Ha llegado el momento de hacer cartera para su hija

Mi trabajo es mirar a futuro. Así que vayamos al grano. ¿Qué le respondería hoy a un padre que me preguntara por una cartera para cuando se case su hija?: China, Europa e India

Foto: Bolsa de China (Efe)
Bolsa de China (Efe)

Hará aproximadamente doce años, un señor llamó a un programa de televisión y me hizo la siguiente pregunta: “tengo una hija pequeña y quiero hacerle una cartera de fondos de inversión para dársela cuando se case. Como ayuda para cuando se vaya de casa. ¿Qué debería comprar?”

Tardé un segundo en responderle: cómprele fondos que inviertan en mercados emergentes.

Ha sido una de las preguntas más fáciles que he tenido que responder en mi vida. A corto plazo intervienen muchos factores en la evolución de las bolsas, pero a largo plazo siempre reflejan la evolución y expectativas futuras de la economía. Y no hacía falta ser un genio para ver que las expectativas de crecimiento de las economías emergentes eran mayores que las de España o Europa, que sería el mercado “natural” de este señor.

Pese a que últimamente las bolsas emergentes están de capa caída como consecuencia de la pausa que se está tomando China en su crecimiento – motivo por el cual hace ya tiempo que recomendé centrarse temporalmente en EEUU y Europa, como pueden comprobar en Back to the USA” (Enero de 2013) y La hora de Europa II” (Septiembre de 2013) - aun así, a día de hoy, el MSCI EM – índice de referencia de los mercados emergentes – lleva acumulada una rentabilidad desde el año 2003 del 131% y ha llegado a alcanzar un 232% en su mejor momento. En ese periodo el Eurostoxx 50 sólo ha subido un 68,5%.

La tendencia ludópata de los chinos genera una oportunidad única

Todo esto pertenece al pasado. Y mi trabajo es mirar a futuro. Así que vayamos al grano. ¿Qué le respondería hoy a un padre que me hiciera la misma pregunta que me hizo ese señor hace doce años?

De nuevo no tendría la menor duda. Invertiría en

  1. Europa

  2. En el índice Hang Seng de la bolsa de Hong Kong

  3. En India.

Obviamente a través de fondos de inversión, que es la forma más sencilla y fiscalmente eficiente de invertir (no pagará impuestos hasta que Ud. - o su hija - decidan vender).

Por oportunidad

La incompetencia de los políticos - en Europa - y los excesos de los inversores - en China – son quienes generan la oportunidad de entrada en esos mercados.

Pero en el caso Europeo y Chino no es fácil establecer el “timing” de entrada. En el primero porque estamos pendientes de si los griegos, en vista del éxito de su estrategia, se vienen demasiado arriba y se les va la mano y acaban en el dracma. En cuanto a China, el Gran Casino de Shanghai – la bolsa del interior – puede tardar todavía en depurar sus excesos. Pero, como veremos, no buscamos ese mercado, si no aprovechar el efecto de su implosión sobre la bolsa de Hong Kong, bastante más seria y adecuada a nuestro propósito. Dado que el casino de Shanghai ya se parece lo suficiente a un manicomio, tampoco tendremos que esperar mucho para compra los fondos “chinos” de la cartera de nuestra hija (que por limitaciones legales invierten sobre todo en el Hang Seng, que es lo que nos interesa).

En India la oportunidad la ha creado el pueblo al dar mayoría absoluta a un primer ministro reformista

En cualquier caso, si nos equivocamos en el “timing”, una diferencia del 5% en la compra se diluye si estamos mirando a quince años vista. En cuanto a la idea de invertir en China, si bien fui de los primeros estrategas de inversión en llamar la atención sobre sus problemas y la caída del crecimiento en artículos como “¿Es posible que China entre en deflación?”, también lo es que de aquí a quince años la cosa habrá cambiado mucho. Y hoy hablamos de invertir a largo plazo.

