Es noticia
Menú
¿Debemos vender ante la incertidumbre?
  1. Mercados
  2. Rumbo Inversor
Juan Gómez Bada

Rumbo Inversor

Por

¿Debemos vender ante la incertidumbre?

Es previsible que la «vuelta al cole» esté revuelta en la mayoría de los mercados y se inicie un proceso de «descubrimiento de precios» hasta que oferta y demanda se estabilicen

Foto: Bolsa de Madrid. (EFE/Vega Alonso)
Bolsa de Madrid. (EFE/Vega Alonso)

¿Qué va a ocurrir a la vuelta del verano? Muchos temen que en septiembre la dinámica de muchos mercados cambie por las subidas de tipos de interés, variaciones en los precios, presión al alza en salarios, cambios en las decisiones de consumo para ajustar ingresos y gastos…

Es cierto que en los últimos meses ha habido mucha volatilidad en las curvas de tipos de interés. Esos vaivenes han afectado a las bolsas; bonos; sector inmobiliario; créditos corporativos; hipotecas; créditos al consumo; operaciones corporativas; rondas de financiación de start-ups; etcétera.

Por otro lado, estamos viendo que la subida de precios de los bienes y servicios que consumimos no está siendo homogénea, ni lo va a ser. Los empresarios no saben cuánto deben subir los precios, ni cuánto pueden permitirse subir los salarios y los consumidores no tienen claro cuánta subida deben aceptar antes de marcharse a la competencia.

Foto: Un repartidor en Barcelona (Efe).

Es previsible que la «vuelta al cole» esté revuelta en la mayoría de los mercados y se inicie un proceso de «descubrimiento de precios» hasta que oferta y demanda se estabilicen.

En esta situación de incertidumbre, muchos ahorradores están decidiendo vender sus inversiones para, cuando se clarifique la situación, volver a invertir con más visibilidad. Esta decisión, que en principio puede parecer muy lógica, es un error para quienes invierten basándose en argumentos válidos a largo plazo.

Esos argumentos no funcionan con esa operativa: si vendemos cada vez que tenemos miedo y compramos cada vez que lo vemos «más claro», venderemos cuando las cotizaciones hayan caído y compraremos cuando hayan vuelto a subir. Además, estaremos traicionando a nuestros propios principios de inversión.

Avantage Fund, el fondo en el que he comprometido mi patrimonio ante notario, va a cumplir 8 años. Lo hace con una rentabilidad anualizada cercana al 8% y la acumulada supera holgadamente el 80% gracias a la capitalización compuesta. El fondo no ha sufrido bandazos en las inversiones cada vez que un miedo ha impregnado al mercado (Brexit; guerra comercial; desplome de las bolsas en 2018; pandemia; invasión de Rusia a Ucrania; etcétera). Si lo hubiera hecho, el resultado hubiera sido mucho peor.

Foto: Bolsa de Madrid. (EFE/Vega Alonso)

Es cierto que en cada una de esas situaciones he dedicado mucho tiempo a analizar las consecuencias. En ninguna de ellas, y en la actual tampoco, el escenario más probable era malo a largo plazo, por ello decidí mantener el rumbo, sin saber exactamente qué me iba a encontrar.

Esa sensación es la misma que tienen la inmensa mayoría de empresarios. Tienen que ir adaptándose a las circunstancias sin olvidar su visión de hacia dónde quieren ir. Ni ellos cierran las empresas cada vez que hay incertidumbre ni los inversores debemos vender cada vez que tenemos un temor. Ellos no quieren asumir el coste de cerrar la empresa y nosotros no debemos de cortar a la ligera el efecto de la capitalización compuesta.

Los empresarios y los inversores debemos estar siempre preparados para todo. No podemos agotar en ningún momento nuestro presupuesto de riesgo y debemos guardar capacidad de reacción. El camino no está definido a priori; el camino se hace al andar.

¿Qué va a ocurrir a la vuelta del verano? Muchos temen que en septiembre la dinámica de muchos mercados cambie por las subidas de tipos de interés, variaciones en los precios, presión al alza en salarios, cambios en las decisiones de consumo para ajustar ingresos y gastos…

Tipos de interés Créditos Vuelta al cole Rentabilidad
El redactor recomienda