Cuidado con el valor en épocas de crecimiento

El calificativo 'de valor' no tiene nada que ver con la valentía del gestor. Viene del inglés 'value' y se refiere a la habilidad del gestor para encontrar valor en empresas cotizadas

Foto: Venta de un fondo de inversión en una sucursal bancaria.
Venta de un fondo de inversión en una sucursal bancaria.

El error más típico que se comete a la hora de elegir un fondo de inversión es basarse únicamente en rentabilidades pasadas. Por eso me llamó la atención leer recientemente la recomendación de un analista 'independiente' —y teóricamente experto— recomendando insistentemente un fondo de los conocidos como 'de valor'.

Hasta que la nueva directiva europea sobre inversiones esté plenamente implantada, los inversores están sujetos al riesgo que suponen las recomendaciones de analistas que se dicen independientes pero cuyas empresas cobran de las gestoras de fondos. Y, hasta que la implementación de la ley lo prohíba definitivamente, deben ser cautos respecto de las recomendaciones de analistas que en realidad son distribuidores. Lo que tuvo su justificación y su lógica hace años, cuando era necesario un periodo de transición, ahora es totalmente inaceptable.

Que fácil es decirle a alguien que, tras un sesudo análisis, has llegado a la conclusión de que ese fondo que lo ha hecho tan bien durante los últimos años es el que debe comprar. El asesorado ve que, efectivamente, aquello ha ido muy bien y lo compra (aunque se pregunta para qué narices necesita un analista si es tan fácil como elegir el que mejor lo ha hecho en los últimos años).

El analista no es independiente, la mayor parte de los ingresos de la empresa para la que trabaja provienen de comisiones por venta de fondos

El fondo recomendado es del tipo 'de valor', un estilo de gestión que está muy de moda, lo que, unido a la supuesta 'independencia' del analista, tranquiliza e ilusiona a nuestro inversor.

Pues no sabe cómo siento aguarle la fiesta, pero casi nada de lo que le han contado es lo que parece. El analista independiente no es independiente, porque la mayor parte de los ingresos de la empresa para la que trabaja provienen de comisiones por venta de fondos de inversión. Y no exagero si le digo que no es descabellado pensar que ese fondo podría retroceder más comisión que otros. Peor todavía: durante los próximos años, el fondo que le han recomendado tiene muchas probabilidades de no estar entre los mejores.

Los gestores de valor se mueven mejor en épocas de bajo crecimiento, y entramos en un periodo en el que, por ejemplo, la eurozona empieza a crecer

El calificativo 'de valor' no tiene nada que ver con la valentía del gestor. Viene del inglés 'value' y se refiere a la habilidad del gestor para encontrar valor en empresas cotizadas. En otras palabras: es alguien que sabe detectar gangas. Pero las gangas solo aparecen después de un periodo prolongado de caída bursátil. Es como si bajara la marea: aparecen cosas que no se veían con la marea alta. En este caso, lo que aparecen son auténticos 'chollos' bursátiles.

El gestor de valor aprovecha las grandes caídas para comprar gangas. Luego, cuando ha mejorado la situación del mercado, esos valores son los primeros en subir, porque los inversores, que vuelven con miedo, tienden a comprar valores de empresas sólidas y, a ser posible, con buenos resultados y dividendos. El gestor de valor se beneficia de esa tendencia, porque compró primero. Al cabo de unos años, está en cabeza de la clasificación.

¿Pero qué ocurre cuando desaparecen las gangas? ¿Qué ocurre cuando el mercado se recupera? Pues es como si al corredor de Fórmula 1 especialista en suelo mojado le sale el sol a mitad de la carrera: ya no está en su terreno. Y ese es exactamente el escenario en el que hemos entrado desde hace algo menos de un año, un terreno donde funciona mejor el Nasdaq —índice tecnológico y por lo tanto más 'de crecimiento'— que el Dow Jones.

Ojo: si el zapatero les recomienda mocasines para el campo, es porque cobra por distribuir mocasines y en las botas no lleva comisión

La realidad molesta, pero es peor vivir en un paraíso artificial: solo está bien mientras dura y más duro es el despertar. A mí me sería mucho más fácil recomendar un fondo de un gestor y un estilo de gestión que esté de moda, pero a ustedes les haría un flaco favor. La economía es cíclica y a los ciclos de valor les siguen ciclos de crecimiento. Los gestores de valor se mueven mejor en épocas de bajo crecimiento, y ahora entramos en un periodo en el que, por ejemplo, la eurozona sale de su particular letargo y empieza a crecer. Y también estamos en un periodo de revolución, la revolución digital, que es un entorno adecuado para modelos de negocio orientados al crecimiento.

No es que sean peores los fondos de valor que los de crecimiento. Para nada. Eso sería como decir que son peores las botas que los mocasines. Lo que ocurre es que las botas son mejores para el campo y los mocasines, para una recepción. Y ojo: si el zapatero les recomienda mocasines para el campo, es porque cobra por distribuir mocasines y en las botas no lleva comisión.

Telón de Fondo

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios