Les propongo un plan (de pensiones)

Este año es un poco complicado. Aun así, o precisamente por eso, les voy a contar algunas ideas que han estado presentes en las reuniones de los analistas a la hora de elegir

Foto: (iStock)
(iStock)

Llegan las Navidades y con las Navidades llega el momento de aportar dinero al plan de pensiones. En realidad la aportación debería realizarse en función del mercado, es decir, aprovechando algún tipo de corrección. O para “subirnos” a una tendencia alcista incipiente, sea o no a fin de año. Pero la realidad es que la mayoría de las aportaciones se hacen ahora y ahí tenemos que estar los asesores para ayudar a tomar la decisión.

El año pasado fue fácil. Coincidió con una fuerte caída de los principales índices bursátiles. Si vamos a invertir a largo plazo, nada como aprovechar una caída de más del 20%. Y así se lo recomendé desde estas páginas.

( “Oportunidad en planes de pensiones de renta variable”, 19 de Diciembre de 2018).

Este año es un poco más complicado. Aun así, o precisamente por eso, les voy a contar algunas ideas que han estado presentes en las reuniones de los analistas de Nextep a la hora de elegir entre toda la oferta que hay en el mercado español, considerando no la rentabilidad pasada, sino las expectativas de evolución de los mercados a medio y largo plazo.

Vaya por delante que en nuestro caso no hay interés alguno en colocar un determinado producto. Somos independientes y no cobramos comisiones de los productos que recomendamos. Por ese mismo motivo tampoco hacemos regalos. De hecho, nuestro primer consejo es que tenga cuidado con los regalos, porque esa vajilla o ese jamón puede ser los más caros que pague en su vida.

El segundo consejo es que utilice el sentido común. Lo último que debe comprar si su intención es invertir a largo plazo es aquello que esté carísimo. La renta fija europea - los bonos - llevan subiendo 30 años, lo que significa que los tipos de interés llevan 30 años bajando. Un bono español con vencimiento a 10 años daba un 11% hace treinta. Ahora el cupón es del 0,43%.

[Cuidado con la letra pequeña en la campaña de las bonificaciones por traspaso]

Si lo que nos queremos asegurar es una “pensión” estamos hablando de asegurarnos una rentabilidad, es decir, un tipo de interés. Con ese nivel de rentabilidad —que en el caso del resto de bonos europeos es incluso más bajo —y las elevadas comisiones que se aplican en España, es imposible ganar dinero, salvo que siguieran bajando los tipos de interés. Esto último parece poco probable. Tengo claro que van a estar bajos mucho tiempo, pero de ahí a bajar mucho más hay un trecho. Y si nos faltan, por ejemplo, diez años para jubilarnos, el riesgo de que haya una subida de tipos en el mercado de bonos es real. Podría ocurrir que un plan de pensiones de renta fija se tire años sin darnos nada y que en algún momento perdamos dinero si repuntan los tipos de interés.

En renta variable es también relativamente fácil la elección. Eso que le cuentan de que “la bolsa está muy cara” es una simplificación/justificación promovida normalmente por quienes se han quedado fuera del “rally” bursátil de los últimos años. La respuesta correcta sería que hay bolsas caras, como puede ser la norteamericana, pero con capacidad de crecimiento, y que hay bolsas como pueden ser las europeas o las asiáticas que no están en absoluto caras.

Aquí no tengo espacio para mostrarles todo nuestro análisis, pero les dejo un dato sobre el que llevo tiempo insistiendo: el dividendo medio en Europa es superior al 3,5% anual. Es muy atractivo y permite compensar la falta de cupón de la renta fija con el dividendo de la renta variable. Nuestros abuelos se jubilaban con los alquileres de sus pisos y “cortando el cupón” de sus acciones. Y no les iba mal. Hay planes de pensiones que se gestionan con esta filosofía.

Para los más jóvenes —que en planes de pensiones son menos de 50 años— estamos sugiriendo productos que inviertan una parte de su cartera en países como Estados Unidos o China. Nuestra sugerencia es que eviten la bolsa española. Gracias a los monarcas/políticos de entonces nos perdimos la revolución industrial y los políticos de ahora nos condenan a perdernos la revolución digital. Eso tendrá consecuencias negativas muy duraderas para la economía española. Afortunadamente sus ahorros no tienen porque quedarse de meros espectadores en este importantísimo cambio.

Y, por supuesto, mil ojos con las comisiones. Que no sea que usted y su plan de pensiones quienes salven la cuenta de resultados del banco. Y se lo digo en serio: ahora que el negocio tradicional de la banca no funciona, donde aprietan es en las comisiones de los fondos de inversión y de los planes de pensiones. Así que cuidado con el precio de esa vajilla “de regalo”.

Telón de Fondo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios