimos tipos de interés, esto no es la excepción, sino la norma, en este tipo de fondos.

La receta para los inversores moderados también es sencilla: elijan fondos de fondos con elevadas comisiones. Este tipo de fondos se conocen como superventas, porque son los que tienen más patrimonio en las redes bancarias. Al ser fondos de fondos, se paga el doble de comisiones, y además, al invertir la mayor parte del patrimonio en fondos de renta fija (como los que hemos visto para los inversores conservadores), el lastre que supone una rentabilidad esperada negativa para el 70%-80% de la cartera, es muy difícil de compensar con el 20%-30% invertido en renta variable (también con doble comisión, recordad). Es un cóctel que se vende muy bien, pero se necesita que suba mucho la bolsa para que compense la aportación negativa del resto.

Foto: Traders en la bolsa de Nueva York (Reuters) Opinión
Cuidado con los bandazos
Juan Gómez Bada

En los fondos agresivos, que invierten más del 50% en renta variable, es mucho más difícil encontrar activos en los que podamos asumir que, a priori, lo más habitual sea perder dinero, como ocurre en los casos anteriores. Sin embargo, podemos utilizar su volatilidad para maximizar nuestras posibilidades de pérdidas. Solamente tenemos que aprovechar los momentos de bajadas en el valor liquidativo del fondo para vender.

Esto último, que parece complicado, en realidad es muy sencillo, habitual y lógico: cuando las bolsas caen de manera generalizada es porque aparecen miedos reales sobre la economía y las empresas. En esa tesitura, lo que nos pide el cuerpo para proteger el patrimonio es reembolsar los fondos para no perder más.

Por otro lado, si es el fondo el que, temporalmente, tiene un mal comportamiento, y no el resto del mercado, es muy habitual aprovechar ese momento para vender, bien sea por pérdida de confianza en la entidad, en la persona que dirige el fondo o en los criterios que se utilizan para seleccionar valores.

Hay que tener en cuenta que todos los fondos con un perfil de riesgo elevado están sujetos a alta volatilidad, y que, antes o después, obtendrán rentabilidades negativas durante determinados periodos de tiempo. Por lo tanto, es posible, y muy normal, perder dinero incluso en los mejores fondos, los que obtienen muy buenos resultados a largo plazo.

Como es lógico, nadie quiere perder dinero con sus inversiones, y es, justamente por tratar de evitar pérdidas, que muchísimos inversores pierden. ¿Por qué? Por invertir en productos con bajo riesgo teórico, en la situación actual de tipos, y dejándose llevar por el miedo y la desconfianza cuando invierten en fondos con más volatilidad.

Con este enfoque, busco mostrar al lector los motivos por los que debe evitar determinados fondos, dada la coyuntura actual, y hacerle más consciente de la importancia que tiene, para su patrimonio, ser fiel a su estrategia de inversión inicial. Tener un mal resultado en la inversión durante unos meses o algún año, no es motivo suficiente para perder la confianza en su inversión.

Fondos de Inversión Renta variable
El redactor recomienda