Esta tendencia todavía es una oportunidad única
  1. Mercados
  2. Telón de Fondo
Víctor Alvargonzález

Telón de Fondo

Por

Esta tendencia todavía es una oportunidad única

Quienes les dijeron a los inversores que no invirtieran por el riesgo de una nueva crisis les dicen ahora que no lo hagan porque viene la inflación

placeholder Foto: Bolsa de Madrid. (EFE)
Bolsa de Madrid. (EFE)

Son muy pocos los mercados alcistas de largo plazo que puede aprovechar un inversor a lo largo de su vida. De hecho, se cuentan con los dedos de una mano. Y sobran dedos. Por eso es una pena perdérselos.

Los profesionales del sector financiero de mi generación hemos vivido uno y medio, pero realmente solo hemos disfrutado uno. El primero, que empezó en los años 80 y acabó en el 2000 (con la explosión de la burbuja.com) solo lo disfrutamos a medias, al menos los que empezamos a trabajar a finales de la década de los 80.

El siguiente mercado alcista de muy largo plazo empezó tras la crisis financiera de 2008 y dura hasta hoy. Ese es el que hemos podido disfrutar plenamente hasta la fecha.

Foto: Pantallas del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid. (EFE)

Pero si los que nos dedicamos a esto solo hemos podido disfrutar un súper ciclo alcista y medio, la mayoría de los inversores lo ha tenido peor: solo han podido acceder a uno. Como no se empieza a invertir hasta que empiezas a ahorrar y normalmente eso no ocurre hasta pasados los 40, los inversores y ahorradores de mi generación solo han podido disfrutar el súper ciclo que empieza en 2009 y dura hasta hoy.

En mi News Letter “Los Cuadernos Del Mercado” de diciembre de 2017 insistí en mi teoría de que estábamos —y estamos— en un súper ciclo bursátil.

Desgraciadamente, por aquellas fechas lo que “vendía” y atraía clientes y seguidores era hablar de “la crisis” —que volvería— y “la burbuja” —que explotaría—, lo cual evidentemente aconsejaba evitar la inversión en renta variable. Obviamente mi teoría del súper ciclo quedó totalmente diluida y limitada a los entonces pocos suscriptores de “Los Cuadernos”. Menos mal que quedó por escrito. La tienen en la hemeroteca de mi web personal. Les recomiendo leerla, porque el planteamiento sigue en vigor (y el acceso a los artículos antiguos es gratuito).

La mayor parte de los inversores no solo se perdió la primera parte del súper ciclo alcista, sino también la segunda

El resultado de tanta “crisis” y tanta “burbuja” fue que la mayoría de los inversores no solo se perdieron la primera parte de dicho súper ciclo alcista, sino que también se han perdido la segunda, que empieza a mediados de 2017 y finaliza con la llegada del virus.

Ahora estamos en la tercera “pata” del súper ciclo bursátil del que hablaba en aquellos “Cuadernos”. La mayoría de los inversores se ha perdido dos terceras partes, pero todavía tienen la oportunidad de aprovechar la última. Probablemente sea algo menos rentable que las otras dos y probablemente también algo más corta, pero aun así merece sobradamente la pena aprovecharla.

Tengamos en cuenta que entramos en ella con una inundación de liquidez y planes de estímulo económico sin parangón en la historia. Y justo cuando la competencia, que suele ser la renta fija, ha dejado de serlo y cada vez lo será menos. Y, al menos por el momento, lo mismo se puede decir del oro.

Foto: Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE) Opinión
Inflación, objetivo cumplido
Víctor Alvargonzález

Quienes les dijeron a los inversores que no invirtieran por el riesgo de una nueva crisis y la burbuja que les iba a explotar nada más empezar a invertir les dicen ahora que no lo hagan porque viene la inflación. Si les hacen Uds. caso, el resultado será el mismo que en las dos ocasiones anteriores: se perderán lo que queda del súper ciclo bursátil. Y, como nos enseña la historia, no habrá otro en mucho tiempo.

También les dirán que el mercado está “muy caro” (como cuando “la burbuja”). Eso es una simplificación. Lo que ha subido como la espuma es la tecnología. Y solo hay que mirar a nuestro alrededor y a nuestra forma actual de vivir para entender que lo ha hecho por motivos más que justificados. El resto del mercado no está ni mucho menos tan caro, sobre todo si consideramos la mejora que tendrán los beneficios empresariales como consecuencia del fuerte rebote económico que se va a producir con la salida de la pandemia.

Ya que les vamos a dejar a nuestros hijos y a nuestros nietos esta terrible deuda, dejémosles también algún patrimonio para pagarla

Hemos endeudado a nuestros hijos y a nuestros nietos hasta niveles que les resultarán insoportables, pero a cambio el crecimiento económico “apalancado” (basado en el endeudamiento) está garantizado en el medio plazo. Ya que les vamos a dejar esta terrible deuda, dejémosles también algún patrimonio para pagarla.

Y si les dicen que tiene que haber una gran corrección, recuérdenles que ya la ha habido. De más del 40%, para ser exactos. Como consecuencia de la llegada del covid.

Evidentemente este súper ciclo alcista acabará tan mal como los anteriores. Pero sería un grave error no aprovechar lo que le queda. Si mi teoría del súper ciclo es cierta —y hasta ahora lo ha sido—, la tercera pata merece la pena. Luego, según vaya madurando, iremos reduciendo la exposición al riesgo.

¿Y donde llevaremos el dinero? Pues a todo aquello que subirá cuando caigan las bolsas. Porque siempre que cae un activo financiero suben otros. Y hoy en día con fondos de inversión y ETF podemos invertir en cualquier activo, sector o país. Incluso apostar contra ellos. Pero ya cruzaremos ese puente cuando llegue. De momento lo que “toca” es sacarle partido a lo que queda del súper ciclo de acuerdo a la capacidad de asunción riesgo de cada inversor.

Inversores Sector Financiero Renta variable Fondos de Inversión Renta fija
El redactor recomienda