El discreto encanto de las correcciones

Desde que 'los Pedros' se hicieron con la atención de la comunidad financiera, lo que espera la mayoría es que el mercado baje, para poder entrar y participar

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Una de las consecuencias del auge de los 'Pedros' es que ahora hay miles de inversores esperando una corrección.

Desde que trabajo en los mercados, lo que siempre han querido los inversores es que las bolsas suban. Pero desde que los 'Pedros' se hicieron con la atención de la comunidad financiera, lo que espera la mayoría es que el mercado baje, para poder entrar y participar, aunque sea un poco, de la fiesta.

¿Quiénes son los 'Pedros' y qué tienen que ver con que tanta gente se haya perdido uno de los mercados alcistas más largos de la historia? Son gente que habla o escribe en los medios y participa en las redes sociales y hace tiempo se dieron cuenta de que la máxima periodística de que lo que vende son las malas noticias es de aplicación en los mercados. Si de lo que se trata es de llamar la atención, nada como anunciar la caída de las bolsas, los bonos o cualquier otro activo financiero. Y algún día aciertan, claro, como Pedro el del cuento del lobo. Porque los mercados suben y bajan. Pero esta vez el 'timing' les ha fallado de forma espectacular (ver 'De profesión, Pedro el del lobo').

Sin entrar a analizar por qué la gente prefiere escuchar a un pesimista profesional en lugar de a un profesional objetivo, la realidad es que, a día de hoy, quienes hablan de burbujas, desastres y represiones financieras tienen más seguidores que quienes han acertado prediciendo un mercado alcista de proporciones históricas. La consecuencia es que nunca tantos se perdieron tanto.

La mala noticia es que en un mercado tan fuerte es difícil asistir a una corrección importante que sirva para entrar a precios atractivos

Para ellos, la mala noticia es que en un mercado tan fuerte es difícil asistir a una corrección importante que sirva para entrar a precios atractivos. Hay tanta gente esperando para entrar que enseguida entra dinero. Y me refiero concretamente a las bolsas. Los bonos ya tuvieron su espectacular mercado alcista y mucha gente se lo perdió, en este caso porque los 'Pedros' les hablaban de “represión financiera” y “riesgo asimétrico”. Sonaba muy bien, pero, mientras tanto, el valor de los fondos de renta fija subió durante la friolera de 30 años.

Volviendo a la renta variable, la 'buena noticia' es que sí que habrá correcciones. Puede que no sean importantes, pero sí suficientes para que los que se han quedado fuera puedan entrar con un pequeño descuento y, sobre todo, participar de lo que pueda quedar de mercado alcista.

Habrá correcciones para que los que se quedaron fuera puedan entrar con un pequeño descuento y participar de lo que queda de mercado alcista

Si usted es uno de los ahorradores e inversores que pensaron que si alguien anunciaba el fin del mundo bursátil sus motivos tendría y siguieron sus consejos, le sugiero el siguiente plan de acción:

Vaya entrando ya mismo. Puede empezar por la bolsa europea, que ha subido menos que la norteamericana. Así se sentirá más seguro. Yo creo que la bolsa USA va a seguir subiendo, pero siempre da seguridad pensar que se entra en un mercado que no lleva tanto tiempo al alza, como es el europeo.

Mantenga un considerable porcentaje en liquidez. Más de lo que correspondería a su perfil de inversión. Como he comentado en artículos anteriores —y en mi informe de mercado—, hay fondos que sustituyen muy bien a los depósitos. No es necesario esperar a que haya una corrección con el dinero esperando al 0% de rentabilidad. Se puede esperar con una TAE de entre el 1% y 2% sin mayor problema.

Es obvio que queda menos potencial de subida. ¿Un año?, ¿año y medio?, ¿dos? (si hay una corrección importante entre medias). Habrá que seguirlo y valorarlo, y ahí es donde se va a ver la pericia del asesor, porque cuando todo sube, hasta el más tonto hace relojes. Pero, como digo, ese es trabajo del asesor. Y si, como me dijo hace poco un cliente, su asesor es 'un poco Pedro', cuando le diga que el mercado ya no va a subir más, espere usted un poco más antes de salir. Y si es 'muy Pedro', espere a que haya cambiado de bando. Y entonces salga.

Lo bueno de las correcciones es que frenan los excesos. Antes de que explote una burbuja, lo normal es asistir a subidas encadenadas del 2-3%

Lo realmente bueno de las correcciones es que frenan los excesos. Antes de que explote una burbuja, lo normal es asistir a subidas encadenadas del 2% o 3% diario. Lo que estamos viendo ahora es más moderado y va acompañado de pequeñas correcciones y periodos laterales que enfrían el motor. Buena señal.

Bienvenidas sean, por lo tanto, las correcciones. Y si son de cierta magnitud, mejor. Su presencia limita el riesgo de que se formen burbujas e incrementan la duración del mercado alcista.

Telón de Fondo

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios