Es noticia
Menú
Gestión activa: replantéate tus inversiones
  1. Mercados
  2. Rumbo Inversor
Juan Gómez Bada

Rumbo Inversor

Por

Gestión activa: replantéate tus inversiones

Los activos que sirven para proteger la cartera de inversión en caso de caídas de bolsa cambian según las circunstancias en que estas se produzcan

Foto: La bolsa la bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)
La bolsa la bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)

«Invierte una parte en renta fija y otra en renta variable. Cuando la bolsa suba, la parte invertida en renta variable impulsará tus ganancias y cuando la bolsa baje, los intereses que recibirás por la renta fija reducirán el volumen de tus pérdidas.»

Esta es la teoría y el motivo por el cual la mayoría de las carteras de inversión a nivel global es de tipo mixto. Es decir, incluye activos de renta fija y de renta variable.

Foto: El gran proyecto de lujo de Impar en Núñez de Balboa. (Impar Grupo)

Sin embargo, las premisas que justificaban la inversión de tipo mixto desaparecieron cuando la renta fija pasó a generar rentas negativas.

A pesar de ello, muchos inversores y la inmensa mayoría de entidades han seguido invirtiendo y ofreciendo productos de inversión como venían haciendo en décadas anteriores, sin replantearse si era o no lo correcto.

Cuando los bonos llegaron a ofrecer rendimientos negativos netos de gastos, seguía habiendo miles de millones de capital privado invertido en estos activos. En esos momentos la renta fija servía para perder si todo iba bien, para perder aún más cuando los tipos de interés subieran y para perder muchísimo más en el caso de que los emisores de los bonos quebraran.

Foto: David Broncano, en 'La resistencia'. (Movistar Plus)

¿Qué ha ocurrido? Que la inmensa mayoría de los inversores de este tipo de productos, como era previsible, está perdiendo dinero. Además, esa parte que «debe proteger» la cartera, en momentos como el actual de caídas de los mercados, en lugar de minorar las pérdidas las aumenta.

Puede no ser intuitivo, pero los activos que sirven para proteger la cartera de inversión en caso de caídas de bolsa cambian según las circunstancias en que estas se produzcan. En un entorno de tipos cero, cuando uno de los mayores riesgos de la cartera es que se deprecien las acciones por subidas de los tipos, la renta fija no ayuda. En este caso, lo que protege de verdad son las coberturas de tipos de interés. Esto es lo que ha mantenido en cartera Avantage Fund.

Y esto es lo que debería haber hecho la mayoría de los inversores si se hubieran replanteado la situación. Sobre todo, teniendo en cuenta que cubrir la cartera respecto a tipos de interés era prácticamente gratis. Si los tipos se mantenían constantes no se perdía, solamente generaban minusvalías si seguían profundizando en terreno todavía más negativo. Algo con muy poco sentido económico y tremendamente inflacionista.

Foto: El mayor parque solar flotante situado en un embalse de Alqueva, Portugal. (EFE/Paula Fernández)

Es ahora, a toro pasado y con suficiente perspectiva temporal, cuando se ve todo mucho más fácil, pero hace años que las rentabilidades negativas de los bonos chirriaban a la mayoría. No podemos taparnos los ojos en esos momentos, cuando la carretera deja de ser recta es más necesario que estemos atentos.

Los mercados cambian más de lo que parece y a menudo se llega a situaciones pasmosas: burbujas de todo tipo, bonos con tipos de interés negativos, bonos perpetuos con pago de intereses absolutamente discrecionales (CoCos), activos «tóxicos» que se venden a precios negativos y muchas más que vendrán. Por ello, mantener el sentido común a largo plazo aporta valor. Los inversores debemos replantearnos cada cierto tiempo si tienen sentido nuestras inversiones. ¿Cuánto estamos pagando y a cambio de qué?

«Invierte una parte en renta fija y otra en renta variable. Cuando la bolsa suba, la parte invertida en renta variable impulsará tus ganancias y cuando la bolsa baje, los intereses que recibirás por la renta fija reducirán el volumen de tus pérdidas.»

Renta fija Inversores Tipos de interés Renta variable Inversiones
El redactor recomienda