Y aquí viene lo bueno: la tendencia ludópata de los chinos genera una oportunidad única porque, para tratar de controlar la explosión de la burbuja del casino, las autoridades han puesto todo tipo de límites a la venta de acciones en Shanghai. Muchos jugadores – perdón, inversores, especialmente los que estaban invirtiendo apalancados (a crédito), venden lo que tienen en Hong Kong – que es un mercado mucho más liquido – para atender los “margin call” del casino de Shanghai.

Eso crea la oportunidad de invertir en China, uno de los países que más crecerá en los próximos quince años, pero a través de un mercado serio con un descuento que se produce por una circunstancia única. La bolsa de Hong Kong es un mercado avanzado creado por los ingleses, con prácticas contables que nada tiene que ver con las de Las Vegas – perdón - las de Shanghai-.

En India la oportunidad la ha creado el pueblo al otorgar mayoría absoluta a un primer ministro claramente reformista y que parece que se ha dado cuenta de que la apertura a la inversión exterior y las reformas son el camino para poner en marcha el enorme potencial de crecimiento del país. Si Modri consigue su objetivo, dentro de 15 años la economía India será muy diferente de la de ahora y habrá crecido en el periodo a un ritmo incluso mayor que el de China.

Porque lo valen

El PER del Gran Casino de Shanghai era de 33 veces beneficios antes de meterse el porrazo que se ha metido. Y sigue siendo alto. El de Hong Kong es de 10. El de Europa, 15. El PER de la bolsa norteamericana es de 17,5 veces. El PER es una medida de valoración comúnmente aceptada. A mayor, más caro está el mercado (lo que no significa que no tenga margen de subida (aunque a 33 era más bien poco probable que siguiera). Y viceversa. Comparado con la media histórica Hong Kong es un chollo, Europa está barata – y con expectativas de crecer – e India está más cara (23). Pero su potencial de crecimiento es muy superior y los flujos financieros le favorecen, lo que entendemos justifica un múltiplo mayor.

Por el dividendo

Otra buena forma de ver si una bolsa está cara o barata es comparar el dividendo con el rendimiento de otros activos. El caso más llamativo es el europeo. Actualmente el dividendo anual medio en Europa es del 3,5%. Los tipos de interés oficiales están a cero, un bono europeo a 10 años ofrece una rentabilidad entre el 0,72% de Alemania y el 2,16% de España. Los depósitos dan “cero coma”. Busque, compare y si encuentra algo mejor, compre. Y si se eligen mínimamente bien los valores - para eso está el gestor del fondo - los dividendos aumentan con el tiempo, no son renta fija.

Por el crecimiento

Europa ahora no crece o más bien poco. Pero para cuando crezca seriamente ya habrá subido la bolsa. En las bolsas hay que adelantarse al crecimiento, no subirse a él. La economía europea saldrá adelante pese a sus políticos, con o sin Grecia. Ud. puede comprar barato “gracias a” los políticos. La economía la conforman empresas y trabajadores. Un español, un alemán o un francés no son más tontos que un norteamericano. Simplemente tienen que hacer frente a más trabas burocráticas, impositivas y administrativas.

En cuanto a China, si hay algo seguro es que seguirá creciendo por encima de la media de los países avanzados. Y si el cambio de modelo impulsado por las autoridades funciona - en el sentido de un crecimiento que se base más en el consumo interno – imaginen. Como consuman igual que especulan la cosa puede ser impresionante. Además, el cambio de modelo no significa que dejen de exportar o construir centrales nucleares, autopistas o puentes. En cuanto a India ya hemos comentado antes de donde puede venir su crecimiento.

Como no soy griego, dentro de 15 años todavía estaré trabajando (aunque me quedara muy poco para jubilarme) Si lo que he dicho hoy aquí resulta erróneo estaré todavía en activo y podrán pedirme cuentas. Pero estoy seguro que no será necesario.

¡Que tengan un buen fin de semana!


Telón de Fondo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios