Es noticia
¿Qué es mejor, un fondo mixto o uno de renta variable?
  1. Mercados
  2. Rumbo Inversor
Juan Gómez Bada

Rumbo Inversor

Por

¿Qué es mejor, un fondo mixto o uno de renta variable?

Cada inversor debe decidir qué tipo de fondo le conviene en su caso. Dependerá del papel que tome en su cartera, de su horizonte temporal y de su nivel de aversión al riesgo

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

En la última conferencia anual de Avantage Fund, que es un fondo mixto flexible, explicamos que la rentabilidad anualizada del fondo en sus 7 años de vida fue del 8,5% hasta 30 de septiembre de 2021 y que habría estado cerca del 10,7% anual de haber tenido una cartera solo de renta variable.

Después de la conferencia, un inversor me indicó que quedaba claro que se había dejado de ganar un -2,2% anual por tener un nivel de inversión en renta variable que ha rondado 70% en lugar de un nivel cercano al 100%. Por ello, en su opinión, sería mejor invertir siempre en fondos de renta variable que en fondos mixtos. Desde su punto de vista, asumir más volatilidad en la cartera compensa porque el retorno final suele ser mayor.

Respondí que yo nunca habría invertido todo mi patrimonio en una cartera con una exposición a renta variable que ronde el 100%. El menor nivel de inversión en bolsa ha permitido que haya tenido una excelente rentabilidad para todo mi patrimonio. Añadí, que ganar un 8,5% sobre el 100% del capital es mucho mejor resultado que obtener un 10,7% sobre el 20%.

Foto: Parqué de la Bolsa de Madrid. (EFE/Paula García)

La diferencia entre ambos puntos de vista es que, para el citado inversor, Avantage Fund es una parte de su patrimonio y en mi caso constituye cerca del 100% del mío.

Para este inversor es mucho más fácil que para mí asumir más volatilidad en momentos de fuertes caídas de los mercados, como marzo de 2020, porque tiene otros activos (inmuebles, acciones, otros fondos y una parte relevante en liquidez). Es decir, la conveniencia de asumir más o menos exposición a renta variable cambia en función de si esta inversión representa toda la cartera de inversión o solo una parte.

En ambos casos estamos hablando de inversores con un horizonte temporal de muy largo plazo, con la vista puesta en varias décadas hacia adelante, y con un grado de aversión al riesgo que no es elevado. En caso de inversores más conservadores y/o con horizontes temporales más cortos, el nivel de inversión en renta variable debería ser menor, pero la forma de instrumentarlo sería parecida. Convendría invertir menor porcentaje del patrimonio en fondos de renta variable o, alternativamente, dar un mayor peso a fondos mixtos.

Foto: Oficina de Banco Sabadell, durante el desconfinamiento de 2020. (EFE/Manuel Bruque)

Otro aspecto relevante a tener en cuenta es que, en la situación actual de bajos rendimientos de los bonos, inflación al alza y previsión de subidas de tipos, la parte que no se invierte en renta variable debe contribuir positivamente a la rentabilidad de la cartera. Puede ser con estrategias «market neutral» utilizando coberturas, con duración negativa o invirtiendo en bonos concretos que por circunstancias particulares ofrezcan elevada rentabilidad y riesgo bajo. En cualquier caso, esa parte de la cartera no puede representar un lastre y debe generar un retorno claramente superior al de la liquidez.

En definitiva, es evidente que Avantage Fund no desempeña el mismo papel para mi patrimonio que para el de otros partícipes con carteras más diversificadas. Por eso, como cualquier empresa de cualquier sector, nos hemos tenido que adaptar a lo que nos piden los inversores. Por este motivo, ahora también dirijo un fondo de renta variable con los mismos criterios de inversión.

Cada inversor debe decidir qué tipo de fondo le conviene en su caso. Dependerá del papel que tome en su cartera, de su horizonte temporal y de su nivel de aversión al riesgo.

Cotizaciones Inversores Renta variable
El redactor recomienda