Es noticia
Menú
¿Le gusta a Obama el private equity?
  1. Mercados
  2. Secretos del Private Equity
Ignacio Sarría

Secretos del Private Equity

Por

¿Le gusta a Obama el private equity?

 Mientras el flamante senador Barack Obama pronunciaba su primer discurso como “Presidente electo” de la mayor potencia del mundo ante más de doscientas mil personas en

 

Mientras el flamante senador Barack Obama pronunciaba su primer discurso como “Presidente electo” de la mayor potencia del mundo ante más de doscientas mil personas en Chicago, en los cuarteles generales de las mayores sociedades gestoras de private equity se rumoreaba sobre las implicaciones que la nueva Administración demócrata tendrá sobre el private equity.

 

Es evidente que el candidato favorito por la mayoría de los ejecutivos de private equity no era el joven senador por Illinois, sino Mitt Romney, el gobernador de Massachussets que participó en las primarias por el partido Republicano. hasta que en el mes de febrero decidió retirarse de la carrera ante la inevitable candidatura del héroe de guerra “McCain”. Romney fue uno de los fundadores de Bain Capital, ubicada en Boston,  hace más de 25 años y en la actualidad es la octava mayor sociedad gestora de private equity del mundo y cuenta mas de 200 empleados en plantilla.

La mayoría de los analistas políticos predicen que la incontestable victoria del joven Obama conllevará una subida de impuestos para las rentas más altas, con el objetivo de ampliar la escasa cobertura social que históricamente ha identificado a la sociedad americana.

Sin embargo, uno de los aspectos que más preocupan a los gestores de private equity americanos es la posible revisión al alza del atractivo tratamiento fiscal de los incentivos que reciben cuando realizan con éxito las inversiones. De hecho, en un par de ocasiones el joven senador de Illinois ha expresado su deseo de revisar la fiscalidad de este tipo de incentivos.

A pesar de que los nuevos inquilinos de la Casa Blanca puedan revisar la fiscalidad, no parece preocupar mucho entre los principales gestores de private equity. De hecho, entre los principales ejecutivos de las mayores sociedades gestoras americanas que se ubican en ciudades de fuerte tradición demócrata como Nueva York, Boston, Chicago y San Francisco hay mucho simpatizante y notable contribuyente de fondos para la costosa campaña de Obama.

De hecho, uno de los mayores contribuyentes de las campañas de Rahm Emmanuel (conocido como “Rambo”) como congresista de Illionis, y recientemente nombrado jefe de Gabinete de la nueva Administración y amigo personal de Obama, ha sido la sociedad gestora de private equity Madison Dearborn Partners, ubicada en Chicago. Una vez más, parece que las voces del sector private equity tendrán muy buenos interlocutores en Washington DC.

Además, son muchos los ejecutivos que confían en que la esperada política exterior del nuevo equipo ayude a restablecer la deteriorada imagen de Estados Unidos en los últimos años, y facilite la captación de fondos de inversores extranjeros para invertir en Estados Unidos. Por todo ello, en muchas oficinas en Manhattan, Boston, Chicago y San Francisco se brindó el pasado martes hasta altas horas de la madrugada.

Ignacio Sarría, director general de Arcano Capital