Hablando técnicamente, está “todo el pescado vendido” en emergentes

Decía Warren Buffet que nunca se deben descartar los EE.UU. No recuerdo si se refería a su capacidad para competir, para reinventarse, como destino de inversión

Decía Warren Buffet que nunca se deben descartar los EE.UU. No recuerdo si se refería a su capacidad para competir, para reinventarse, como destino de inversión o todo a la vez, pero, como en casi todo lo que dice este hombre, suele tener razón.

El público “flipa” con lo nuevo. Es lógico. Lo más “fashion” en los últimos años han sido los mercados emergentes. Nosotros hemos sido de los más entregados a esas economías jóvenes y llenas de vigor que en lugar de hacer del Monopoly su modelo de negocio se dedicaban a fabricar productos a precios competitivos y venderlos por el mundo.

O a extraer materias primas que devoraban otras economías emergentes. Tan entregados hemos estado que les hemos dado un peso en nuestras recomendaciones que sorprendieron a más de una mente excesivamente ortodoxa. La verdad es que no nos costó nada cambiar el modelo español de caja de ahorros, promoción inmobiliaria y de “el ladrillo nunca baja” por el modelo basado en la competitividad exportadora, la agresividad comercial y/o la venta de materias primas. Somos así de antiguos a la hora de decidir dónde está el negocio.

Antiguos, sí, y por lo tanto y aunque parezca contradictorio, “fans” de los emergentes. Y no es contradictorio. Lo lógico es que el viejo -español y europeo, en este caso-,admire y respete la fuerza y el dinamismo del joven. Pero no hay que enamorarse nunca de un negocio y hasta los mercados más interesantes pueden tomarse un respiro. Y los inversores unas vacaciones. Esto es lo que pensamos en Profim cuando a principios de año analizamos los mercados emergentes. Por supuesto que iban a seguir siendo lo más interesante a largo plazo, pero ¿y a corto o medio plazo?

Un proceso tan fuerte de crecimiento acaba generando inflación. No es que hayan hecho nada mal, es que es así. De hecho, las autoridades económicas de países como Brasil o India decidieron hacer lo correcto: levantar el pie del acelerador. ¿Cómo? Subiendo los tipos de interés. Se trataba de ir reduciendo gradualmente la velocidad para no tener que pisar violentamente el freno en el futuro. Perfecto.

Pero esto tenía una consecuencia para el inversor: las bolsas descuentan crecimiento futuro, y si este se frena no hay nada que descontar hasta que se vuelva a pisar el acelerador. Hablando técnicamente, está  “todo el pescado vendido”. Así que recomendamos abandonar temporalmente gran parte de los emergentes -conexcepciones puntuales, como Rusia, por el peso de petróleo y materias primas en su economía-  e irse de vacaciones a un mercado donde no estuviera tan descontado el potencial de crecimiento económico y el aumento de beneficios empresariales (Ver, por ejemplo, nuestro post  del 29 de enero “¿Dónde va Vicente?”)

¿Y qué país tiene capacidad para aprovechar una recuperación global, fabricar productos competitivos a nivel internacional, una economía dinámica que no necesita reformas estructurales de calado, un razonable liderazgo político y, además, carece de cajas de ahorros “gestionadas” por políticos?

Pues el país de Warren Buffet, por supuesto. Es el país que hace las máquinas que extraen las materias primas que demanda China (Caterpillar), es el país que hace la pasta de dientes que usan cada vez más los ciudadanos de India -Colgate hace un modelo especial de tamaño y precio reducido exclusivamente para dicho país-, y es también el país que “imagina” Google o Facebook. Ahí es nada.

Sólo quedaba comprobar si el mercado ya había descontado esta hipótesis. Pues no, no era ni es todavía el caso. Como de hecho son muchos los interrogantes que penden sobre los EE.UU. (lastre financiero, dudas sobre el rating de la deuda, precio del petróleo, etc.), el mercado no se ha atrevido a descontar todo lo que Norteamérica puede hacer en un escenario de economía global en claro proceso de recuperación (España es desgraciadamente la excepción, no la regla).

Todavía no se ha reflejado totalmente en los precios de la renta variable norteamericana, aunque ciertamente lo mejor ya ha pasado, pues en los mercados el que más gana es el que antes se da cuenta de las cosas (y no se guía solamente por rentabilidades pasadas). Y no hemos sido los únicos, obviamente.

Fuimos criticados por esta decisión. “¿Cambiar emergentes por EEUU?”. De hecho, cuando investigamos un poco nos dimos cuenta de que nadie hacía algo parecido, nadie reducía su inversión en emergentes. De hecho, muchas casas conocidas recomendaban aumentarla. Pues ya ven: el “viejo”Dow Jones sube un +10,24 % en el año, mientras que el índice MSCI Emerging Markets cae un -5,6 %. Y los BRIC, un -5,79%. Es cierto, todavía no ha acabado la liga bursátil, pero estamos a mitad de temporada y, sinceramente, los escépticos y los que se guían por rentabilidades pasadas para recomendar fondos (por eso le han recomendado emergentes este año) lo tienen crudo. Al igual que en la Liga de fútbol, este tipo de remontadas no son fáciles, especialmente si el líder es un equipo como el Barça.

Obviamente hay bolsas emergentes que suben, pero aquí no estamos hablando del Este de Europa, que es un modelo de negocio muy diferente al indio, al asiático o al latinoamericano, las estrellas emergentes de años anteriores. Es más, es pública y notoria nuestra apuesta por excepciones como Rusia. También sabemos que Corea -que no hemos recomendado- ha subido más que el Dow o el SP 500, pero quien haga esa comparación es que no tiene ni idea de qué van los mercados.

 Vamos, que no se pueden comparar churras con merinas, si me permiten el refrán. Al igual que quien diga que lo que ha ganado el Dow se lo ha llevado por delante el dólar, pues significa que no sabe que hay multitud de fondos que cubren el efecto divisa. No hagan Uds. caso de quienes solo viven de la crítica. No aportan nada. Como  decía Van Gaal cuando se enfadaba con los periodistas: “¡siempre negatifos, nunca positifos!”.

Feliz puente.

Telón de Fondo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios