Es noticia
Menú
¿Hasta dónde subirán los tipos de interés?
  1. Mercados
  2. Rumbo Inversor
Juan Gómez Bada

Rumbo Inversor

Por

¿Hasta dónde subirán los tipos de interés?

Partiendo de la situación actual, debemos ser conscientes de que la inflación se ha disparado en el último año tanto por factores puntuales como estructurales

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (EFE/Armando Babani)
Christine Lagarde, presidenta del BCE. (EFE/Armando Babani)

Hace unas semanas me preguntó un inversor hasta dónde espero que suban los tipos de interés. Mi respuesta fue que no tengo un nivel fijo en la cabeza. Le contesté que depende de la evolución de la inflación y de la actuación de los bancos centrales y le puse dos ejemplos para ilustrarlo:

Si la Reserva Federal subiera los tipos al 5% en su próxima reunión, muy probablemente cortaría las expectativas de inflación de golpe, metería al mundo en una recesión y en pocos meses tendría que bajar los tipos para reactivar la actividad económica. Por otro lado, si la Reserva Federal subiera los tipos al 5% cuando la inflación esté en el 15% no pararía la inflación, sino que seguiría alimentándola con unos tipos reales del -10%.

Son dos situaciones extremas respecto al consenso de mercado actual que nos muestran cómo una subida de tipos hasta un mismo nivel (5%) puede ser o no suficiente para contener la inflación. Entre estos dos extremos hay muchos grises. Voy a tratar de explicar hacia qué zona de la escala de grises considero que nos dirigimos y cuáles son los motivos.

Foto: Sede del BCE, en Fráncfort (Alemania). (Reuters/Wolfgang Rattay)

Partiendo de la situación actual, debemos ser conscientes de que la inflación se ha disparado en el último año tanto por factores puntuales como estructurales. Entre los factores que han supuesto un fuerte incremento de los precios en los últimos meses, y que difícilmente seguirán impactando de la misma manera en el IPC, están el precio de la energía y del transporte.

Entre los estructurales, destaca la expansión monetaria sin precedentes que sirvió para salir al paso tras el parón de la actividad que provocado por los confinamientos. La mayor oferta monetaria en el sistema está generando una apreciación del resto de bienes y servicios. Los factores estructurales harán que la inflación se mantenga muy por encima de los objetivos de los bancos centrales.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que seguimos manteniendo unas políticas fiscales y monetarias muy expansivas y probablemente continuarán siéndolo a medio plazo.

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters/Kourtoglou)

La política fiscal seguirá siendo expansiva por el gasto militar y por las necesarias inversiones en el ámbito energético para depender menos de Rusia y de otros países. Se pospondrán las subidas de impuestos y se adelantarán o crearán nuevas subvenciones. En una guerra, la economía es uno de los principales campos de batalla y los Estados deben mostrarse todo lo fuertes que puedan para que el enemigo tire la toalla.

En el ámbito monetario ocurre lo mismo. Vamos a utilizar la política monetaria también para financiar la guerra, pero con mano izquierda para no generar inestabilidad. En ese sentido, los bancos centrales subirán tipos de interés, pero dejando los tipos reales muy negativos.

Es importante no perder de vista que la política monetaria es mucho más expansiva con los tipos en el 2% y la inflación en el 7% que con los tipos en el 0% y la inflación en el 2%. En el primer caso, los tipos reales son del -5% y en el segundo de -2%.

En conclusión, el nivel que alcancen los tipos está por decidir y será una decisión de política económica. Decimos que queremos controlar la inflación, pero en el fondo tenemos otras prioridades. Todo apunta a que los tipos de interés oficiales subirán poco a poco, por detrás de la inflación, hasta que la prioridad de verdad sea controlarla. Cuando eso ocurra, cuando estemos dispuestos a dañar el crecimiento para controlar el aumento de los precios, estaremos cerca del fin de las subidas.

Hace unas semanas me preguntó un inversor hasta dónde espero que suban los tipos de interés. Mi respuesta fue que no tengo un nivel fijo en la cabeza. Le contesté que depende de la evolución de la inflación y de la actuación de los bancos centrales y le puse dos ejemplos para ilustrarlo:

Tipos de interés Bancos centrales
El redactor recomienda